Wounded Knee, la masacre navideña del Séptimo de Caballería


ABC.es

  • El 29 de diciembre de 1890, este regimiento acabó con la vida de 290 indios. La mayoría eran mujeres y niños desarmados
Aspecto de Wounded Knee tras la masacre - ABC

Aspecto de Wounded Knee tras la masacre – ABC

Una unidad heroica que siempre estaba dispuesta a lanzarse a la carga contra los «pieles rojas» al son de la corneta. Gracias a los largometrajes de Hollywood, así es como vemos a día de hoy al Séptimo de Caballería, el famoso regimiento creado a mediados del siglo XIX para defender las fronteras de EE.UU. de los nativos americanos. Pero la realidad es que -aunque esta unidad tuvo actuaciones destacadas como la que protagonizaron un centenar de sus hombres luchando hasta la muerte contra miles de indios en Little Bighorn– su historia está plagada también de momentos oscuros. Uno de ellos fue el que sucedió, precisamente, el 29 de diciembre de 1890 cuando un destacamento de estos jinetes asesinó a sangre fría a casi 300 siouxs -la mayoría desarmados- cerca del arroyo deWounded Knee, en Dakota del Sur.

Esta triste masacre (cuyo 125 aniversario se celebrará mañana) pone de manifiesto que, detrás de la idílica conquista del Oeste americano que se nos ha contado, se sucedieron también todo tipo de excesos contra los indígenas fomentados por la gran repulsa que los colonos sentían hacia los indígenas. «A finales del XIX, y tras la derrota de Little Bighorn, el odio hacia los nativos se generalizó. El ejército empezó entonces a acosar a las tribus indias con gran contundencia para deportarlas a reservas, territorios en los que vivían en condiciones miserables», explica a ABC Victoria Oliver, doctora en Historia y autora de «Pieles rojas. Encuentros con el hombre blanco» (Edaf, 2015). Esta aversión hizo, además, que los militares iniciasen una campaña contra los jefes de las principales tribus para evitar revueltas inesperadas.

Así fue como, el 15 de diciembre de 1890, el ejército norteamericano acabó con la vida del conocido cabecilla local Toro Sentado en la reserva deStanding Rock. El suceso hizo que otro de los líderes que se hallaba en aquellas tierras, Pie grande, decidiese huir por miedo a ser el siguiente. «Pie grande reunió a sus seguidores, menos de cuatrocientos (la mayoría mujeres y niños), y se dirigió hacia una reserva cercana para ponerse bajo la protección de otro líder, Nube Roja. Pero el ejército no estaba dispuesto a permitirlo. El 28 el grupo fue interceptado por el Séptimo de Caballería que -al mando de Samuel Whitside– los escoltó hacia el sureste, hacia el rio Wounded Knee», señala Oliver. Pocas horas después se unió a este primer grupo de soldados el coronel James W. Forsyth con sus hombres.

A la mañana siguiente, los soldados solicitaron la entrega de las armas a los indios, pero recibieron tan pocas (apenas 38 rifles) que prefirieron acceder a su campamento para registrar sus pertenencias. «Durante un forcejeo con un anciano, un rifle se disparó y se inició un tiroteo en el que el Séptimo de Caballería disparó contra la multitud. Incluso, y como se comprobó después, mataron a bebés que estaban en los brazos de sus madres», completa la experta. El resultado fue la muerte de aproximadamente 90 hombres y 200 mujeres y niños. Los militares sufrieron 29 bajas y 35 heridos, aunque la mayoría por fuego amigo. «Intentaron esconder aquella masacre, pero no pudieron deshacerse de los cuerpos antes de la llegada de la prensa», añade la experta. Viendo que era imposible que no se conociese lo sucedido, el gobierno vendió aquella masacre como una épica victoria contra los indios.

La verdadera historia de los nativos americanos

«Nuestro pueblo se derrite como la nieve al calor del sol, mientras que los miembros del vuestro brotan de la tierra como los tallos de hierba en primavera». Esta fue una de las frases que Nube Roja -un conocido jefe indio- dijo en el siglo XIX. Una época en la que los Estados Unidos ya habían expulsado de sus tierras a la mayoría de los nativos americanos para asentarse en ellas. Por entonces, ya habían pasado más de cuatro siglos desde que los primeros conquistadores se encontraron frente a frente con los habitante de las Américas por primera vez.

Son precisamente esos años los que repasa el último libro de Victoria Oliver, uno de los pocos en nuestro idioma que repasa la verdadera historia de los nativos americanos sin dejarse llevar por los estereotipos del cine. «En España no se ha publicado casi nada sobre los indios. Mi obra habla del encuentro de los exploradores con los “pieles rojas”, sus diferentes tribus, personajes destacados de la época y muestra como los pioneros iban descubriendo estos pueblos», señala Oliver.

Francia desclasifica los archivos del régimen de Vichy


ABC.es

  • El Gobierno galo ha abierto al público 70 años después del fin de la Segunda Guerra Mundial los archivos sobre el régimen encabezado por el mariscal Philippe Pétain
petain-francia_xoptimizadax--620x349 (1)

Philippe Pétain, cabeza del régimen de Vichy – ABC

Las autoridades de Francia han desclasificado este lunes los archivos policiales y judiciales del régimen de Vichy, que colaboró con las fuerzas de ocupación de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

El Gobierno galo ha abierto así al público 70 años después del fin de la contienda los archivos sobre el régimen encabezado por el mariscal Philippe Pétain en parte del país y la totalidad de sus colonias, que estuvo vigente entre julio de 1940 y agosto de 1944.

La historiadora Annette Wievorka ha explicado a la emisora France Info que los documentos desclasificados incluyen archivos sobre búsqueda de criminales de guerra nazis, así como los de tribunales y las cámaras cívicas.

Durante la guerra, el régimen de Vichy ayudó a la Alemania nazi a deportar a unos 76.000 judíos de Francia, entre ellos muchos niños. En 1995, el entonces presidente galo, Jacques Chirac, reconoció oficialmente la responsabilidad del Estado en las deportaciones.

Hasta la fecha, únicamente investigadores y periodistas habían logrado acceso a algunos de estos archivos, contando con un permiso especial. Sin embargo, la legislación francesa contempla que los archivos han de ser abiertos al público tras el paso de 75 años.

Descubren que el faraón Tutankamón pudo alimentarse del pecho de su propia hermana siendo un bebé


ABC.es

  • Una nueva investigación basada en los hallazgos de la tumba de su supuesta nodriza afirma que el «rey niño» fue amamantado por una familiar

v0_masterEl famoso «rey niño» Tutankamón copa desde hace algunos meses las portadas de todos los periódicos por múltiples causas. La más famosa es la posibilidad de que, en su tumba, se encuentren escondidos los restos de su madre, Nefertiti, en una cámara secreta desconocida hasta ahora. Sin embargo, hace menos de un mes también volvió a saltar a las noticias después de que, tras analizar la tumba de Maya (su presunta nodriza) se descubriese una vasija cuyas inscripciones desvelan que la fallecida era realmente su hermana Meritatón.

En la pieza de cerámica, a su vez, se puede ver una pintura que muestra como Meritatón amamanta a un bebé durante un entierro. Las características de la misma han hecho pensar al ministerio de Antigüedades de Egipto que aquel niño era Tutankamón, lo que implicaría que su propia hermana dio el pecho al niño durante su infancia. Esta afirmación ha sido explicada por la propia entidad gubernamental en su página de Facebook y, posteriormente, ha sido replicada por varios medios como la revista especializada «Live Science».

La vasija de la discordia

En palabras del ministro de Antigüedades egipcio, Mamdouh Eldamaty, este descubrimiento se ha realizado durante las labores de limpieza y análisis de la tumba de Maya que se han llevado a cabo en las últimas semanas antes de la apertura al público de la misma. Esta tumba fue descubierta en 1996en Saqqara -un cementerio ubicado a 30 kilómetros de El Cairo- y, según creían los expertos, albergaba los restos de la nodriza de Tutankamón,Maya. Sin embargo, durante la preparación de la estancia para la exposición, los expertos han hallado una vasija con una inscripción real que cambiaría todo lo que se barajaba hasta ahora.

En la misma se sugiere, en primer lugar, que Maya no era la sólo la nodriza privada del rey, sino la medio-hermana del «rey niño». «Maya no es otra que la princesa Meritatón, la hermana o media hermana de Tutankamón y la hija de Akenatón y Nefertiti», ha señalado Alain Zivie, descubridor de la tumba y director de la misión arqueológica en Saqqara. A su vez, en la vasija fue dibujada una escena en la que (durante el entierro de Meketatón, una de las hijas de Akenatón -padre de Tutankamón-), una joven aparece dando el pecho a un bebé. Atendiendo a las característica de la pintura, el galo y sus expertos consideran que es muy probable que la figura femenina sea la joven y, el niño, el futuro faraón.

Zivie cree, además, que la tumba alberga multitud de pistas que corroboran esta teoría. «Los grabados muestran a Maya sentada en el trono real, y él está sentado sobre ella. Lo extraordinario es que son muy similares. Tienen la misma barbilla, los ojos, los rasgos de la familia», determina. El nuevo hallazgo ayudará a los investigadores a reconstruir la historia del rey Tut, quien asumió el trono alrededor de los 10 años y gobernó Egipto desde 1332 a 1323 a.C. Con todo, esta sigue teniendo multitud de intrigas. La primera de ellas es quién fue su madre. Y es que, aunque varias genéticas han identificado a Akenatón como su padre, el nombre de la progenitora sigue siendo difícil de corroborar al 100%.

La profética tumba del Papa maldito que pactó con el Diablo


ABC.es

  • La historia de Silvestre II está repleta de leyendas y exageraciones, que derivan básicamente de su interés por la ciencia árabe y por haber vivido el simbólico cambio de milenio al frente de la Iglesia
Silvestre II y el Diablo en una ilustración de 1460 - Wikimedia

Silvestre II y el Diablo en una ilustración de 1460 – Wikimedia

La archibasílica de San Juan de Letrán en Roma fue antes que la de San Pedro el epicentro del poder pontificio y la morada eterna de algunos papas medievales. Entre estos destaca la tumba dedicada al enigmático pontíficeSilvestre II, también conocido como el Papa Mago o el Papa Druida, a la que se le achaca el poder de predecir la muerte de los sucesores de San Pedro. Así, el sepulcro destila agua y registra ruidos de huesos cuando el fallecimiento de un pontífice es inminente. O al menos eso dice una leyenda surgida en medio del ruido del cambio del primer milenio.

Grabado de Silvestre II- ABC

Grabado de Silvestre II- ABC

La historia de Silvestre II está repleta de leyendas y exageraciones, que derivan básicamente de su curiosidad por la cultura druida, su pasión por la ciencia árabe y por haber vivido al frente de la Iglesia el cambio de milenio. Gerberto de Aurillac fue, además, el primer pontífice francés en ocupar el sillón de San Pedro en el año 999, en plena efervescencia de las profecías que anunciaban el fin del mundo.

Gerberto se educó en el monasterio de Aurillac, siendo de orígenes humildes, y posteriormente estudió en Reims y Cataluña, donde fue iniciado en las ciencias de los árabes. Bajo la protección del conde Borrell II, el joven se formó en Barcelona y más tarde entró en contacto con maestros árabes de Córdoba y Sevilla. Así se apasionó por la ciencia un hombre que llegó a convertirse en un experto astrónomo y matemático, algo que en la Europa cristiana de aquellos años no solo era atípico sino propio de magos.

El Papa mago, cuyos poderes eran la ciencia

A Gerberto de Aurillac se le atribuye haber introducido en Francia el sistema decimal y el cero, construir uno de los primeros globos terrestres y un reloj de péndulo, y, lo que resulta más inverosimil, inventar una cabeza parlante que respondía a todo lo que se les preguntaba e incluso predecían el futuro. La biografía del Papa Druida mezcla así continuamente datos reales con imposibles. Se contaba que de niño había vivido en una cueva junto a un temible ermitaño de quien había heredado los perdidos poderes mágicos de los druidas celtas. A los 12 años unos monjes lo vieron tallando una rama para hacerse un tubo con el que observar las estrellas, y se lo llevaron a estudiar a la abadía.

Tras pasar su infancia en la abadía y su juventud en la Península Ibérica, Gerberto estuvo una temporada como maestro del joven Emperador Otón III, al que acompañó a Italia para su coronación. Allí Gregorio V le nombró arzobispo de Rávena en 998 (a causa de disputas con el anterior Papa nunca le fue devuelto el arzobispado de Reims, que había portado por un tiempo) y cuando Gregorio V murió, el 18 de febrero de 999, Gerberto fue elegido su sucesor gracias a la influencia del Emperador y a su creciente poder en Roma. Tomó el nombre de Silvestre, como aquel Papa que había muerto en el último día del año del siglo IV.

Silvestre II alcanzó la cabeza de Roma en medio de las salvajes luchas entre el Emperador y la nobleza local, encabezada por los condes de Tivoli y la familia de los Crescenzi, que habían desempolvado el viejo estandarte de las legiones romanas, SPQR (Senatus et Populus Que Romanorum), para oponerse a las aspiraciones de Otón III de convertir la ciudad en la capital de su imperio. Y ya por entonces aquel misterioso monje francés que acompañaba al Emperador a todos los sitios era conocido por los romanos como «el mago» y sus hábitos eran estimados como impropios de un clérigo. Pero aquel «mago» no estaba por la labor de disimular su amor por la cultura árabe y pasaba muchas horas observando la Luna y las estrellas desde la basílica de San Juan Laterano, entonces sede pontificia.

La agitación política iba a terminar de golpe con esa vida a medio camino entre la religión y la ciencia. En el año 1001, el Emperador y el Papa tuvieron que abandonar precipitadamente Roma al estallar una rebelión instigada por la nobleza local. Cuando planeaban su regreso, Otón III contrajo unas fiebres tan fuertes, quizá la malaria, que el 23 de enero de 1002 dejaron a Silvestre II sin protector. Abandonado por los alemanes, negoció con los nobles romanos un regreso como simple jefe espiritual de la Iglesia. Murió poco después, el 12 de mayo del 1003.

Más allá de su leyenda negra, el pontificado de Silvestre II es reconocido por tomar medidas contra los abusos en la vida de los clérigos causados por la simonía y el concubinato, por combatir la corrupción que inundaba la Iglesia y por la evangelización de Hungría y Polonia.

Una tumba profética

El interés por la ciencia y la cultura a través de los textos clásicos le granjeó la abierta enemistad de un sector de la Iglesia, que llegó a acusarlo de pactar con el demonio. En los antiguos códices guardados en catedrales y museos pueden encontrarse grabados en los que se representa a Silvestre II en compañía de Satanás. El periodo en el que le tocó vivir era propenso a este tipo de mitos: el primer cambio de milenio.

Aunque a partir del siglo XX muchos historiadores han cuestionado que existiera realmente un temor milenarista en toda Europa, el testimonio de un monje de la Borgoña francesa llamado Rodolfo Gabler demuestra que al menos en una parte de Europa se extendió cierto pánico. Puede que no sobre el fin del mundo pero sí sobre la llegada del Apocalipsis, que anunciaba la liberación del Diablo para el comienzo de un reinado que se prolongaría durante un milenio. Muchos interpretaron la elección de Gerberto d´Aurillac como parte de dicha profecía, la llegada del Anticristo en forma de un Papa poco convencional.

Incluso la documentación de la biblioteca de laUniversidad Gregoriana recoge la leyenda del pacto con el diablo y añade que el Papa Silvestre, protector de los monasterios de Sant Cugat del Vallès y Sant Benet del Bages, confesó su culpa antes de morir. Mientras agonizaba pidió que su cuerpo fuese mutilado y depositado en un carro tirado por bueyes. Allí donde el carro se detuviese, debía ser enterrado. No en vano, los bueyes no se pararon hasta la basílica de San Juan Laterano.

Pero sin duda la leyenda más famosa sobre Silvestre II está relacionada con su tumba, situada en una hornacina del segundo soportal inferior derecho de la basílica. Lo es porque supuestamente el sepulcro «suda» y el rumor de un crujir de huesos aflora desde el interior cuando un Papa está a punto de morir. Algunas crónicas narran incluso cómo la basílica de San Juan de Letrán se llenaba de barro por la cantidad de humedad que surge del sepulcro del Papa en esos días previos al fin de un pontífice.

El agujero de ozono en la Antártida en diciembre fue el doble de grande que el promedio en esas fechas


El Mundo

  • Alcanzó una extensión de más de 10 millones de kilómetros cuadrados, lo que lo convierte en el cuarto más extenso desde que existen datos por satélite, según el Instituto Antártico Chileno (Inach).

 

Científicos miden la extensión del agujero de la capa de ozono durante su expedición antártica.EFE

Científicos miden la extensión del agujero de la capa de ozono durante su expedición antártica.EFE

Investigadores de la Universidad de Santiago (Usach) de Chile han informado de que en los primeros días de diciembre el agujero en la capa de ozono en la Antártida alcanzó una extensión de más de 10 millones de kilómetros cuadrados. Ello significa más del doble del promedio para estas mismas fechas, según uncomunicado del Instituto Antártico Chileno (Inach).

Liderados por los doctores Raúl Cordero y Alessandro Damiani, los expertos calcularon el agujero en la capa de ozono, utilizando los valores registrados por satélites durante las ultimas tres décadas, y se concluyó que el de este año fue el cuarto más extenso desde que existen datos especializados, alcanzando en octubre los 28 millones de kilómetros cuadrados.

Estos datos se obtuvieran durante una campaña celebrada entre noviembre y diciembre de este año, al Glaciar Unión, en el marco de una expedición Científica Antártica, que organizó el Inach.

En la campaña, que se inició este 15 de noviembre, para llegar al corazón de la Antártida, participaron cuatro investigadores de la Universidad de Santiago, y se enviaron “alrededor de 600 kilos de equipamiento de la mejor tecnología radiométrica posible”, según precisó la nota del organismo.

La Estación Científica Polar Conjunta Glaciar Unión, está situada en la latitud 79 Sur, a unos 1000 kilómetros del polo sur.

Actividad industrial

“La depleción o agotamiento en la capa de ozono es primariamente provocada por la presencia en la estratosfera polar de sustancias ‘destructoras de ozono’,generadas por actividades industriales en latitudes medias”, aseveró el experto de la Usach que participó en la expedición, Raúl Cordero.

De igual forma, el experto agregó que “el agotamiento o destrucción de la capa de ozono se manifiesta más claramente en latitudes altas (particularmente en la Antártida)”.

Es en esta zona, durante la primavera austral y debido a condiciones meteorológicas particulares de la Antártida, se produce una destrucción masiva de ozono estratosférico, que se conoce comúnmente como el agujero de ozono, indica la Inach.

De igual forma los expertos concluyeron que la destrucción masiva de ozono estratosférico que anualmente ocurre sobre la zona antártica entre septiembre y diciembre es favorecida por la coincidencia durante la primavera de muy bajas temperaturas de la estratósfera antártica y del vórtice polar antártico que tiende a evitar que el ozono de otras latitudes cierre el agujero.

“Cuando las temperaturas suben al final de la primavera, cesa la destrucción masiva de ozono, mientras que el debilitamiento del vórtice polar permite que ozono de otras latitudes cierre el agujero”, dijo Cordero.

“Una mejor comprensión de la interrelación entre cambio climático y agujero de ozono es necesaria. Ese es el objetivo ultimo de nuestro trabajo”, sentenció el científico.

El 4 de febrero del 2006, el presidente chileno, Ricardo Lagos, promulgó la ley de Protección a la Capa de Ozono, con la cual Chile se comprometió a cumplir el ordenamiento internacional sobre la materia.

La iniciativa legal obliga a Chile a reducir progresivamente el consumo de cloro-fluoro-carbono (CFC), bromuro de metilo y alones, usados en los procesos de refrigeración, aerosoles y en la agroindustria, y que son los principales causantes del agujero.

En la oportunidad, Lagos recalcó la necesidad de que los países desarrollados asuman el daño atmosférico, como causantes del debilitamiento de la capa de ozono y del efecto invernadero.