El Mundo

Fueron descubiertos en Kazajistán en 2007 a través de imágenes de Google Earth y representan figuras rectangulares, esféricas y con forma de esvástica. Fueron presentados como geoglifos, es decir, representaciones con formas geométricas talladas en la superficie terrestre. ¿Cuándo y cómo fueron realizados? ¿Qué significan? Se sabe muy poco todavía de los denominados geoglifos de Torgay, de los que ahora la NASA ha ofrecido nuevas fotografías de satélite tomadas a unos 700 kilómetros de altura.

 Geoglifos descubietro en el desierto de Kazajistán. DIGITAL GLOBE

Geoglifos descubietro en el desierto de Kazajistán. DIGITAL GLOBE

“Nunca he visto nada parecido; creo que es algo extraordinario”, declaró Compton J. Tucker, el científico de la biosfera de la NASA en Washinton aportó las imágenes archivadas al New York Times.

Y es que estas figuras trazadas en la tierra sólo son visibles desde el aire. Así fue como las descubrió hace ocho años el economista aficionado a la arqueología Dmitriy Dey, cuando las vio mientras navegaba por Google Earth “No creo que se construyeran para ser vistas desde el aire”, declaró Dey, descartando las especulaciones sobre alienígenas y Nazis. Él cree que las figuras, construidas con lineas rectas en elevaciones del terreno eran “observatorios horizontales para seguir los movimientos del sol”. Las nuevas fotos, tomadas por la empresa Digital Globe, contratista de la NASA, ayudarán a investigarlas y establecer su autenticidad.

La NASA ya ha puesto en la lista de tareas de los astronautas la labor de fotografiar desde el espacio esa región. “Puede que lleve algo de tiempo conseguir las imágenes, ya que dependemos de los ángulos de elevación del sol, las restricciones meteorológicas y los horarios de la tripulación”, afirma Melissa Higging, de Misión de Operaciones.

El término geoglifo se usa habitualmente para describir las figuras trazadas en planicies o en laderas. Hay dos maneras de construirlas: con una técnica denominada de adición, que consiste en colocar piedras a modo de mosaico que contrastan con el color del fondo (habitualmente la arena del desierto), o bien retirando material (técnica de extracción). Entre las figuras más famosas del mundo se encuentran las Líneas de Nazca, en Perú, los geoglifos amazónicos de Brasil, o los del chileno desierto de Atacama.

Los científicos creen que las figuras más antiguas tienen 8.000 años, aunque aún no se sabe con certeza de cuándo proceden. Giedre Matuzeviciute, una arqueóloga de la Universidad de Cambridge, ha utilizado luminiscencia estimulada ópticamente, un método para medir las dosis de radiación ionizante, para analizar el material de las construcciones, y llegó a la conclusión de que la fecha de uno de los montículos se sitúa cerca del 800 a.C. Otros materiales apuntan a la Edad Media.

“Todo está relacionado con el culto al sol”, sostiene Dey. Según él, algunas de las figuras podrían haber sido observatorios solares similares a los de Stonehenge, en Reino Unido, y a las torres Chankillo, en Perú. Parece que las imágenes de estas construcciones y las que hay en Perú o en Chile están cambiando la idea que había de los primeros nómadas.

Anuncios