Desvelan por fin el rostro de la «sexy» joven que rompió el corazón de Lenin


ABC.es

  • La imagen de Apollinariya Yakubova había permanecido oculta durante más de 90 años

amor-lenin--644x450

Ha tenido que pasar casi un siglo para que un historiador suertudo haya descubierto, de una vez por todas, cuál era el rostro de Apollinariya Yakubova. La que fuera la eterna amada de Vladimir Lenin desde 1890, no era hasta ahora más que un nombre sin rostro en la Historia de Rusia. No obstante, su misterioso aspecto se ha desvelado gracias al investigador y profesor Robert Henderson (de la Queen Mary University) quien, rebuscando entre un amasijo de papeles en un archivo local, ha hallado una imagen de esta «belleza» del este. «Se ha confirmado lo que decían sus contemporáneos: Era preciosa», ha señalado el experto en declaraciones recogidas por el diario «The Independent».

La instantánea, en blanco y negro y hallada en los Archivos Estatales de la Federación Rusa, muestra a una joven de ojos marrones, pelo oscuro y facciones suaves. Su aspecto concuerda con las descripciones que había recogidas sobre ella, las cuales afirmaban que se mera presencia y su olor recordaban a los «prados frescos» y que ejercía sobre el líder ruso una atracción similar a la de una «fuerza primigenia». A su vez, parece que también atraía a nivel político a Lenin (al menos al principio), pues se la recuerda como «una antorcha revolucionaria capaz de derrotar al corazón más pétreo».

La historia de un rostro olvidado

A día de hoy se conoce poco sobre Yakubova. Se sabe que cursó estudios en Física y Matemáticas durante su juventud y que conoció a Lenin aproximadamente en 1890 en San Petesburgo, año en que la futura mujer del ruso (Nadezhda Krupskaya) les presentó. Es imposible saber si se quedó prendado desde un principio de ella, aunque es de suponer, pues ambos empezaron a verse de forma constante en mítines y reuniones políticas.

Algunos académicos creen que, tras unos primeros encuentros, «Lirochka» (como el futuro líder de la revolución la llamaba cariñosamente) rechazó una petición de matrimonio de Vladimir, lo que habría dejado a este lo suficientemente despechado como para casarse, en 1898, con Krupskaya (con quien pasó tres años desterrado en Siberia por sus actividades políticas). Así se cree en base a la forma en la que Lenin pasó a hablar de Yakubova en sus misivas y a sabiendas de que de hablaba de su mujer como «su gran amiga», pero no como su gran amor.

Con todo, ni ese presunto rechazo logró detener el corazón de Lenin quien, tras enterarse de que Yakubova había viajado hasta Londres tras ser desterrada, comenzó a visitar asiduamente las islas británicas. Sin embargo, y para entonces, su eterno amor (que contaba ya 27 años) había cambiado de parecer ideológico, lo que provocó multitud de discusiones políticas entre ambos. En una de ellas, el futuro líder ruso llegó a acusarla de anarquista. Así pues, ambos se fueron separando poco a poco. «No puedo reconciliarme con ella», escribió posteriormente Vladimir.

Se desconoce que fue de Yakubova posteriormente. Se cree que murió entre 1913 y 1917 y que logró hacer así que Lenin, un témpano de hielo en lo que a los sentimientos se refiere, llorara por ella. Ahora se ha logrado ponerle finalmente cara, aunque la instantánea sea la que le hicieron en un campo de concentración en Siberia cuando estuvo exiliada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s