Boeing y Space X llevarán a los astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional


El Mundo

  • Planean enviar nuevos vuelos tripulados a la EEI en 2017
Foto de archivo del Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral.

Foto de archivo del Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral.

 

Los astronautas de la NASA dejarán de depender de las naves rusas Soyuz para viajar al espacio en 2017. Boeing y Space X serán las primeras empresas privadas que les lleven a la Estación Espacial Internacional (ISS), de modo que la agencia de EEUU podrá centrarse en preparar el deseado viaje a Marte, previsto para principios de la década de los años 30. Así lo ha asegurado esta noche Charles Bolden, director de la NASA, en una rueda de prensa retransmitida por internet en la que según se había adelantado, “harían un gran anuncio relacionado con los lanzamientos de vuelos tripulados en EEUU”.

Según Bolden, la NASA inicia con este paso “lo que promete ser el capítulo más ambicioso y emocionante de la historia de la exploración espacial”. El director de la agencia espacial considera además que esta asociación dará la oportunidad a más personas de experimentar el regocijo de un vuelo espacial”.

Boeing y Space X (Space Exploration Technologies) han sido las ganadoras del concurso de la NASA para construir naves espaciales. La primera recibirá 4.200 millones de euros y la segunda 2.600 millones.

“Es un día emocionante para nosotros”, ha declarado el astronauta Mike Fincke, que ha participado en dos misiones en la Estación Espacial Internacional (ISS) y ha asistido a la rueda de prensa celebrada en el Centro Espacial Kennedy de Florida.

Dependencia de los rusos

Los astronautas de la NASA se quedaron sin nave propia para viajar al espacio el 21 de julio de 2011, cuando el transbordador (shuttle) Atlantis completó su última misión y puso fin a la era de los transbordadores.

Estas naves espaciales, que EEUU utilizó durante tres décadas, eran un prodigio de la tecnología aeroespacial pero también era muy caras de mantener y sensibles a las averías, como demostraron las tragedias del Columbia y el Challenger, los dos shuttle que hicieron explosión matando a todos los astronautas que viajaban a bordo y conmocionando al país.

Así que el presidente de EEUU, Barack Obama, que no tenía presupuesto para que la NASA mantuviera la flota de transbordadores y diseñara al mismo tiempo una nueva nave, optó por cancelar el programa. Hasta que estuviera lista la nueva nave espacial viajarían en los vehículos rusos Soyuz y se establecerían acuerdos con empresas privadas para incentivar que, bajo la supervisión de la agencia espacial de EEUU, desarrollaran naves que transportaran a sus astronautas reduciendo los costes. La decisión fue acogida con críticas por una parte del sector aeroespacial, a los que no hacía ninguna gracia la idea de que una potencia espacial como EEUU dependiera de los rusos en un sector tan sensible.

El enfrentamiento de EEUU con Rusia a raíz de la reciente crisis de Ucrania ha vuelto a reabrir ese debate.

Un comentario en “Boeing y Space X llevarán a los astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s