Cadena Ser

  • Tras 20 años de investigación, el profesor Matías Díaz Padrón, asegura que el cuadro de Las Meninas del palacio de Kingston Lacy, en Dorset, son del maestro sevillano y no de su yerno Martínez del Mazo
  • La semana que viene el Museo del Prado inaugurará una exposición dedicada a Velázquez en la que se expondrá esta obra sin atribuirse a Velázquez. Díaz Padrón afirma que se trata de un boceto o ‘modeletto’ previo a la obra maestra
A la izquierda, Las Meninas del Kingston Lacy (Dorset) y a la derecha, Las Meninas del Museo del Prado- (FUNDACIÓN JUAN DE GOYENECHE)

A la izquierda, Las Meninas del Kingston Lacy (Dorset) y a la derecha, Las Meninas del Museo del Prado- (FUNDACIÓN JUAN DE GOYENECHE)

La investigación del profesor se ha presentado hoy en un acto celebrado en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, y se convertirá en un libro de próxima publicación. Díaz Padrón afirma que no se trata de una copia, sino de un ‘modeletto’ (fase última para el reconocimiento del cliente y dar paso a la obra definitiva). Díaz Padrón ha señalado: ‘técnicamente, no veo diferencias de estilo entre el modeletto y el lienzo del Museo del Prado: ni en la factura, ni en la formulación corpórea del volumen. Mazo trata sus obras con toques de pincel más frontal y, aunque fiel al maestro, le falta precisión en sus pinceladas, el frescor y la espontaneidad que veo en el modeletto. El trazo recio y preciso en las siluetas y en las luces de las telas contrasta con las pinceladas inconexas de Mazo…los colores son los típicos de Velázquez en ambas pinturas. El ocre del pavimento es igual en una y otra’. Según este experto en arte la ejecución de las Primeras Meninas es transparente y cree que no se necesitan apoyos físico-químicos que puedan aportar nada más, porque está visible la imprimación, igual que en el lienzo definitivo donde el dibujo subyacente se funde con la cuadrícula y encima se cruzan bellas pinceladas de luz y color.La historia de la autoría de este ‘modeletto’ es larga, ya que entre los siglos XVII y XVIII los expertos la atribuían a Velázquez.Al llegar el siglo XIX la crítica lo atribuyó a Juan Bautista Martínez del Mazo, yerno de Velázquez que se convirtió también en pintor de la corte. La autoría a Martínez del Mazo también la mantiene el experto británico Jonathan Brown. Pero Díaz Padrón recuerda que este experto británico insistió en que el cuadro de Santa Rufina, adquirido por la Fundación Abengoa, no era de Velázquez y hoy nadie discute su autoría.

La semana que viene el Museo del Prado abrirá al público la exposición titulada ‘ Velázquez y la familia de Felipe IV’, En la muestra se incluirá este cuadro que origina una nueva polémica artística, pero se presentará como una obra surgida de la mano de Martínez del Mazo.

Anuncios