Viaje virtual a Marte


El Mundo

ESPACIO | El planeta rojo, visto con una nitidez sin precedentes

Un viaje virtual al planeta rojo. Así puede definirse la espectacular imagen, de nada más y nada menos que mil millones de píxeles, que acaba de presentar la NASA, tras combinar casi 900 fotografías captadas por el robot Curiosity.

Esta impresionante ‘postal’ cósmica de 360 grados permite dar un giro completo y realizar un ‘zoom’ para inspeccionar cada piedra que rodea al vehículo de la agencia espacial estadounidense.

El Curiosity captó las imángenes en el lugar donde recogió sus primeras muestras de polvo marciano, bautizado como ‘Rocknest’ (nido de piedras), y permite también ver el llamado Monte Sharp en el horizonte.

“Da la sensación de estar allí y realmente muestra el poderío de las cámaras del Curiosity”, ha declarado el técnico responsable de este proyecto, Bob Deen, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL), en Pasadena (California). “Puedes ver todo el contexto y también acercarte a ver cada pequeño detalle”.

El equipo de Deen ensambló el mosaico de imágenes utilizando tres cámaras diferentes del Curiosity (denominadas Mast Camera, Mastcam y Navigation). Las fotografías se tomaron entre el 5 de octubre y el 16 de noviembre de 2012.

En estos momentos el robot de la NASA está investigando la geología del planeta rojo en el Crater Gale, una zona donde ya ha comprobado que en el pasado existieron las condiciones necesarias para la vida en Marte.

Miguel Ángel llama a las puertas del Louvre


El Confidencial

  • UNA ESCULTURA RENACENTISTA DONADA AL MUSEO PODRÍA SER OBRA DEL ARTISTA ITALIANO
Miguel Ángel llama a las puertas del Louvre

Detalle de la escultura. (C2RMF/ Elsa Lambert)

 

El pequeño crucifijo alberga detalles que dicen mucho. Su cabello está elaborado con una masa plástica llamada pastiglia con la que se logra ese relieve tan realista. Siguiendo el recorrido del cuerpo, su torso es perfecto y muestra una “remarcable finura” en los detalles anatómicos, lo cual transmite un conocimiento casi científico de la musculatura humana. El barniz huele a Renacimiento y la inserción de vidrio para encarnar el color de la piel denotan un cuidado exquisito por el realismo de la pieza. Son escasos 45 centímetros en madera policromada de una precisión llamativa: solo un talentoso como Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564) podría estar detrás de un cuerpo tan perfecto.

O no. Algunos expertos dicen que el artista italiano podría ser el autor de este pequeño crucifijo donado al Museo del Louvre, pero otros no lo tienen tan seguro. Sí hay unanimidad, sin embargo, en que la escultura es una obra “de gran calidad” que coincide con las técnicas de la Italia renacentista. Según el análisis de los expertos, la obra fue elaborada en torno al año 1500 y por un artista florentino “de gran talento”. Todo apunta a Miguel Ángel.

La figura, Cristo en la cruz, es una donación a la pinacoteca de dos coleccionistas canadienses, Peter Silverman y Kathleen Onorato, que la adquirieron en el año 1985. Se trata de una pieza de madera policromada de 44,7×42 centímetros, “probablemente de tilo”, según apuntan los expertos que han analizado la obra. El museo, antes de entregarlo a su  laboratorio oficial, el Centro de Investigación y Restauración de Francia (C2RMF, por sus siglas en francés), pidió el análisis de cinco especialistas del periodo renacentista independientes, tres de ellos italianos y dos franceses.

Diferentes conclusiones

Marc Bormand, conservador jefe del Departamento de Esculturas, especificó que dos de ellos atribuyen un fuerte acercamiento a la obra de Miguel Ángel, según las declaraciones que recogió el diario francés Le Monde al respecto. Otro de los especialistas mostró su desacuerdo considerando que se trata más bien “de un artista que se ha fijado” en el trabajo del italiano; un cuarto experto tampoco lo considera suyo, aunque con una argumentación “más moderada”, en palabras de Bormand. El último de ellos ni siquiera sugiere ningún nombre.

El C2RMF recogió el testigo del análisis de la figura y elaboró un estudio técnico (observación con luz directa, ultravioleta, infrarroja y radiografías) en el que identificaron materiales utilizados en la época renacentista. Según los resultados obtenidos, la figura fue elaborada de una sola pieza excepto los brazos, unidos a la altura de los hombros.

Los detalles

Algunos detalles, como la masa compuesta de sulfato de calcio y cola vegetal utilizada para definir el cabello y la capa de barniz exterior, son los que coinciden, sin duda para los especialistas, con los procedimientos utilizados en la Italia del XV. Pero hay todavía cuestiones más específicas, como la presencia del vidrio, un empleo poco habitual, pero que coincide con la obra de algunos pintores italianos como Rafael o Bronzino u otros alemanes o flamencos de finales del siglo XV y principios del XVI. También han detectado toques modernos debidos a una a restauración reciente. Pero no ofrecen ninguna atribución concreta.

En resumen, no se duda sobre la procedencia de la escultura, pero no hay nada claro sobre el artista. Además, según explica el museo, no hay ninguna obra conocida del arquitecto, escultor y pintor italiano en formato parecido y con los mismos materiales que permitan levantar la duda.

Si finalmente fuera de Miguel Ángel, sería una obra temprana en la trayectoria del autor de La Piedad. Y coincidiría en el tiempo con el Crucifijo del Santo Spirito, una obra escultórica de la juventud del artista que se encuentra en la sacristía de la Basílica del Santo Spirito en Florencia. La escultura, de madera policromada, se llevó a cabo entre 1492 y 1494. Frente a los 44 centímetros de la pieza analizada ahora, ésta mide 139×135 centímetros.

El Louvre asegura que la cuestión de la autoría seguirá abierta por la “falta de certitud”. Sí confirma que, si bien puede no pertenecer al mismísimo Buonarroti, por la fecha y la procedencia el artista debe considerarse referente artístico de la obra. La escultura pasará por una ligera restauración y en unos meses tendrá un lugar en la Galería Miguel Ángel del museo, junto a otras figuras suyas como Esclavo rebelde (215 cm) y el Esclavo moribundo (229 cm). Aunque no hay certeza sobre la autoría por ahora, en la placa de la figura constará el nombre del artista italiano entre interrogaciones.

Peter Silverman, que vive entre París y Nueva York, es coleccionista de arte desde hace cuarenta años. Ya se dio a conocer por haber “descubierto” un retrato de una “bella princesa” que él atribuye a Leonardo da Vinci y que compró en Nueva York en 2007 por 19.000 dólares. Incluso publicó un libro intentando convencer de su discutido hallazgo al mundo del arte. Este noble caballero, al cual el Louvre agradece su “generosidad”, propuso hace un año ceder el Cristo en la cruz al museo parisino. Lo había adquirido en Alemania y sugirió que podía ser un Miguel Ángel, según dijo el conservador del museo al diario Libération. Hay quienes tienen un ojo entrenado.

Alejandro Malaspina, el ilustrado explorador que acabó desterrado por «revolucionario»


ABC.es

  • Ésta es la historia del oficial de la armada que en tiempos de Carlos III dirigió la primera gran expedición científica global

Alejandro Malaspina, el ilustrado explorador que acabó desterrado por «revolucionario»

Alejandro Malaspina (1754-1810)

Con la ambición de revivir la aventura ilustrada de Alejandro Malaspina (1754-1810), los científicos del CSIC presentaron el miércoles los resultados de la expedición Malaspina 2010. Un recorrido en barco alrededor del mundo, que sirvió para celebrar el 200 aniversario de la muerte del explorador y oficial de la armada española que, en tiempos de Carlos III, dirigió la primera expedición científica de ámbito global de su época.

Natural de la localidad italiana de Mulazzo, provenía de familia de nobles. Sirvió en la armada española y participó en la defensa de Melilla frente a los marroquíes. En 1780 se sumó al asedio a Gibraltar. Durante el combate, los ingleses capturaron su navío. Aprovechando la fuerte tempestad, el teniente Malaspina sublevó a la tropa y recuperó el control de la nave. Se corrió la voz y desde la bahía gaditana celebraron la hazaña. Dos años después regresó al mismo teatro de operaciones en el cabo Espartel, durante el largo bloqueo que mantuvieron las escuadras hispano-francesas sobre la colonia británica, mereciendo el ascenso a capitán de fragata por su valor en los combates.

Primera expedición científica

Tras dos viajes a las islas Filipinas, proyectó su singladura más ambiciosa. Fiel al espíritu ilustrado del siglo XVIII, planeó un viaje alrededor del mundo, con el fin de descubrir nuevas especies, elaborar mapas más precisos y redactar un informe para el monarca Carlos III sobre las minas de oro y plata de la Corona en las Américas. En menos de un año, las embarcaciones estaban preparadas, la tripulación y los naturalistas reclutados. Tardaron cincuenta y un días en avistar tierra y llegar a Montevideo. Tras reconocer la costa de la Patagonia, bordearon el cabo de Hornos y en aguas del Pacífico visitaron las minas de metales preciosos. Buscaban el paso entre los océanos descrito en el viaje de Ferrer Maldonado en 1588, pero el paso no existía.

De regreso a Cádiz, les acompañó una fragata de guerra para evitar el asalto de la armada francesa. Tras cinco años de travesía, las corbetas regresaron a Cádiz. No dieron la vuelta al mundo, pero exploraron «in situ» las costas de América y los mares Atlántico y Pacífico. En su diario se lee que se siente cansado, a la vez que satisfecho por los resultados del viaje.

Conspiración de Godoy

Sería en tierra, con el nuevo soberano Carlos IV, donde Godoy le acusó de instigador y revolucionario. Había decidido meterse en política, pero el tiempo pasado lejos de la Corte y la falta de la confianza del nuevo monarca —unido a que la memoria del viaje de exploración no tuvo a su llegada el éxito esperado—, darían al traste con sus ambiciones. La noche del 23 de noviembre de 1795 fue arrestado en su casa de Buenavista, en Madrid. La noticia corrió de boca en boca por la ciudad y el gobernador temía tumultos, dada la gran popularidad del marino. No se conocen los motivos del arresto y algunos especulan con la venta de una isla descubierta por él en el Pacífico.

Lo que las temibles tormentas tropicales no habían conseguido, lo lograría la enemistad y la envidia de su oponente Godoy. Malaspina fue juzgado y condenado a diez años de cárcel, en el castillo coruñés de San Antón. En 1803, la pena le fue conmutada por el destierro a Italia, trasladándose a Génova. Un injusto proceso político que tiró por la borda los esfuerzos de su vida de oficial e ilustrado explorador.

El fotógrafo que consiguió inmortalizar al auténtico Don Corleone


ABC.es

  • En 1959, un desconocido fotógrafo chileno logró que el mafioso Guiseppe Russo posara para él, después de ganarse la confianza de su familia
El fotógrafo que consiguió inmortalizar al auténtico Don Corleone

bitacoras.com
Un desconocido fotógrafo chileno fotografió al mafioso Guiseppe Russo

La prestigiosa agencia de fotografía Magnum siempre ha presumido de tener solo a los mejores profesionales en su plantilla. Por eso, en 1959, Sergio Larraín, un joven y desconocido fotógrafo chileno que deseaba ingresar en esta agencia no dudó en aceptar la descabellada propuesta de uno de sus fundadores, Henri Cartier-Bresson.

La prueba que tenía que superar Larraín para ingresar en Magnum, tal y como relata el blog «Miradas cómplices» consistía en fotografiar al temido mafioso siciliano Giuseppe Genco Russo, una hazaña que hasta entonces nadie había conseguido.

Larraín se trasladó a Sicilia y durante tres meses recorrió la isla, capturando todo tipo de escenas en sus pueblos. Sin embargo, fue incapaz de averiguar el paradero del jefe de la Cosa Nostra. Nadie se atrevió a decirle donde vive Russo y, cando ya todo parecía perdido, en una conversación en un bar, un lugareño le contó que Russo vive en un poblado llamado Caltanissetta.

El fotógrafo se traslada al pueblo y alquila una habitación justo en frente de la casa del mafioso. Parapetado tras la ventana, toma cientos de fotografías, pero ninguna le convence. Quiere sacar un retrato de Russo, así que decide cambiar de estrategia.

Haciéndose pasar por un turista interesado en las ruinas romanas de la zona, Larraín se gana la confianza del abogado de Russo, quien lo introduce en casa de Russo y no tarda en tener también simpatías de toda la familia del «padrino».

En una de sus frecuentes visitas, tras un auténtico banquete, el fotógrafo saca su cámara y comienza a fotografiar distintos objetos de la vivienda y Russo se retira a dormir una siesta. Larraín, que ya tiene el billete de tren en su bolsillo para volver a Roma al día siguiente, lo sigue hasta la habitación y comienza a sacarle fotos, mientras el mafioso descansa sentado en un diván.

Sin embargo, es sorprendido in fraganti por los guardaespaldas de Russo que, sorprendido por la extraña actitud de su invitado, solo acierta a preguntarle por qué tomaba tantas fotografías. Haciendo gala de una enorme sangre fría, el chileno le respondió que lo hacía porque solo así podría seleccionar la mejor para incluirla en su álbum de recuerdos.

Satisfecho por la respuesta de Larraín, el capo mafioso decide ponerse un traje y un sombrero y posar bajo un retrato para la siguiente foto que, semanas después se convirtió en la portada de numerosas revistas de todo el mundo y le valió al fotógrafo chileno su entrada en Magnum por la puerta grande.

Viaje en globo a la estratosfera para explorar el Sol


El Mundo

Globo que transporta el telescopio SUNRISE. | Max Planck

Globo que transporta el telescopio SUNRISE. | Max Planck

No son cinco semanas, sino cinco días en globo. El telescopio solar SUNRISE, un proyecto de la NASA, la agencia espacial alemana y el Programa Nacional del Espacio español, ha comenzado su viaje al espacio a bordo de un globo de helio de 1 millón de metros cúbicos.

Su misión es alcanzar la estratosfera, a unos 37 kilómetros de altura, para estudiar el Sol y la estructura y dinámica del campo magnético de su atmósfera. Desde la estratosfera podrá evitar los ciclos de día y noche y la degradación de las imágenes que produce la atmósfera terrestre, lo que le permitirá obtener imágenes del Sol en su estado de máxima actividad.

“El Sol es el astro que más influye en nosotros -apunta Valentín Martínez Pillet, científico del Instituto de Astrofísica de Canarias e investigador principal del proyecto IMaX. “Es necesario conocerlo y, además, predecirlo: saber cómo se va a comportar y en qué medida nos va a afectar”.

Los institutos de Astrofísica de Canarias, el Instituto de Astrofísica de Andalucía, la Universidad de Valencia y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial han colaborado en el proyecto SUNRISE con el magnetógrafo IMaX, que estudiará el campo magnético con una resolución alta y constante.

La misión SUNRISE se diseñó para abordar uno de los mayores desafíos de la astrofísica actual, el campo magnético solar, que se manifiesta de muy variadas formas, desde las manchas hasta las tormentas solares.

El empleo de un globo estratosférico le permite trabajar en condiciones similares a las de los satélites, pero con un coste y un tiempo de ejecución muy inferior.

En la misión SUNRISE colaboran los mejores observatorios solares, como la Torre Solar Sueca (SST) en la isla de la Palma, o el satélite HINODE e introduce mejoras como la observación en el ultravioleta o la posibilidad de obtener un mapa en dos dimensiones del campo magnético al completo, además de su inigualable resolución.

SUNRISE sobrevolará el Ártico en el globo y aterrizará 5 días después en las islas del norte de Canadá.

Un asteroide de 10 metros ‘rozó’ la Tierra este fin de semana


El Mundo

Asteroide 2013 LR6 (punto en el medio de la imagen), captado por un telescopio. | NASA

Asteroide 2013 LR6 (punto en el medio de la imagen), captado por un telescopio. | NASA

Un asteroide del tamaño de un pequeño camión pasó este fin de semana a una distancia de la Tierra cuatro veces menor de la que nos separa de la Luna. Se trata del último en un desfile de objetos celestes que ha aumentado la conciencia de los efectos potencialmente peligrosos para el planeta.

La NASA explicó que el asteroide 2013 LR6 fue descubierto alrededor de un día antes de su máxima aproximación a la Tierra, que se produjo a las 6.42 (hora peninsular española) del sábado a sólo 105.000 kilometros sobre el Océano Austral, al sur de Tasmania, Australia.

El asteroide de 10 metros de ancho no representaba una amenaza. Este tipo de objetos de pequeño tamaño resultan muy esquivos para los sistemas de detección temprana de asteroides.

Hace una semana, el relativamente grande QE2, de 2,7 kilómetros de ancho, con su propia luna a cuestas, pasó a 5,8 millones de kilómetros de la Tierra.

“Es teóricamente posible una colisión entre asteroides y el planeta Tierra“, aseguro el astrónomo Gianluca Masi, del proyecto del Telescopio Virtual, durante una transmisión en Google+ que mostró imágenes en directo de la aproximación del asteroide.

La NASA dice que ha encontrado un 95% de los grandes asteroides, aquellos con diámetros de 1 kilómetro o más grande, con órbitas que los llevan relativamente cerca de la Tierra.

Un objeto de ese tamaño golpeó el planeta hace unos 65 millones de años en lo que hoy es la península de Yucatán en México, lo que provocó un cambio climático global que se cree que es responsable de la desaparición de los dinosaurios y muchas otras formas de vida en la Tierra.

La agencia espacial de EEUU y otras organizaciones de investigación, así como empresas privadas, están trabajando en el seguimiento de los objetos más pequeños que vuelan cerca de la Tierra.

El hormigón romano era mejor que el actual (y menos contaminante)


El Confidencial

Los restos de un antiguo dique romano sumergido en el mar Mediterráneo, en la bahía de Pozzuoli, cerca de Nápoles, ha proporcionado al equipo científico de la Universidad de Berkeley liderado por el profesor Paulo Monteiro las muestras que han permitido a los investigadores analizar, por primera vez, la composición del hormigón que usaba la extinta civilización en sus construcciones, un material que han comparado con el actual para extraer conclusiones significativas.

La primera, que se trataba de una mezcla mucho más resistente, con altas condiciones para durar en el tiempo. Además, la forma en que los romanos fabricaban su hormigón es mucho más ecológica que los procesos mediante los cuales se fabrica en la actualidad el material, cuya base principal es el cemento Portland.

Más allá de la curiosidad histórica del hallazgo, la investigación supone un avance notable. La aplicación real del estudio podría mejorar de forma significativa la calidad de uno de los materiales de construcción por excelencia en la actualidad, y no sólo en términos de su composición sino también en el ámbito ecológico. Según los datos ofrecidos por los científicos en el comunicado mediante la que han difundido su investigación, el 7% de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera provienen de la fabricación de este tipo de cemento.

Una composición perfecta

El problema del cemento Portland, según los investigadores, es que en su proceso de fabricación se libera una gran cantidad de dióxido de carbono al calentarse, a más de 1.400 grados centígrados -a través de la quema de combustibles fósiles en la mayoría de los casos, aunque las organizaciones ecologistas tratan de evitarlo- uno de los principales componentes químicos de la mezcla, el carbonato de calcio. Sin ir más lejos, el jueves se llevó a cabo una manifestación en sede del Parlamento navarro contra la incineración en la planta de Cementos Portland en la localidad de Olazti.
Las principales diferencias del hormigón romano, en cuanto se refiere al proceso de combustión, es que su mezcla incluye una cantidad menor de cal y requiere una menor cantidad de combustible, además a una temperatura también inferior, rondando los 900 grados centígrados.
En lo referente a la mezcla, su ingrediente estrella -no secreto-, que ya se utiliza hoy en día, aunque hasta ahora no se había podido conocer su comportamiento a largo plazo, como en las estructuras romanas, son las rocas y cenizas volcánicas, cuyos resultados en las obras de ingeniería en contacto con el agua marina han sorprendido a los investigadores. De hecho, ésa es la parte más relevante de su estudio: la reacción química del hormigón romano en contacto con el mar crea una estructura de enlaces de una gran resistencia.
En ese sentido, los científicos han destacado que las construcciones modernas basadas en hormigón comienzan a dar señales de desgaste a partir de los 50 años, y que están concebidas para durar alrededor de un siglo y medio, un periodo que resulta ridículo en comparación con algunas obras de ingeniería levantadas durante el Imperio Romano, que han resistido miles de años de agresiones químicas, en entornos “tan agresivos como los marinos”, ha explicado la profesora Marie Jackson, parte integrante de la investigación.

Puzolana, el sustituto del cemento Portland

Históricamente, se considera a Marcus Vitruvius Pollio, autor del tratado sobre arquitectura De architectura libri decem, como el padre del hormigón sobre el que se construyó el Imperio Romano. Las obras de ingeniería civil de la civilización que dominó Occidente han trascendido la historia, convirtiéndose en ejemplo de admiración para las generaciones posteriores. El hormigón también forma parte de esa leyenda dorada. “Se trata de uno de los materiales de construcción más duraderos, y no nació por accidente. El transporte era básico para la estabilidad política, económica y militar para el Imperio Romano, por lo que la construcción de puertos duraderos era fundamental”, añade la profesora Jackson.

En las recetas del propio Vitruvius, y también de Plinio el Viejo, para fabricar el mejor hormigón, existen referencias a las cenizas volcánicas abundantes en la región del golfo de Nápoles, cerca de la localidad de Pozzuoli. El hecho de que no se trata de un componente misterioso lo demuestra que se está utilizando en algunas mezclas actuales, en sustitución parcial del cemento Portland.
El problema es que las cenizas volcánicas no abundan en el planeta, por lo que la vía romana no sería efectiva, simplemente por la escasez de la materia prima, para sustituir la exigente, en términos cuantitativos producción actual de cemento Portland. No obstante, los científicos han comprobado que el  mineral de nombre puzolana, en este caso muy abundante en el mundo, posee propiedades similares a las cenizas volcánicas. Según las estimaciones de los investigadores, su utilización en los procesos de fabricación del hormigón podría cubrir el 40% de la demanda de cemento Portland en el mundo. No es casualidad que la principal fuente de financiación de esta investigación proceda de Arabia Saudita, donde existen grandes excedente de puzolana.

El Ayuntamiento se saca de la chistera una torre de 27 plantas para Madrid Río


El Mundo

[foto de la noticia]

[foto de la noticia]

El Gobierno municipal ha aprobado un Plan Especial para desarrollar la parcela situada junto a Madrid Río, frente al matadero, en la calle Antonio López. Allí está previsto que se levante un gran centro comercial y una torre, que será un hotel, con una altura de 27 plantas o lo que es lo mismo, de unos 90 metros.

El desarrollo comprende el terreno delimitado por la avenida del Manzanares y las calles Antonio López, san Zacarías y Eugenio Caxes. En total, 20.921 metros cuadrados. El portavoz del Gobierno municipal, Enrique Núñez, aseguró que este nuevo desarrollo favorecerá la mejora medioambiental de la zona, a la vez que le restaba importancia a la altura del inmueble.

La actuación está promovida por la sociedad Multi Veste España. Según ha precisado el Consistorio el proyecto servirá para favorecer la actividad económica. Este plan viene de largo y estaba ligado con el Mercado de Frutas y Verduras en donde, en un principio, iba a ir Gerencia de Urbanismo. En la operación original sí se contemplaba la creación de un centro comercial pero no el nacimiento de una torre de 27 plantas.

Núñez justificó la modificación de los planes originales por el contexto de crisis económica y por las perspectivas diferentes que hay en la actualidad después de haber pasado tanto tiempo. El centro comercial tendrá tres plantas y albergará usos comerciales y espacios abiertos al público. Por su parte, el hote tendrá un mirador. Desde el Ayuntamiento se desconoce quien gestionará este negocio. “Está concebido como un enclave singular, que favorecerá la reactiviación económica del entorno y mejorará la conexión entre los barrios colindantes“, precisó Núñez.

El hotel tendrá un acceso directo por la avenida del Manzanares y funcionará independientemente del centro comercial. El inmueble será sostenible “desde el principio”. Asimismo, contempla que disponga de tres plantas subterráneas con capacidad para 1.500 plazas. Este jueves se ha producido la aprobación de la modificación inicial del PGOU. El documento pasará un periodo de información pública de 30 días. Posteriormente, con todas las alegaciones sobre la mesa se aprobará definitivamente en el Pleno.

En total, el conjunto tendrá una superficie edificable de 50.900 (40.000 para comercial y de ocio y 10.900 para el hotel). El centro comercial tendrá una altura máxima de 26 metros y tendrá forma de zócalo. El proyecto contempla, además, tres ejes de conexión con Madrid Río. Primero, uno peatonal en Matilde Gayo que se prolongará hasta la avenida de Manzanares hasta el salón de pinos con una pasarela. Es decir, que salvará el desnivel entre Antonio López y el parque. El segundo eje se desarrollará mediante terrazas a una nueva zona verde junto a Eugenio Caxes. Finalmente, la tercera conexión estqará en la calle San Zacarías.

El descubrimiento de la Aspirina: De la corteza de sauce a una fábrica de tintes


ABC.es

  • Una serie de casualidades y de investigaciones científicas están detrás del hallazgo acetilsalicílico
El descubrimiento de la Aspirina: De la corteza de sauce a una fábrica de tintes

abc.es
Un anuncio publicado en el diario ABC en el año 1924

El 10 de octubre de 1897, Félix Hoffmann informaba del procedimiento seguido para la obtención del llamado ácido acetilsalicílico. Esta podría ser la fecha que marca el nacimiento del «remedio milagroso». El fármaco más conocido y seguramente el más utilizado en el mundo entero. La popular «Aspirina», útil para aliviar dolores de cabeza, musculares, y muchas más utilidades que con el tiempo se han ido añadiendo a las propiedades de esta «pastillita blanca».

La aspirina, el ácido acetilsalicílico, es químicamente un éster acetilado del ácido salicílico. Se trata de un principio activo cuyas primeras indicaciones lo muestran como analgésico, antipirético y antiinflamatorio, eficaz y bien tolerado.

Pero para conocer sus orígenes, tenemos que remontarnos hasta el principio de la historia porque la humanidad siempre ha estado interesada en descubrir remedios para las enfermedades y, sobre todo, para los dolores y la fiebre.

Esos primeros «medicamentos» se encontraban en la naturaleza, y sobre todo en las plantas. Y nuestros ancestros descubrieron que la corteza del sauce daba alivio a algunas de esas dolencias, aunque entre la Edad Media y hasta el siglo XVIII, no se sabe por qué, pero quedó en el olvido.

Fue ya en 1763, cuando Edward Stone presentó un informe en la Real Sociedad de Medicina Inglesa reconociendo sus propiedades. Edward realizó un estudio en 50 pacientes que padecían estados febriles, y en su conclusión destacó su efecto antipirético.

Posteriores investigaciones sobre la corteza del sauce llevaron a otros estudiosos a dar con el principio activo que logra este efecto. Le llamaron «salicina», y es un análogo del ácido salicílico y del ácido acetilsalicílico.

En 1853, el químico francés Charles Frédéric Gerhardt hizo un primer intento de acetilación de la salicina pero la solución contenía demasiados efectos. En 1859, Herman Kolbe obtuvo por síntesis química el ácido salicílico. Este compuesto presentaba algunos inconvenientes, como su excesivo sabor amargo y además provocaba irritación en el estómago.

Y en 1986 un químico de la empresa Bayer, Félix Hoffmann, es quien recupera todas estas investigaciones anteriores. El director de investigación de nuevos fármacos de la empresa, Arthur Eichengrün, le encargó Hoffmann la tarea de encontrar una variante del ácido salicílico que no provocara estos efectos secundarios.

Tras sus investigaciones, es en 1897 cuando daba cuenta a su superior de su descubrimiento, un procedimiento para obtener el ácido acetilsalicílico, un producto con los usos terapéuticos deseados pero más estable y puro químicamente y sin los efectos secundarios que provocaba el ácido salicílico.

Su eficacia terapéutica como analgésico y antiinflamatorio fue descrita en 1899 por el farmacólogo alemán Heinrich Dreser. Ese mismo año fue patentado con el nombre de Aspirin.

Un nombre que proviene del término botánico «Spiraea», que se refiere a una familia de plantas. De ahí proviene «spir». La letra «a» indica el proceso de acetilación al que se somete al ácido, y la sílaba «in» era una terminación empleada con frecuencia para los medicamentos en aquella época.

La historia de la Aspirina está ligada a la marca «Bayer», ahora una de las farmacéuticas más importantes, pero en sus comienzos una compañía dedicada a la fabricación de tintes. El entonces supervisor del departamento de patentes de Bayer, Carl Duisberg, decidió abrir una línea de investigación, con la idea de conseguir un antipirético a partir del paranitrofenol.

Todo ello porque, de forma casual unos médicos alsacianos habían administrado acetanilina a unos enfermos de infecciones parasitarias, en lugar de naftaleno. La acetanilina es un producto utilizado en la industria de tintes.

Sorprendentemente se encontraron ante un antipirético desconocido hasta el momento. El paranitrofenol era un producto de desecho en la fabricación de tintes muy parecido químicamente a la acetanilina, del que existían miles de kilos almacenados en la fábrica.

Hasta ese momento no sabían qué hacer con este producto de desecho, que muy pronto, en 1888, les sirvió para crear el primer fármaco de Bayer. Era la acetofenetidina, que se comercializó con el nombre de «Fenacetina».

Así fueron los comienzos de Bayer en el mundo de la industria farmacéutica. Un cúmulo de casualidades e investigaciones que les llevó a convertirse en lo que hoy son, y con un producto como la Aspirina, que hoy en día está registrado en más de 70 países de todo el mundo.

Titán, una luna de Saturno envuelta en hidrocarburos


El Pais

  • Un equipo científico desvela la presencia de compuestos orgánicos PAH en la alta atmósfera del mayor satélite del planeta de los anillos

Lagos de metano líquido en la superficie de Titán captados por la sonda ‘Cassini’ en órbita de Saturno. / NASA/JPL/USGS

Titán, el mayor satélite de Saturno, es el cuerpo celeste más lejano en el que se ha posado un artefacto enviado desde la Tierra. Se trata de una luna que merece especial interés por parte de los científicos dado que tiene una atmósfera compleja y lagos de hidrocarburos líquidos en su superficie, características que recuerdan a la Tierra primitiva. Ahora, los datos tomados allí por la sonda automática Cassini, en órbita del planeta de los anillos, ha permitido a un equipo científico desvelar el origen de la neblina que envuelve la superficie de Titán: procede del gas presente en las altas capas de su atmósfera, compuesto por hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH).

“Hace décadas se propuso que la capa de neblina de la baja atmósfera [de Titán] se generaba a partir de moléculas orgánicas complejas y, en 2007, se sugirió que estas moléculas podrían formarse en la atmósfera superior, varios cientos de kilómetros sobre su lugar de origen”, explica el investigador principal de la investigación que confirma ahora ambas hipótesis, Manuel López-Puertas, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), del CSIC.

Sujeta a la sonda Cassini, de la NASA, viajó desde la Tierra el módulo Huygens, de la Agencia Europea del Espacio (ESA), que protagonizó, el 14 de enero de 2005, una de las grandes hazañas de la exploración espacial al descender con éxito hasta el suelo de Titán, tomando datos durante la caída y una vez en el suelo. Ninguna sonda artificial ha llegado a la superficie de un cuerpo tan lejano. En Titán, casi tan grande como Marte y con una temperatura en la superficie de 179 grados bajo cero, hay lagos de etano y metano que forman nubes y que, ocasionalmente provocan lluvias. “En muchos aspectos, es uno de los mundos más parecidos a la Tierra que se ha encontrado hasta ahora”, explica la NASA. “Con su densa atmósfera y su química orgánica, Titán parece una versión congelada de la Tierra hace unos miles de millones de años, antes de que los organismos vivos empezasen a bombear oxígeno a la atmósfera”.

Esa luna está envuelta por la neblina anaranjada que ha dificultado siempre la observación de su superficie. Pero el trabajo de observación de la misión Cassini-Huygens ha proporcionado una perspectiva nueva.

Los PAH de Titán están presentes entre, al menos, los 900 kilómetros y los 1.250 kilómetros sobre la superficie, explican ahora los investigadores. “Estos compuestos absorben los fotones ultravioleta del Sol, que son muy energéticos, rápidamente redistribuyen esta energía a nivel interno que finalmente vuelve a ser emitida en el infrarrojo cercano, lo que produce una fuerte emisión con una concentración de partículas relativamente baja”, explica López-Puerta. El gas se descubrió, precisamente, a través de su manifestación en infrarrojo, añaden los investigadores en un comunicado del CSIC.

Los resultados de la investigación, en la que participan científicos de España, Italia y Estados Unidos) se publican hoy en la revista The Astrophysical Journal.