Auge y caída del ‘príncipe alcoyano’


El Pais

  • El silencio de Cultura sobre el vaso íbero de El Campello aumenta las dudas sobre su autenticidad

Vaso supuestamente ibérico hallado en la trastienda de un anticuario en El Campello.

En una cámara de seguridad del Museo Arqueológico de Alicante (MARQ) un vaso presuntamente íbero, supuestamente del siglo II antes de Cristo, lleva meses a la espera de que alguien lo investigue. La pieza, localizada en la trastienda de un anticuario de El Campello (Alicante), fue calificada como “una de las obras excepcionales del arte íbero” durante una convocatoria de prensa organizada por la Guardia Civil y la Consejería de Cultura el pasado mes de enero.

Un vaso “sin parangón”, dijo entonces el técnico de Cultura José Luis Simón, porque estaba completo y porque las escenas pintadas (guerreros cazando un jabalí) parecían narrar el rito del paso de la niñez a la madurez de un “príncipe” íbero, tal vez procedente de una zona cercana al yacimiento de la Serreta de Alcoi.

Sin embargo, muchos arqueólogos sospecharon que se trataba de una falsificación. Sólo Carmen Aranegui, catedrática de Arqueología de la Universidad de Valencia, se atrevió a opinar públicamente. “Cuando vi la foto en los periódicos, dudé de inmediato”, indica. “El vaso contiene elementos propios de otros ya existentes, cogidos de aquí y de allá, en un corta y pega que ya hemos visto en otras ocasiones”, detalla la experta. “Pero bueno, habría que verlo directamente”

Desde entonces, el silencio impera en la Consejería de Cultura. “El caso está sub judice”, alegan para no dar información y justificar por qué no se ha convocado un comité de expertos, pese a que el juzgado de Instrucción número 8 de Alicante, encargado de la investigación, hace tiempo que requirió un informe pericial de la pieza.

Este periódico ha intentado, con escaso éxito, obtener la opinión de más de una decena de especialistas en arte íbero, arqueólogos y directores de museos. Nadie ha vuelto a ver el vaso, nadie quiere hacer comentarios, ni cuestionar la opinión de Simón ni la de Aranegui, o, simplemente, no están autorizados a hacer declaraciones. El mundo de los expertos se ha quedado mudo, entre otras razones, porque en el ámbito arqueológico todos tienen relaciones laborales, económicas o profesionales con la Conselleria, que es la que decide quién puede o no opinar públicamente sobre sus asuntos “internos”.

Pero algunas personas consultadas que no están en la cadena de mando de la consejería, han contestado con un resoplido: “¡Uf! Me reservo mi opinión”, lo que aumenta más aún la sombra de la duda. “Pero de resultar falso el vaso de El Campello”, opina un arqueólogo que no desea ser identificado, “no pasaría absolutamente nada”. “Todos nos equivocamos”, agrega, “y no sería ni la primera ni la última vez que nos la cuelan”. Otra experta señala que “España entera y el mercado internacional están llenos de falsas cerámicas y plomos íberos con inscripciones”.

El examen pericial ordenado por el juez es fundamental porque no es lo mismo imputar al anticuario del Campello por comercio ilegal de piezas arqueológicas, que por comercio de copias para su venta fraudulenta, es decir, intento de estafa. Pero además, urge el informe porque, si finalmente el vaso es auténtico, ¿de qué yacimiento ha salido? Aranegui opina que “se tendría que hacer un análisis de termoluminiscencia para fijar exactamente la época en que fue fabricado”. Para Alberto José Lorrio, director del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Alicante, “se ha de realizar un análisis de la pasta y de los pigmentos del vaso, porque tanto si es auténtico como falso sería un caso paradigmático para el futuro”. “Estaríamos”, agrega Lorrio, “o ante la expoliación de un yacimiento o ante una red de falsificadores que hay que desmantelar”.

Tanto Aranegui como Lorrio coinciden en criticar las prisas por comunicar el hallazgo sin haber estudiado a fondo la pieza. Verdadero o falso, el vaso de El Campello se habría vendido por unos 3.000 euros en casa del anticuario, según fuentes consultadas, pero su precio en el mercado internacional podría haber alcanzado los 30.000.

Por ejemplo, la página web de la Royal-Athena Galleries (Nueva York), dedicada a la compraventa de objetos antiguos, anuncia como “nueva adquisición” una cerámica íbera descrita como un “Kalathos grande, siglo I a. C.”. Su precio: 30.000 dólares. Aranegui, a requerimiento de este periódico, se muestra rotunda al contemplar las fotos. “Se trata de falsificaciones muy próximas a la de El Campello”, afirma, “por la rigidez del trazo, por demostrar un buen conocimiento de la pintura cerámica de Edeta (Llíria) y por presentar un cálato completo, con las uniones entre los fragmentos apenas erosionadas”.

De la misma opinión es Vicent Escrivá, director del Museo Arqueológico de Llíria y buen conocedor de los yacimientos de la localidad: “Los vasos de esta web son inventados, absolutamente falsos en lo que refiere a su antigüedad, pero piezas únicas y originales para los coleccionistas del futuro”, señala irónicamente. “Al fin y al cabo”, añade, “las cosas valen lo que la gente está dispuesta a pagar por ellas”.

La trastienda de los vasos íberos

E. COSTA

Los arqueólogos saben que existen redes organizadas dedicadas a la falsificación de objetos íberos. “Hay auténticos expertos en esto, algunos, viejos conocidos de la policía”, asegura Carmen Aranegui. Pero, ¿cómo se las arreglan los falsarios para engañar hasta a los expertos? En cualquier publicación especializada en arqueología íbera se muestran dibujos, calcos en papel de las pinturas sobre cerámica, que los expertos divulgan para promover el debate científico. Los estafadores podrían usar estos dibujos como plantillas, combinando sus elementos de mil maneras y a diversas escalas, según el tamaño de la vasija encargada. Para lograr el efecto de envejecimiento, la pieza fabricada se rompe, se recomponen y pegan los pedazos y finalmente se le da algún toque añadido, como saltar la pintura o el barro, o agregar algún corrosivo.

Despega hacia la Estación Espacial el segundo modelo de cohete privado


El Mundo

El cohete Antares despegando desde la base de Virginia (EEUU). | NASA

El cohete Antares despegando desde la base de Virginia (EEUU). | NASA

La empresa privada estadounidense Orbital Sciences, en colaboración con la NASA, ha lanzado con éxito el primer vuelo de prueba de su cohete Antares, que tendrá la misión de abastecer a la Estación Espacial Internacional (ISS).

El lanzamiento, que debería haberse producido el pasado miércoles pero fue retrasado por un fallo técnico, se inició a las 22.00 horas (hora peninsular) de este domingo, desde el centro espacial de Wallops, situado en una isla cerca de la costa del estado de Virginia (Estados Unidos). También se había intentado un nuevo despegue el sábado, pero las condiciones meteorológicas no lo permitieron.

Antares, que tiene 40 metros de alto y 3,9 metros de diámetro, portará en sus viajes a la ISS la cápsula Cygnus, también propiedad de Orbital. Sin embargo, en este primer vuelo ha cargado con un simulador con una carga equivalente de 3,8 toneladas de equipos electrónicos. Fue puesto en órbita a 256 kilómetros de altura diez minutos después del despegue.

El presidente de la compañía estadounidense, David Thompson, ha indicado que “con el éxito de este vuelo de prueba, el equipo se va a preparar para efectuar una misión completa del sistema de entrega de suministros a la ISS, ya con la cápsula Cygnus, dentro de dos meses”.

Por su parte, el administrador de la NASA, Charles Bolden, ha felicitado a Orbital Sciences por el “lanzamiento perfecto de Antares”. Bolden ha señalado que “además de probar que el plan estratégico de exploración espacial avanza, este vuelo también inaugura un nuevo centro espacial en Estados Unidos capaz de hacer lanzamientos a la ISS, abriendo así nuevas oportunidades para usuarios comerciales y gubernamentales”.

Orbital Sciences es la segunda de las compañías con las que se alía la NASA para abaratar costes. La agencia espacial estadounidense ya había anunciado el año pasado su intención de apostar por las alianzas con el sector privado, para reducir el coste de acceso a la ISS.

Según ha explicado la NASA, Orbital Sciences tiene un contrato de 1.900 millones de dólares para realizar ocho entregas de cargamento y un total de 20 toneladas a la ISS para comienzos de 2016. La cápsula Cygnus tiene capacidad para transportar dos toneladas.

Cygnus compite con la cápsula Dragon de SpaceX, que ya ha realizado tres viajes al módulo espacial y tiene contrato para otras siete misiones más hasta 2015. En este sentido, los científicos han explicado que Cygnus tiene forma cilíndrica y no puede regresar a la Tierra, sino que será destruida una vez termine su misión.

Siete proyectos devuelven la esperanza a la capital s


ABC.es

  • Estas inversiones millonarias se traducirán en puestos de trabajo. El ocio y el turismo copan todas estas iniciativas

Recreación de Eurovegas

El dinero comienza a moverse en Madrid. En los últimos meses, se han presentado o conocido varios proyectos que supondrán inversiones millonarias en la capital, y que se traducirán también en puestos de trabajos. Todos están relacionados con el turismo, las compras y el ocio; todos están ya en marcha o a punto de comenzar las obras.

Como dijo recientemente el presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir, «tengo confianza total en la economía española y en su muy próxima recuperación: es tiempo de invertir». La intuición del veterano empresario, que lidera uno de los grupos económicos más boyantes del país, parecen haberla compartido otros hombres de negocios de este país y de fuera, a juzgar por las iniciativas en marcha actualmente en la capital.

Haciendo un rápido repaso, está la rehabilitación de la manzana de Canalejas que promueve el propio Villar Mir. Una gran operación que convertirá la manzana entre las calles Sevilla y Alcalá, donde se concentran algunas antiguas sedes bancarias que ocupan edificios históricos protegidos y hasta ahora vacíos.

Hotel y comercio

La reforma transformará esta zona en un hotel de la cadena Four Seasons, una de las más lujosas del mundo, con 215 habitaciones y 35 apartamentos integrados. Además, la manzana contará con un centro comercial de alto nivel. Para el servicio de ambos usos, contará con aparcamiento subterráneo, y con un intercambiador de autobuses también bajo nivel.

De esta manera, la superficie quedará prácticamente libre de tráfico rodado —salvo un carril para el servicio público y el del hotel— y las aceras se ampliarán, haciendo el entorno mucho más habitable.

Los trabajos comenzarán en el mes de octubre. Los edificios se vaciarán por dentro, se redistribuirán aprovechando el espacio de las manzanas interiores, y las cornisas se igualarán. La inversión prevista ronda los 500 millones de euros, y se calcula que creará 4.800 puestos de trabajo.

Muy cerca, en la céntrica Puerta del Sol, está en marcha otro proyecto de inversión importante: la tienda Apple que abrirá en el número 1 de esta popular plaza. Justo en el edificio sobre el que se asentaba el histórico rótulo luminoso de Tío Pepe. Los trabajos se llevan a cabo desde hace tiempo, en la mayor discreción. Pero fue el entonces alcalde Alberto Ruiz-Gallardón quien desveló, en mayo de 2011, que todo el inmueble se convertiría en una nueva tienda Apple, la primera en el centro de Madrid.

En la Gran Vía 24, el edificio que albergó durante años la sede de la concejalía de Economía se va a convertir en sede madrileña del Casino de Aranjuez. El inmueble, un precioso palacete construido en 1924 y rehabilitado recientemente, ya tiene aprobado un plan especial para utilizarlo como casino. Aunque la dirección de Aranjuez mantiene un discreto silencio sobre la actuación, se ha sabido que lleva meses formando a personal para crupieres, y podría querer abrirlo en unos meses.

Y siguiendo con los casinos, también el de Torrelodones ha decidido abrir sucursal en la capital. En este caso, la zona elegida también es céntrica: frente a la Biblioteca Nacional, muy cerca de la «milla de oro» de las compras, en el paseo de Recoletos números 37 a 41.

El cambio de la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas de laComunidad de Madrid permite que estas salas se asienten en la capital. Las obras comenzaron en abril, y el edificio sobre el que se asentarán estará listo para su nuevo uso antes de que concluya el año. Contará con 1.000 metros cuadrados para zona de juego, dos zonas de máquinas de azar con un máximo de 65 máquinas, y servicios de cafetería y restauración.

Una gran tienda

Más movimiento de inversiones en Madrid:el grupo Inditex, del empresario textil Amancio Ortega, está realizando obras en pleno corazón de la «milla de oro» —en la calle Serrano, 23— para construir una enorme tienda de su marca de referencia, Zara. El edificio, de mediados del siglo XIX, tiene más de 3.000 metros cuadrados de superficie disponible.

Este inmueble, de seis plantas de altura, se convertirá en una de las tiendas Zara más grandes del mundo, que competirá con los que hay en la Quinta Avenida de Nueva York, Tokio, Londres o Milán.

Las obras comenzaron hace meses, con el vaciado interior. Posteriormente, se adaptará a las nuevas necesidades de uso, según el diseño de la arquitecta coruñesa Elsa Urquijo. Se espera que esta inversión se traduzca en cien nuevos empleos.

En el mismo entorno, este otoño abrirá sus puertas Platea Madrid, un espacio vanguardista dedicado cien por cien al mundo de la gastronomía, que transforma el antiguo cine Carlos III en una plataforma donde disfrutar con todo tipo de comida, para todos los presupuestos y gustos y a cualquier hora del día.

Gastronomía

Platea Madrid tendrá restaurantes, barras, zonas de pinchos, escenarios para presentaciones de productos o show-cooking, tiendas gourmet, espacios para cursos y talleres… y todo lo que la imaginación quiera añadir a esta lista, maridando la gastronomía con cualquier otra actividad.

Pero antes de que acabe el año, si los cálculos no fallan, comenzará el gran proyecto de inversión de Madrid: Eurovegas, el complejo turístico y de ocio que se ubicará sobre 750 hectáreas de terreno en Alcorcón. Las Vegas Sands tiene previsto levantar 12 hoteles con 3.000 habitaciones, seis casinos, tres campos de golf y de tenis, centros comerciales y de convenciones, restaurantes, teatros… Las cifras aturden: 250.000 nuevos empleos y la inversión de 16.900 millones. Lo dicho, algo se mueve en Madrid.

Los siete, en marcha

1. Tienda Apple en Sol
En la misma Puerta del Sol, en el edificio que durante décadas ha albergado el rótulo luminoso de Tío Pepe, la cadena americana Apple tiene previsto a abrir una tienda. El proyecto se lleva en un estricto secreto. Podría abrir tras el verano.
2. Casino de Gran Vía
Sobre un edificio histórico en plena Gran Vía, el Casino de Aranjuez tendrá su sucursal madrileña. Ya están formando al personal.
3. Manzana de Canalejas
La manzana entre Alcalá y Sevilla, antiguas sedes de bancos y ahora vacíos, se van a transformar en un gran hotel de lujo de la cadena Four Seasons y un centro comercial. Invertirán 500 millones.
4. Eurovegas
La primera piedra del gran complejo de ocio y juego se pondrá antes de fin de este año. Todo está escrito sobre este proyecto, que promete 250.000 puestos de trabajo y una inversión de 16.900 millones de euros.
5. Casino de Colón
En el paseo de Recoletos 37 a 41, el Casino de Torrelodones ultima el acondicionamiento de lo que será su casino madrileño.
6. El «gran» Zara
El grupo de Amancio Ortega está convirtiendo un inmueble de la calle Serrano 23 en la que será una de sus mayores tiendas en todo el mundo. Tiene previsto inaugurarla a finales del próximo año.
7. Platea Madrid
Sesenta millones de euros está costando la transformación del cine Carlos III en un espacio de usos múltiples vinculados con la restauración. Abre en otoño.

La trampa mortal del Banco de España: su cámara acorazada


ABC.es

La trampa mortal del Banco de España: su cámara acorazada

La trampa mortal del Banco de España: su cámara acorazada

Nadie, en sus 77 años de existencia, se ha atrevido a asaltar la cámara del oro que se encuentra a 48 metros bajo tierra del edificio del Banco de España. Las posibilidades de salir con vida de ella son casi nulas. Los obstáculos no son pocos. Ante cualquier amenaza detectada a través de diferentes sensores o cámaras se accionaría de forma manual una llave que inundaría toda su altitud. Sin posibilidad de escape. Ni siquiera para Ethan Hunt en «Misión Imposible».

Dos arroyos que fueron canalizados a un aljibe durante la construcción de la cámara (en el proyecto de ampliación del arquitecto José Yarnoz entre 1929 y 1936) lo anegarían. Se trata de «Las Pascualas», que casi está a nivel de superficie sobre la Castellana, y el de «Oropesa», un subterráneo que baja por Alcalá y alimenta La Cibeles.

Estanterías de Eiffel

Muy pocos conocen el recorrido hasta quedar fascinado por el brillo de los lingotes de oro que se cobijan en este lugar de alta seguridad. Allí se apila, en estanterías del ingeniero Eiffel, un tercio de la reserva de oro española. El resto está en Fort Knox (EE.UU.) y Londres. El total asciende a 9,1 millones de onzas troy, equivalente a 281 toneladas de oro o 12.000 millones de euros. En los estantes de la cámara del oro española se acumulan, de cinco en cinco, 5.400 lingotes de oro puro estándar. Cada lingote pesa 12,5 kilos y vale entre 600.000 y 640.000 euros. Además, hay otros 2.000 lingotes irregulares. También se custodia el intocable oro nazi.

Para llegar a la cámara hay que cruzar unas escaleras que se encuentran en la glorieta de unión del edificio de 1891 y el de la ampliación de 1936 del Banco de España, prácticamente en el centro de la parcela. Fuentes de toda solvencia nos explican el recorrido. Hay que bajar dos sótanos. Después se llega a una sala donde uno se topa con la primera gran puerta acorazada, de 15 toneladas de peso y acero oxidable. Una de las curiosidades es que dos veces al año hay que protegerla con vaselina para que no se oxide. Cualquier mota de polvo sobre la puerta puede impedir que se abra.

Distintas cajas

Este primer obstáculo se abre con dos claves y dos llaves que tienen los claveros: el cajero del banco y el interventor. Antiguamente, el gobernador también tenía una llave, pero esta figura ya no la guarda y se anuló. Al pasar la acorazada hay un foso y dos ascensores. Estos elevadores bajan 36 metros de profundidad.

Al llegar a abajo hay que cruzar un puente de dos metros de longitud que atraviesa el foso. Al atravesarlo hay otra puerta acorazada rectangular, más pequeña que la primera. A otros seis metros de esta, una puerta gemela. Pesan 13,5 toneladas cada una. Todas se abren con dos llaves y dos claves. Nunca se abre una puerta sin cerrarse otra.

Dos familias bajo tierra

La última puerta, la tercera, da a parar a un distribuidor con las cajas de seguridad, entre las que se encuentra la cámara del oro. Todas las puertas fueron fabricadas por la Casa York en EE.UU.. En 1934 se terminó su construcción. Dentro de la cámara acorazada hay una caja para el Ministerio de Economía, otra para el de Justicia, una más para el Defensor del Pueblo y otros espacios para el Banco de España, donde guarda el oro en lingotes y la colección numismática del banco, que asciende a más de 500.000 monedas. Además, en las estanterías también reposan cerca de dos millones de monedas valoradas en oro.

A 48 metros de profundidad también hay un pasillo pequeño, una tronera que recorre la superficie exterior desde la entrada hasta la salida. Está repleto de espejos, colocados de un modo que al asomarse por un punto se puede ver cualquier silueta. En caso de que hubiera un intruso, no sería necesario recorrer toda la instalación y se podría dar la voz de alarma rápidamente. Este espacio lo recorrían en rondas de seguridad los guardias civiles que vivían bajo tierra en dos viviendas hasta hace 25 años. Ahora ya no las habita nadie. En esos pisos hacían su vida con sus familias. Sus hijos iban al colegio cada día desde estas cuevas. El Instituto Armado no tiene constancia de este extremo, aunque no lo niega. A los privilegiados visitantes de la cámara del oro se les confirma este hecho.

El PSOE vendió la mitad

Actualmente hay 9,1 millones de onzas troy en la cámara del oro. En 2004 la reserva total de este metal ascendía a cerca de 17 millones de onzas troy. En el año 2005 se finaliza con 14,7 millones; en 2006, con 13,4 millones, y en diciembre de 2007, con la reserva actual. En la época en que se dio salida a casi la mitad de la reserva de oro, estaba al frente del Ministerio de Economía y Hacienda Pedro Solbes.

Las ventas de oro permiten incrementar los beneficios del banco. «Entonces se dijo que invirtieron en otros activos más rentables. Era una tendencia de venta llamativa. Mientras otros países emergentes compraban, España vendía. Comprar oro es una forma de protección cambiando divisas por este metal, que nunca se devalúa», explica Marion Mueller, vicepresidenta de la Asociación Española de Metales Preciosos. Esta experta especifica que si ahora el país tiene 281 toneladas de oro, en 1999 ascendían a 523 toneladas.

Desde 2007 no se ha tocado la reserva. En la actualidad existe un acuerdo conjunto entre veinte bancos europeos en el que se establece, desde 2009, que las ventas de oro se limitan en un período de cinco años (hasta 2014) a 400 toneladas y las ventas totales a lo largo del plazo no superarán las 2.000.

Estos son los secretos mejor guardados de la cámara acorazada, una superficie de 2.500 metros cuadrados que con los grandes muros que separan las cajas quedan útiles 1.500. Es una instalación infranqueable. Ni siquiera las bombas de la Guerra Civil pudieron con ella. Fue en este búnker donde las familias que vivían en el edificio del Banco se protegieron a buen recaudo de los misiles.