En busca de los míticos 3.000 años de Historia de Cádiz


La Razon

  • Una estudio de la Universidad de Sevilla investiga el verdadero origen de la ciudad sobre restos arqueológicos y literarios
https://elhistoriadores.files.wordpress.com/2013/04/vista_de_cadiz.jpg

Vista de Cadiz al atardecer

El Estudio «Mito y Arqueología» que, publicado por la Universidad de Sevilla, analiza las conexiones entre las antiguas fuentes históricas, los hallazgos arqueológicos y las referencias mitológicas, sitúa a Cádiz, la antigua Gadir, al nivel de ciudades como Atenas, Roma, Tebas, Cartago y Esparta. El estudio ha sido coordinado por César Fornis, profesor de Historia Antigua de la Universidad de Sevilla, quien asegura que «Cádiz, efectivamente, es una ciudad en la que se aúnan mito y arqueología» y que, «por más que se ha excavado no han salido, por el momento, materiales que refrenden esa fecha tempranísima del 1.100 antes de Cristo que proclaman las fuentes literarias». Cádiz, además, presenta frente a otras ciudades míticas de la Antigüedad, como Tartessos, «el importante factor de que es visible y tangible», según ha añadido César Fornis, coordinador de este estudio que lleva como subtítulo: «En el nacimiento de ciudades legendarias de la Antigüedad».

«La importancia de la que Gadir gozó en la Antigüedad se demuestra, además de en otros hechos, en el interés que su historia despertó ya entre algunos historiadores antiguos que se preocuparon, incluso, por recoger de los propios gadiritas los relatos que ellos conocían sobre su fundación», según señala en el estudio el profesor de la Autónoma de Madrid Adolfo J. Domínguez Monedero. Domínguez Monedero es el historiador encargado en este estudio de abordar el caso de Cádiz y, como ejemplo de historiador antiguo que indagó entre los habitantes de la ciudad, sobre sus remotos orígenes cita a Estrabón, quien describe la fundación de la ciudad mediante «un oráculo que según dicen les aconteció a los tirios».

Esa descripción, que, para Domínguez Monedero, «puede contener indicios veraces sobre la fundación de la ciudad», llevaría su origen a un mínimo de 3.100 años de antigüedad. Cada una de las seis ciudades es abordada en el estudio por un profesor universitario, especialista en su historia más remota, Atenas por Domingo Plácido, de la Complutense de Madrid; Esparta por Massimo Nafissi, de la italiana Universidad de Perugia; Tebas por José Pascual, de la Autónoma de Madrid; Cartago por Fernando Prados, de la Universidad de Alicante; y Roma por Jorge Martínez-Pinna, de la Universidad de Málaga. Según César Fornis, en cada caso se ha tratado de «analizar el nacimiento y conformación, tanto en el plano mítico y literario como en el arqueológico» para lo cual se ha seleccionado «un elenco de ciudades legendarias de la Antigüedad clásica» de relevancia en la Historia.

Hallan indicios de materia oscura en una mina de Minessota


ABC.es

  • Los físicos del MIT detectaron tres señales que podrían revelar la presencia de estas enigmáticas partículas
Hallan indicios de materia oscura en una mina de Minessota

Hallan indicios de materia oscura en una mina de Minessota

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han hallado nuevos indicios de materia oscura en una mina de Minnesota (Estados Unidos). Este logro ha surgido de la Búsqueda Criogénica de Materia Oscura (CDMS), que se lleva realizando en la zona durante varios años, por el que ocho detectores de silicio registraron tres eventos que podrían representar colisiones de partículas masivas de interacción débil (WIMPs).

Físicos ya habían encontrado indicios de la existencia de WIMPs en esta mina con anterioridad (en 2010), pero estos hallazgos siguen siendo difíciles de entender. De hecho, los estudios resultaron ser indistinguibles de las colisiones de fondo de otras fuentes, no WIMP.

Los expertos que han llevado a cabo esta última investigación, que se ha hecho pública el pasado 13 de abril en la reunión de la Sociedad Americana de Física, han explicado que este resultado “no se eleva al nivel de un descubrimiento” porque “requiere de una mayor investigación”, pero han destacado la “importancia” de este paso.

La ventaja con la que cuenta el equipo del MIT es que los hallazgos actuales se han realizado con detectores de silicio y no de germanio, como los que se utilizaban hace tres años. El silicio es más sensible a las colisiones de partículas de baja energía. Enfriado a una temperatura de 40 milikelvins, los detectores de calor sentido por CDMS detectan cuando una partícula choca con uno de sus cristales.

El desafío es distinguir una posible colisión WIMP de las muchas colisiones de otras partículas como, por ejemplo, neutrones. En este sentido, los científicos han explicado que CDMS intenta proteger sus detectores tanto como sea posible, lo que le permite calcular con precisión la velocidad de las colisiones. De los tres eventos de posibles WIMP captados dos de ellos ocurrieron en el mismo detector, mientras que el tercero se produjo en uno diferente.

Los científicos han fijado la señal en un nivel de confianza del 99,81 por ciento (o alrededor de tres sigma en el lenguaje estadístico). Pero el resultado de CDMS implicaría un WIMP con una masa de 8,6 gigaelectronvoltios, mucho más ligero de lo físicos podrían esperar, ha señalado el MIT. Los científicos barajan los nuevos datos ahora y en los próximos meses explicarán qué es exactamente lo que se ha encontrado y si son, realmente, nuevas señales que conduzcan a la materia oscura.