Arranca la capitalidad europea de la cultura en Marsella y Kosice


La Razón

Vista de Marsella

Vista de Marsella Archivo La Razón

Las ciudades de Marsella (Francia) y Kosice (Eslovaquia), las capitales europeas de la cultura en 2013, celebraran a lo largo de los próximos doce meses más de un centenar de actividades con el respaldo de la Comisión Europea (CE).

Esta iniciativa es “una oportunidad única para fomentar la cultura en una ciudad, así como su desarrollo a largo plazo; y es también muy importante para el turismo, la creación de empleo y la revitalización urbana”, dijo hoy la comisaria europea de Educación, Androulla Vassiliou, en un comunicado.

“Ha llegado el momento esperado para el que Marsella y Kosice se han estado preparando desde que fueron elegidas Capitales Europeas de la Cultura 2013. Estoy segura de que el público va a asistir a una inauguración inolvidable en ambas ciudades”, añadió Vassiliou.

La inauguración de la capitalidad de Marsella tendrá lugar los días 12 y 13 de enero de 2013 con cuatro actos festivos, entre ellos la inauguración de una exposición de arte contemporáneo de la región en Aix-en Provence y un espectáculo de fuegos artificiales en la cercana localidad de Arles.

Kosice, por su parte, iniciará sus festejos los días 19 y 20 de enero en varios lugares de la ciudad, como el Teatro Nacional, la Steel Aréna y el Pódium.

El objetivo de la iniciativa de la Capital Europea de la Cultura, cuya selección se realiza con arreglo a un programa que debe tener una dimensión europea, es “contar con la participación del público, ser atractivo a nivel europeo y resultar adecuado para el desarrollo de la ciudad a largo plazo”, informó la CE en un comunicado.

San Sebastián (España) será capital de la cultura en 2016, pero antes le tocará a Riga (Letonia) y Umeå (Suecia) en 2014, y a Mons (Bélgica) y Plzen (República Checa) en 2015.

Localizan en una tienda de antigüedades de Alicante un vaso ibérico del siglo II a.C.


El Mundo

Imagen del vaso cerámico de la cultura íbera hallado en Alicante. | Efe

Imagen del vaso cerámico de la cultura íbera hallado en Alicante. | Efe

La Guardia Civil ha hallado un vaso original del tipo ‘lebes’ perteneciente a la cultura ibérica del siglo II a.C que un anticuario de El Campello (Alicante) mantenía almacenado en un taller, por lo que ha sido imputado por la presunta comisión de los delitos de receptación y contra el patrimonio histórico, según ha explicado el general jefe de la VI Zona de la Guardia Civil, Fernando Santafé.

En la presentación de la pieza llevada a cabo este miércoles en la Comandancia de Alicante, en la que han estado presentes el subdelegado del Gobierno en Alicante, Alberto Martínez; el coronel jefe Antonio Lázaro Gabaldón y la delegada territorial de Cultura Concha Sirvent, Fernando Santafé ha resaltado la “importancia” de este vaso, que según ha dicho, “constituye un icono de la cultura íbera”.

El hallazgo del vaso se produjo el pasado 12 de diciembre, cuando una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) realizaba una inspección rutinaria en un establecimiento de venta y restauración de antigüedades de El Campello.

En una caja de cartón localizada en el almacén del taller, los agentes se percataron de la presencia de una vasija que llamó su atención por el estado en el que se encontraba, la forma de sus representaciones y las peculiares características que presentaba.

Por ello, solicitaron información de los técnicos de la Conselleria de Cultura sobre la procedencia y época de la pieza. Los especialistas inmediatamente comunicaron que el vaso era del tipo ‘lebes’ de la cultura ibérica del siglo II a.C, con una “calidad excepcional, y posiblemente único a nivel nacional por su temática figurativa”.

La pieza presenta impactos de fuego en una hoguera, que se deben al incendio de la vivienda donde se encontraba en su día, o a los ritos funerarios en los que se empleaban este tipo de vasijas.

En el curso de la investigación, el anticuario informó a los agentes de que una mujer -de la que no dio más datos- le había dado el vaso en depósito, por lo que los agentes le han imputado la presunta comisión de los delitos de receptación y contra el patrimonio histórico.

El juzgado de instrucción número 8 de Alicante, que dirige la investigación, ha ordenado que la pieza quede a disposición judicial, custodiada en el al Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ).

Pieza de valor excepcional

El especialista del Servicio de Patrimonio Cultural Valenciano de Conselleria de Educación, Cultura y Deportes, José Luis Simón, ha subrayado este miércoles que este vaso “no tiene parangón”, y puede ser considerado como “una de las obras excepcionales del arte ibérico”.

“No somos conscientes hoy por hoy del valor que esta pieza va a tener a partir de ahora en cualquier estudio, exposición o itinerario de la cultura ibérica española”, ha asegurado, para resaltar además que hay “20 vasos parecidos, pero éste es el único que está entero”.

En su opinión, la pieza procede del expolio de algún yacimiento de la provincia de Alicante, posiblemente de un contexto funerario cerrado, de época ibérica, y ha sido obtenido de forma ilegal, para su posterior puesta en circulación en los canales ilegales de venta de antigüedades.

El vaso es un ‘lebes’, un tipo de recipiente empleado generalmente en los banquetes de hospitalidad, ritual religioso o acontecimiento político o social relevante, que en este caso pudo pertenecer a un noble o a un príncipe, ha detallado.

Su uso es similar a las cráteras griegas, donde se servía el vino o el hidromiel para poder celebrar con los comensales el acto señalado. En el mundo funerario pudo servir de urna de cenizas de algún notable personaje, junto con sus armas y adornos personales.

“Lo que los hace excepcional es la decoración exterior, en la cual se narra, en su franja central, la lucha o ‘maquia’ entre un jabalí, el ‘suido’ y unos guerreros, aristócratas ibéricos, que armados con escudos, lanzas y espadas, y vestidos con altos ropajes, tratan de abatirlo”, han señalado fuentes de la Conselleria.

“Es la lucha de una animal salvaje y fiero, que representa a las fuerzas de la naturaleza, contra los guerreros o el poder del hombre y su civilización”, ha indicado José Luis Simón.

Las similitudes formales de la escena, especialmente los guerreros y los motivos vegetales y simbólicos, lo relacionan con el ‘Vaso de los Guerreros’ de Alcoy, por lo que es “muy probable que procedan ambos vasos de un mismo taller o pintor, el llamado ‘Pintor de La Serreta’.

Este artista, según ha detallado el especialista, creó por encargo un vaso ritual “muy singular”, en el que “se representa seguramente el rito del paso de la adolescencia a la vida como adultos de unos individuos pertenecientes a la aristocracia ibérica, o la lucha entre la naturaleza salvaje y el poder del hombre”.

José Luis Simón ha explicado que los investigadores desconocen el lugar de procedencia del vaso, y ha lamentado que “con toda seguridad el expolio debió dañar de forma irremediable el contexto histórico en el que se encontraba”, lo que limita las posibilidades de interpretación de la pieza.

Simón también se ha mostrado convencido de que, una vez concluya la investigación judicial, el destino de esta pieza “será con toda seguridad un museo de primera división”.

La Antártida Occidental registra un rápido calentamiento


El Pais

  • El aumento de las temperaturas es de 2,4 grados centígrados, desde 1958, lo que casi el triple que la media del globo

Fuente: G. Picard (LGGE). / EL PAÍS

La Antártida viene dando muchos problemas a los científicos del clima a la hora de determinar el efecto allí del calentamiento global y cómo evolucionará en el futuro. Pero, poco a poco se van acumulando estudios y datos que muestran que también en el continente blanco están aumentando las temperaturas medias y, en algunas zonas, muy rápidamente. En concreto, en la región occidental del continente blanco se ha registrado un incremento de 2,4 grados centígrados desde 1958 hasta ahora, lo que significa casi el doble de lo que se había estimado para la zona y el triple de la media del planeta, según una nueva investigación que ha logrado reconstruir la evolución de la temperatura del aire en la región del último medio siglo. El máximo de se produjo en el verano austral de 2005.

“Nuestro registro sugiere que el calentamiento estival continuado en Antártida Occidental puede alterar el equilibro de la masa superficial de la capa de hielo, de manera que la región podría contribuir aún más que ahora a la subida del nivel del mar”, explica David Bromwich, científico de la Universidad de Ohio (EE UU), líder de la nueva investigación, que se presenta en la revista Nature Geoscience. Su colega Andrew Nomaghan, del Centro Nacional de Investigación de la Atmósfera (NCAR), también estadounidense, recalca que estos datos sitúan la región entre las de más rápido calentamiento de la Tierra, señala un comunicado de la Universidad de Ohio.

Bromwich y sus colegas han investigado la región occidental, frente al mar de Amundsen, basándose en los datos meteorológicos tomados en la base Byrd, situada a unos 1.100 kilómetros del polo Sur.

Se sabía ya que la península Antártica, apodada el caribe del continente blanco, es una zona de rápido calentamiento, con un incremento de la temperatura superior a 2,5 grados en el último medio siglo, según datos del IPCC (Panel Intergubernamental de Cambio Climático). Sin embargo, las cosas no están tan claras en otras zonas. El problema es que la compleja circulación oceánica que rodea la Antártida dificulta mucho la investigación y la modelización del cambio climático allí, hasta el punto de que es la región del planeta sobre la cual los científicos tienen más incertidumbres. Pero los estudios están avanzando a buen ritmo y se han obtenido resultados importantes en los últimos años, de manera que una buena parte del próximo informe del IPCC, el AR5, se dedica al continente blanco, reduciéndose notablemente las incertidumbres.

Los registros meteorológicos en la base Byrd comenzaron en 1958, con el año Geofísico Internacional. El problema es que las medidas no han sido continuas desde entonces, ya que la base no ha sido siempre permanente (ocupación en invierno y verano) y los equipos automáticos de toma de datos han sufrido a veces desperfectos. Lo que Bromwich y sus colegas han hecho es reconstruir toda la serie de medidas de temperaturas del aire cerca de la superficie en la zona completando la información mediante interpolación de datos con registros de otras estaciones.

“Hay claras pruebas de que la capa helada de la Antártida occidental está contribuyendo a la subida del nivel del mar; sin embargo, los cambios en la temperatura en décadas recientes siguen padeciendo incertidumbres”, escriben los investigadores en Nature Geoscience, presentando el problema. Aclaran que la región probablemente se ha calentado desde 1950, “pero no hay acuerdo [entre los especialistas] acerca de la magnitud, la estacionalidad y el alcance espacial de ese calentamiento”. Su conclusión, tras la investigación, es que la zona está sufriendo efectivamente un aumento de la temperatura que es significativa durante el verano austral, particularmente en diciembre y enero, la temporada de máximo deshielo.

La zona estaba bajo sospecha de los expertos de clima ya que allí, en la costa del mar de Amundsen se ha venido registrando un incremento de la pérdida de hielo en el mar en los últimos años, debido al adelgazamiento y fusión de la capa helada que desencadena el aumento de la temperatura del agua. Pero había dudas acerca de la temperatura del aire. La cuestión que Bromwich y sus colegas se preguntan es si la Antártica Occidental está a punto de parecerse a Groenlandia, en cuanto a deshielo se refiere. “Es el calentamiento máximo registrado en 2005 una manifestación de esa transición?”, plantean.

Por ahora, los datos de estos expertos muestran que entre 1958 y 2010 se ha producido allí en aquella región un calentamiento de 0,47 grados centígrados por década, acumulando un incremento de 2,44 grados en 52 años. Además, llaman la atención sobre la necesidad de tener en la zona una buena red para hacer observaciones meteorológicas a largo plazo.

Termostato del planeta

Las regiones polares del planeta son como un termostato global que regula el sistema climático de la Tierra, explica el Servicio Antártico Británico (BAS, en sus siglas en inglés). Las superficies heladas ayudan a enfriar la atmósfera al reflejar radiación solar hacia el espacio y la oscuridad de los océanos la absorben; las aguas heladas son clave en el sistema de corrientes oceánicas que distribuyen el calor por todo el planeta y el océano austral que rodea el continente blanco es un sumidero natural del dióxido de carbono.

“La mayor parte de las series largas de medidas de las estaciones de investigación en la Antártida muestran que no hay una tendencia significativa ni al calentamiento ni al enfriamiento y las temperaturas en la mayor parte del continente [antártico] han sido relativamente estables en las últimas décadas”, señalan los expertos del BAS. Pero recalcan que la situación es totalmente diferente en la Península Antártica, en cuya costa occidental las temperaturas han subido casi tres grados centígrados en los últimos 50 años, “unas 10 veces la media global”, un incremento solo igualado en Alaska y en Siberia. Y las aguas de la corriente circumpolar antártica están calentándose más rápidamente el resto del océano global, advierten. Ahora, la nueva investigación de David Bromwich y sus colegas supone extender la zona de calentamiento especialmente alto a la Antártida Occidental.

El ADN confirma que los reyes Enrique IV y Luis XVI eran familia


El Mundo

Enrique IV y Luis XVI de Francia.| Bridgeman Art Library/J.F. Carteaux.

Enrique IV y Luis XVI de Francia.| Bridgeman Art Library/J.F. Carteaux.

Un equipo de científicos franco-españoles ha ratificado que los restos tomados de la cabeza momificada de Enrique IV y de la sangre seca de Luis XVI cuentan con un perfil genético común. Esto valida que ambos eran familia.

El trabajo, cuyos resultados se han publicado en la revista ‘Forensic Science International’, “demuestran que Enrique IV y Luis XVI tienen el mismo patrimonio genético, que se hereda a través de los padres“, ha señalado Philippe Charlier autor principal del estudio, patólogo forense del hospital Raymond Poincaré de Garches, cerca de París, y especialista en enigmas históricos.

Los resultados genéticos confirman “la veracidad del árbol genealógico que relaciona a Enrique IV y Luis XVI”. Además, el estudio también ha servido para demostrar que la cabeza momificada corresponde, en efecto, al monarca.

Encontrada en 2008, la cabeza fue autentificada en 2010 por una veintena de especialistas encabezados por el propio Charlier. Sin embargo, todavía no habían extraido ADN.

Un pañuelo usado en la guillotina

En cuanto a la sangre atribuida a Luis XVI fue analizada en 2011 por un equipo italiano-español dirigido por el Carles Laluela Fox, del Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona. Los restos se obtuvieron de un pañuelo empapado de la sangre del rey del día en que fue guillotinado el 21 de enero de 1793.

A los dos reyes de Francia les separan siete generaciones. Luis XVI está emparentado directamente con Enrique IV por la línea paterna, que fue asesinado por Ravaillac 14 de mayo de 1610.

La confirmación de la descendencia paterna entre Enrique IV y Luis XVI también proporciona una respuesta indirecta a los historiadores que dudaban de que Luis XIV era el hijo de Luis XIII, y no de Mazarin.

“El niño milagro”, nació 20 años después de la boda de Luis XIII, el primer hijo de Enrique IV, con Ana de Austria.

Los números de 2012


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

4,329 films were submitted to the 2012 Cannes Film Festival. This blog had 32.000 views in 2012. If each view were a film, this blog would power 7 Film Festivals

Haz click para ver el reporte completo.