Los leones vuelven a rugir


El Mundo

  • El rincón más conocido del monumento recupera el aspecto del siglo XV
  • Entre las remodelaciones está la colocación de un suelo de mármol de Macael

El Patio de los Leones, la postal más famosa de Granada y una de las más conocidas de España, el rincón más emblemático de la Alhambra, el espacio al que quieren pasar todos los turistas, vuelve a estar abierto al público, esta vez además recuperando el acceso a la fuente para los visitantes y la posibilidad de pasear por el nuevo suelo de mármol blanco de Macael, similar al que tuvo en tiempos de Muhammad V, el sultán que ordenó construirlo.

Ha sido último paso de un largo y ambicioso trabajo de restauración que comenzó en 2002 y que ha incluido importantes excavaciones arqueológicas en el recinto, así como la limpieza y restauración de los doce leones, que han recuperado el circuito hidráulico original de la fuente y sobre los que se han realizado importantes descubrimientos, entre otros que los rasgos faciales de cada uno estaban diferenciados.

De hecho, la fuente es, de nuevo, accesible a los turistas. Aunque tendrá vigilancia constante para evitar posibles daños y un cordón de seguridad, las catenarias que desde los años 90 del siglo pasado impedían acercarse demasiado no volverán, y se podrá pasear por todo el recinto, de manera que se puedan apreciar los detalles de las estatuas y de la propia fuente, restaurada in situ gracias a un innovador programa de conservación. Es el último elemento del programa, cuyo coste ha sido de 2,24 millones de euros.

El arquitecto Pedro Salmerón, que se ha encargado de la reposición delsuelo de mármol, ha explicado que “todos los testimonios de la época indican que es el aspecto que tenía cuando llegaron los Reyes Católicos tras la conquista”. En tiempos posteriores se sustituyó por un suelo de cerámica que fue retirado hacia 1810 por los franceses durante la Guerra de la Independencia. Entonces se plantó el jardín que había sobrevivido hasta nuestros días.

En total, se han colocado un total de 250 piezas de mármol para una superficie de casi 400 metros cuadrados. Todas tienen medidas y pesos diferentes, que oscilan entre los 50 y los casi 400 kilos, con características especialmente diseñadas para este espacio. El único elemento no nazarí, según Salmerón, son los canales “de distribución cruciforme y que si son de la época de los Reyes Católicos“.

Por su parte, el arquitecto conservador de la Alhambra, Francisco Lamolda, comentó que se ha llegado a este punto “tras muchos debates, que vienen desde los años 70, cuando se planteó incluso hacer copias de los leones para evitar su deterioro y guardar los originales en el museo”.

Ahora, tras conseguir devolver al Patio el aspecto más fiel al original posible, el reto es “la conservación preventiva, no puedes restaurar y luego marcharte. Pero es que la Alhambra es así, los materiales que la componen son tan delicados que nuestro trabajo nunca se acaba”.

En el proceso de restauración, además, los arquitectos contabilizan desde que se empezó a acondicionar la zona de las galerías en torno al patio, que era al principio la única por la que pasaban los turistas. “El suelo del Patio era entonces de grava”, explica Salmerón, “y no se podía acceder porque se la llevaba la gente en los zapatos y deterioraba las salas adyacentes. Ahora, la solería de mármol permite una mejor conservación, y es la que se ha devuelto a otras zonas, como la Sala de los Abencerrajes, que también la tenían originalmente”.

Durante la apertura del patio estuvieron presentes el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, el consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y, ejerciendo de anfitriona, la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca.

Crueldad bajo palio


El País

1343404265_327255_1343407237_noticia_normal.jpg

Franco organizó la Guerra Civil para derribar la República. Una vez logrado su objetivo usó el poder para ensañarse con sus adversarios. Un grupo de historiadores analizan los gestos y la personalidad de un dictador cuya crueldad alcanzó, entre otros, la protección del palio.

Franco. La crueldad

Por ÁNGEL VIÑAS

Hay aspectos en Franco que no dejan de sorprenderme. Su capacidad de actuar jugando con todas sus cartas contra su pecho. Su cautela llevada al límite. Su sabio aprovechamiento de la coyuntura, en su provecho. La falta de pudor con que pocos días más tarde se autopresentó ante Hitler como el cabecilla de la sublevación. O la forma en que engañó como chinos a los agentes del SIM italianos. Su total desprecio por la vida humana. Una anécdota, que me contó hace años un testigo, uno de los emisarios que envió a Hitler, se me ha quedado grabada. Un oficial se presentó a Franco para ver si podía conseguir que se perdonara a dos chavalas que habían usado mosquetones contra los sublevados. La respuesta de Franco fue glacial: ya conoce usted las órdenes. Ejecútelas. El oficial salió temblando. No todos eran killers. Pero las chicas no se salvaron.

Carecía de fibra moral. No había sido un genio en la política, en la milicia, en la economía o en la formación técnica. Su capacidad para la traición. La sublevación la reacondicionó de tal manera que los deseos de los monárquicos que confiaban en él se quedaron en agua de borrajas. La inversión en terror que promovió, incluso por medios que chocan en comparación con la Italia mussoliniana y el Tercer Reich, fue el legado sangriento que ha dejado en la historia de España.

Ángel Viñas es historiador, autor de La conspiración del general Franco.

EL llorón

Por PAUL PRESTON

Aunque implacablemente cruel con sus enemigos y fríamente distante con sus subordinados, era de lágrima fácil. Las limitaciones emocionales de su infancia se reflejaban en la madurez en un profundo sentido de privación y la consiguiente autocompasión: lloró el día de su primera comunión; lloraba al hablar de Alfonso XIII; lloraba cuando hablaba de la ayuda recibida de Portugal, Italia y Alemania durante la guerra. En las pruebas de su encuentro con Hitler se veía que sus ojos empapados le brillaban de emoción. Se le llenaron los ojos de lágrimas al recordar la vergüenza de Pétain cuando tuvo que pedir el armisticio, olvidando cómo él mismo había intentado explotar la debilidad francesa para ocupar parte del imperio francés en el norte de África. Franco estaba embargado de emoción durante la visita de Eisenhower y lloró en el banquete que se dio en el palacio de Oriente visiblemente conmovido por estar en términos de familiaridad con el presidente de EE UU. Se emocionó el día que recibió un doctorado honorífico de la Pontificia de Salamanca. Tal emoción contrastaba con la frialdad con que contemplaba masivas sentencias de muerte. Y la llorosa gratitud por la ayuda portuguesa durante la guerra no le impidió acariciar la idea de una anexión de Portugal para una España más grande.

El tono de resentimiento y de lástima de sí mismo fue una de las fuerzas motivadoras que le condujeron a la grandeza. Numerosas anécdotas de su vida evocan al chiquillo oprimido que debió de ser: un día en Alcañiz durante la guerra, al ver a sus oficiales tomando un aperitivo, salió de su cuartel y dijo en voz quejica a uno de sus generales: “¿Es que yo no puedo tomar una copa?”. Sólido comilón, se quejó un día ante su guiso de carne favorito, “como soy el jefe del Estado, me ponen el ragú con mucha carne, y resulta que a mí también me gustan mucho las patatas”. Se sentía a gusto sintiéndose privado. La autocompasión se veía en muchos de sus discursos, pero quizás el ejemplo más llamativo fue el 7 de marzo de 1946 en el Museo del Ejército. Hablando de la hostilidad internacional, aseguró: “Nosotros somos a los que menos puede sorprender, pues jamás se nos habló de otra cosa que de sacrificios e incomodidades, de austeridad y largas vigilias, de servicios y de centinelas. Pero en este servicio, a vosotros os corresponde alguna vez el descanso, y a mí no; yo soy el centinela que nunca es relevado, el que recibe los telegramas ingratos y dicta las soluciones; el que vigila mientras los demás duermen”.

Paul Preston, catedrático en la London School of Economics, es autor de El gran manipulador. La mentira cotidiana de Franco.

El saludo blando

Por JOAN MARIA THOMAS

Las imágenes saludando vistiendo uniforme del Ejército con los añadidos de cuello azul y boina roja fueron muy corrientes a lo largo de su régimen. Tal multicoloridad representaba los tres sectores que nutrieron el bando rebelde en la Guerra Civil: militares, falangistas y carlistas. Al primero pertenecía el llamado Caudillo y de los demás se incautó el 19 de abril de 1937, vía promulgación de un Decreto de Unificación que creó el partido único Falange Española Tradicionalista y de las JONS. Un partido fascista en el que los camisas viejas aceptaron participar creyendo que Franco y su consejero Serrano Súñerconstruirían un auténtico Estado fascista. Pero no lo hicieron, sino un régimen representativo de los rebeldes y sus apoyos civiles, bajo la jefatura indiscutible y (casi) eterna del dictador. La progresiva castración del sueño falangista no fue demasiado cruenta, y cuando se vio lo que en realidad se pretendía, tan solo unos pocos falangistas dimitieron (como Ridruejo en 1942). La triunfante Falange de Franco quedaría para siempre. Ni más ni menos que hasta abril de 1977, cuando se disolvió por decreto, tras cambiar de nombre y llamarse Movimiento. Sus militantes disfrutarían durante años de empleos, sinecuras, pisos e influencias, aún soñando unos pocos de ellos en una “revolución pendiente” que nunca llegó. En realidad se convirtieron en el apoyo civil más incondicional de Franco, ya que a él y solo a él todo se lo debían. El poco enérgico saludo del Caudillo ejemplifica su versión del fascismo. Blando. Nada terso, como gustaban de decir nuestros fascistas.

Joan Maria Thomas es profesor titular de Historia Contemporánea de la Universitat Rovira i Virgili. Autor de Los fascismos españoles.

Franco, la voz y el carisma

Por JULIÁN CASANOVA

Los déspotas modernos dedicaron mucha atención a la construcción de su imagen pública, al cuidado del estilo y de la pose en los discursos y apariciones públicas. Si hubiese que concretar en un caso histórico el “tipo ideal” de “autoridad carismática” que teorizó Max Weber, ese sería Hitler. El liderazgo de Franco tuvo, por el contrario, poco de carismático y para ejercerlo no necesitó de la dramatización. Ni de la voz. Era atiplada y sonaba casi infantil, poco agradable. Nunca empleaba una entonación variada y sus discursos eran monótonos y aburridos. ¿Para qué quería una dicción clara, armónica o limpia, una voz que transmitiera credibilidad y seguridad? Franco no conquistó el poder dirigiendo un partido de masas, ni nunca tuvo que convencer a los votantes. Llegó al mando supremo a través de las armas y después ya se encargó la Iglesia de moldear su imagen de “gran católico cruzado”. Era el elegido por la divina providencia para guiar a los españoles por el buen camino. Pese a su voz atiplada y poco enérgica.

Julián Casanova, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza, es autor de República y Guerra Civil.

La sonrisa de Franco

Por ISMAEL SAZ

En 1937, Franco era casi todo. Pero le faltaba algo para ser como los grandes caudillos fascistas Hitler y Mussolini, genuinos caudillos populares, dotados de todos los elementos que, se supone, configuran el carisma. Ni por sus orígenes sociales, ni por su trayectoria política, ni por su capacidad de comunicación, ni por su figura corporal, ni por su voz atiplada Franco parecía dar la talla del auténtico caudillo fascista. Lo constató pronto el primer embajador de la Italia fascista en España, Roberto Cantalupo. Ante unas masas entregadas al grito de “¡Franco, Franco, Franco!”, el caudillo “fue incapaz de decir algo a la gente que le aplaudía y esperaba una arenga… se había vuelto frío, vidrioso y femenino”. Todo un problema en la Europa fascista y carismática.

Muchos franquistas pusieron manos a la obra y encontraron la solución, la sonrisa. Como dijo Giménez Caballero, Franco no tenía “la mirada y la forma de emproar la mandíbula” de Mussolini, o el “aire entre marcial y popular, entre doctoral y solemne” de Hitler, pero tenía la sonrisa, y esta le confería una “ternura paternal y maternal a la vez”. “Capitán de la sonrisa blanca”; de la sonrisa gentil y natural, aroma de optimismo y rúbrica de victoria; sonrisa resplandeciente que transmitía “fe y amor”, escribió Manuel Machado; sonrisa “como una rosa en flor” ofrecida por un hada maravillosa a un recién nacido Franco, compuso Pemán.

Convertido por mor de su sonrisa en pacificador y reconciliador de los españoles, amado por ellos, de los que podía ser padre y madre a la vez, la imagen del Franco sonriente parecía haber dado con la clave de aquel quantum de carisma que le faltaba. La estrategia tuvo éxito. Sin embargo, era una sonrisa extraña. Tras ella había un cerebro “calculador, frío y metódico” que sabía esperar y decidir en el momento oportuno, se dijo en la prensa de la época. Buena percepción sin duda, como lo sería aquella otra de Samuel Ros cuando hablaba del “acento más firme de la sonrisa que una veces dibujan sus labios y otras veces ocultan sus labios”. Grandes virtudes para los franquistas que esto escribían, pero fundados motivos de inquietud para los que no lo eran.

Ismael Saz es catedrático de Historia Contemporánea de la Universitat de València. Autor de Fascismo y franquismo.

El cuerpo de Franco

Por ENRIQUE MORADIELLOS

El cuerpo de Franco sufrió unos cambios considerables a lo largo de su vida adulta. En el caso de Franco, esa transformación de su fisonomía externa dejó patente tres grandes momentos: 1. El joven oficial de pequeña estatura (1,64 metros), acusada delgadez, rostro aniñado y barbilampiño y voz fina y atiplada. 2. El maduro general victorioso y omnipotente de los años cuarenta, con porte más soberbio y altanero, apreciable tendencia a la gordura y marcado sobrepeso. 3. El anciano dictador de los primeros años setenta, enfermo y tembloroso, con notoria rigidez corporal y facial y un hilo de voz apenas audible y bisbiseante. La primera imagen corporal descrita corresponde a su etapa de joven oficial “africanista” de Infantería de ligeros aires románticos que se curte con valor en las artes marciales en una cruenta guerra colonial en el Protectorado de Marruecos. La segunda imagen, antológica del primer franquismo, es la propia de un temible “Caudillo de la Victoria” que ha vencido en una guerra civil fratricida y levanta sobre su triunfo un régimen de dictadura caudillista con plenos poderes y sin fecha de caducidad. La tercera imagen evidencia la decrepitud física de un anciano débil y vulnerable que oficiaba como severo y anacrónico patriarca de una España irreconocible para su generación y cada vez más compleja y conflictiva.

Enrique Moradiellos, historiador, es autor de La España de Franco. Política y sociedad.

La niña de sus ojos

Por VICENTE SÁNCHEZ-BIOSCA

La mirada de Franco carecía de la electricidad de Hitler, del exceso de Mussolini, de la opacidad de Stalin. Su adustez quizá encarnara la severidad castrense, su desprecio por la seducción. Cuentan que los soldados a los que mandaba la temían por implacable, pero esta no quedó, que yo sepa, impresa jamás. La que circuló se fue haciendo más y más impenetrable. Hay una foto de Franco que perfora mis noches. Un grupo de jerarcas del régimen sale de una gala: los ministros Iturmendi y Barroso flanquean al matrimonio. La esposa luce su collar de perlas y recoge púdicamente su vestido largo. El Caudillo, ya orondo, luce sus laureles en su traje de gala. Carmen Polo sonríe con compostura; el resto vacila entre una alegría moderada y la tediosa etiqueta. En cambio, los ojos de Franco se tuercen respeto al eje de la fotografía y su mirada de reojo taladra a alguien situado apenas un paso fuera del encuadre. El gesto no estaba previsto y escapó probablemente a quien la difundió. Pero creo percibir en ella, agazapada, la mirada fulminante evocada por aquellos legionarios de antaño y presiento que si fuera capaz de entender esta mirada, habría penetrado el sentido de toda una época.

Vicente Sánchez-Biosca es catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Valencia. Autor de Imágenes en migración: iconos de la Guerra Civil.

La representación

Por ZIRA BOX

El dictador emergió simbólicamente de la guerra alzado a la tribuna de los vencedores. Franco presidía triunfal el desfile de la Victoria. Era el 19 de mayo de 1939 y la imagen, aquella que le mostraba como el invicto Caudillo ganador de la guerra, se iba a convertir en una omnipresente reproducción a lo largo de los años posteriores. Casi nada fue dejado a la improvisación. En el caso de los cuadros, el cuerpo de Franco se idealizó y adelgazó, y en el de las fotografías, se iluminó y retocó. Su rostro casi siempre lució serio y severo, sereno y grave, a tono con los tiempos que acontecían. Se le esculpió a caballo, emulando a los guerreros clásicos; se le mostró de pie, con pose aristocrática. Y se le sentó, como si de un monarca se tratara. Su represtación fue cambiando al ritmo de la propia dictadura. Así, su exhibición comenzó con el Caudillo militar para que después, y de forma progresiva, fuera apareciendo el hombre político, el estadista que también reconstruía la paz. El paso de los años hizo que primase su parte humana: el gobernante aficionado al campo, la caza o la pesca, junto al hombre familiar, el padre que se convertiría en un abuelo gustoso de rodearse de sus nietos. Al final, el otrora triunfal Caudillo y general se trocó en anciano: una descontextualizada reproducción de un hombrecillo delgado y avejentado dentro de un país que, por aquel entonces, ansiaba ya por abrir las ventanas a la libertad y la modernidad.

Zira Box es profesora de Historia del Pensamiento Político de la UNED, autora deEspaña, año cero.

Bajo palio

Por GIULIANA DI FEBO

Durante su dictadura Franco fue el centro de ceremonias y ritos destinados a subrayar su condición de enviado de la Providencia. El modelo ritual fue inaugurado en diciembre de 1937 con motivo de la jura en Burgos del I Consejo Nacional de Falange. La ceremonia se desarrolló en el monasterio de Santa María de las Huelgas. Fue un rito de fundación del Nuevo Estado nacionalcatólico y de celebración de Franco como “Caudillo supremo”. Las fuerzas del Ejército desplegadas en vistosa parada, la Falange llegada de los frentes de combate, el paso de las tropas marroquíes y la escolta mora. Franco entraba en la iglesia para oír misa mientras el órgano tocaba el Te Deum laudamus. Ya en la sala Capitular, sentado en un trono con dosel de damasco rojo, después de haber jurado sobre los Evangelios ante el cardenal Gomá su fidelidad a España y a Falange, asistió al desfile y a la jura de los consejeros. La ceremonia ilustraba la sacralidad del pacto entre Franco y una jerarquía eclesiástica garante de la reciprocidad del vínculo entre las instituciones del régimen. Era la primera etapa de un proceso que culminó en la ceremonia de la ofrenda de la espada de la Victoria en la iglesia de Santa Bárbara de Madrid en 1939. El “generalísimo” se dirigía hacia la iglesia saludado por blancas palmas que añadían a la escena un toque bíblico. Se acercaba al altar caminando bajo palio, una modalidad litúrgica reservada a los reyes, a los obispos y al Santísimo Sacramento. Después de una solemne ceremonia evocadora de ritos medievales, depositaba su espada gloriosa. La Ofrenda concluyó con la bendición de Gomá y un abrazo entre los dos. Salvas de artillería y repiques de campana festejaron la aparición en la plaza de un “generalísimo” que “no pudo contener el llanto”, pero ya consagrado “Caudillo por la gracia de Dios”.

Giuliana Di Febo, catedrática de Historia Contemporánea de la Universidad de Roma. Autora de Ritos de guerra y de victoria en la España franquista.

Atado y bien atado

Por SANTOS JULIÁ

Fue en el cerro de Garabitas en mayo de 1962. Para responder a las embestidas contra la patria la Hermandad de Alféreces Provisionales convocó una gran concentración en este sagrado lugar de su memoria histórica. La guerra no terminó en la victoria, dijo Franco, y quienes torpemente especulaban con sus años debían saber que se sentía joven y que detrás de él “todo quedará bien atado y garantizado por la voluntad de los españoles y por la guardia fiel e insuperable de nuestros ejércitos”. Nuestra obra, terminó diciendo, es el mandato de nuestros muertos.

Pero no sería hasta el 22 de julio de 1969, ante las Cortes, convocadas para aprobar la ley que declaraba al príncipe Juan Carlos de Borbón heredero a título de rey, cuando encontró la fórmula definitiva. De nuevo, la memoria de la guerra y el recuerdo de los muertos. Lo que hacemos hoy, añadió, no es una restauración, es una instauración. Y cuando “mi Capitanía llegue a faltaros la decisión que hoy vamos a tomar contribuirá a que todo quede atado y bien atado para el futuro”. Habían pasado 30 años del fin de la guerra y así quedaba instaurada la Monarquía del Movimiento Nacional. Dueño del tiempo y de la memoria, Franco se sintió aquel día como Dios, alfa y omega de la historia.

Santos Juliá, catedrático de Historia Social y del Pensamiento Político de la UNED, es autor de La violencia política en la España del siglo XX.

Franco como obsesión

Por JOSÉ ÁLVAREZ JUNCO

Vivimos, en los últimos lustros de la dictadura, cosas extraordinarias, nunca vistas. Carreteras atascadas (término nuevo), hasta donde alcanzaba la vista. Un atardecer, en una de aquellas situaciones inéditas, me asaltó la sospecha de que Franco se hubiera muerto. Podía ser un síntoma de que el edificio se colapsaba. Y el colapso tenía que comenzar por la desaparición de la piedra angular, que era él, el padre incoloro y silencioso, pequeñito, de voz atiplada, casi inaudible, pero a la vez omnipresente, conocedor de todo y causa de todo. Cuando muera, repetíamos, porque algún día tendrá que morir. Pero era hablar por hablar porque, en el fondo, nadie se lo creía. Nuestras vidas eran inimaginables sin aquella referencia a la que odiar y temer, a la que culpar de todo. En nuestras primeras discusiones políticas, le habíamos disculpado: había enchufes y chabolas, sí, pero solo porque él no se enteraba, porque estaba rodeado de gentes que le ocultaban la realidad para aprovecharse. Pasamos más tarde a maldecirle, a culparle de todo. De lo que no podíamos hacernos a la idea es de que un día, de verdad, viviríamos sin aquella losa encima.

José Álvarez Junco, catedrático de Historia de la Universidad Complutense, es autor de Mater dolorosa.

Google ofrece imágenes panorámicas de cinco puntos históricos de la Antártida


El Periodico

  • En septiembre del 2010 lanzó las primeras imágenes de la Antártida en Street View
Vista del Polo Sur Ceremonial. / GOOGLE

Vista del Polo Sur Ceremonial. / GOOGLE

El popular servicio Google Street View, con el que podemos realizar visitas virtuales en las calles de la mayoría de grandes ciudades del mundo, ofrece a partir de hoy cinco vistas de lugares emblemáticos de la Antártida, como publica en su blog.

Se trata del telescopio del Polo Sur, la colonia de pingüinos Adelaida en el cabo Royds, el Polo Sur Ceremonial (característico por reunir las banderas de los países firmantes del tratado antártico) y las cabañas de los heroicos exploradores británicos Ernest Shackleton Robert Falcon Scottconstruidas entre 1908 y 1911.

En septiembre de 2010, la multinacional americana lanzó el primer banco de imágenes de la Antártida que mostraba las zonas habitables donde se pueden observar colonias de pingüinos.

La tecnología utilizada brinda una vista de 360 grados en horizontal y 290 grados en vertical de cada lugar. Dentro de las cabañas se han tomado las imágenes con una cámara con lente ojo de pez y un trípode.

PARA SENTIRSE EXPLORADOR DE LA ANTÁRTIDA

La cabaña de Scott se conserva exactamente como se encontraba en 1912. Es una casa museo que contiene más de 8.000 objetos de su aventura: entre ropa, botellas y otros utensilios de supervivencia. Google explica que el objetivo es que especialmente los escolares puedan hacerse una idea de las condiciones de vida de esos hombres que vivían allí durante meses.

De forma similar, en el refugio de Shackleton se pueden encontrar medicinas, velas y trineos utilitzados en las míticas exploraciones de principios del siglo XX. A este explorador se le atribuye el famoso anuncio que se publicó en un periódico londinense en 1913 donde solicitaba “hombres para viaje arriesgado, poco sueldo, frío extremo, largos meses de oscuridad total, peligro constante, regreso a salvo dudoso, honor y reconocimiento en caso de éxito”.

El arte es una cloaca


El Pais

  • Desde los ochenta, muchas tapas de las alcantarillas de Japón incluyen dibujos decorativos, de los emblemas o personajes relevantes del municipio

Caminar por Tokio con la cabeza hacia arriba, apuntando a sus vertiginosos rascacielos, puede proporcionar una hermosa y fascinante perspectiva de la ciudad. Pero hará perder otra, una de lo más curiosa. Porque ir mirando al suelo también tiene su interés: no solo en la capital, sino en todo Japón, muchas cubiertas de las alcantarillas vienen con decoración sorpresa. Las hay para todas las sensibilidades: las que representan el árbol o la flor de la ciudad en donde se encuentran, las que muestran el retrato de héroes legendarios, con dibujos geométricos… Y se pueden encontrar prácticamente por todo el país.

“Cada ciudad tiene la responsabilidad de construir su red de alcantarillado, y muchos de los municipios cuentan con su propio diseño”, explica Yasutake Kameda, extrabajador del Ministerio de Construcción nipón e impulsor de la iniciativa, además de consejero en una de la treintena de empresas que existen en Japón dedicadas a la construcción de sumideros.

En los años setenta y ochenta, la polución procedente de las aguas domésticas infestaba los ríos, y se hizo necesario el desarrollo de una moderna red de alcantarillado, dado que grandes áreas urbanas habían crecido sin un sistema sanitario apropiado. “Era un trabajo ingente y hacía falta mucho dinero”, explica Kameda. “Había que excavar las calles pavimentadas, había que colocar grandes alcantarillas en un espacio en el que ya había tuberías de agua y gas y volver a pavimentar”. Para hacer que los ciudadanos se sintieran más “familiarizados” con las nuevas alcantarillas, se le ocurrió estampar sobre las tapas el emblema local. Y del símbolo de la ciudad, se pasó a incluir los personajes, paisajes u otros elementos distintivos del municipio.

Aunque el sistema de alcantarillado se remonta en Japón al Periodo Yayoi (300 a. C. – 250 d. C.), la red moderna no comenzó a construirse hasta finales del siglo XIX. El proyecto capitaneado por Kameda comenzó a promoverse a partir de 1986, y muchos municipios se pusieron enseguida a elaborar sus propias tapas. De los alrededor de 13 millones que existen a día de hoy, Kameda estima que unos 10 millones tienen alguna de estas ilustraciones. “Esta cifra no incluye las cubiertas de plantas depuradoras, de bocas de riego o del gas”, que en algunos casos también se presentan engalanadas.

La labor de embellecimiento de las cloacas, según explica Kameda, corre a cargo de diversos agentes, dependiendo del caso: puede lanzarse una convocatoria pública, ser un diseño del fabricante de la cubierta, un encargo a un artista profesional, o bien puede modificarlo el fabricante. Para evitar la contaminación acústica provocada por el paso de los coches sobre las tapas, estas llevan un ajuste que impide que vibren. Además, las alcantarillas son tecnológicamente avanzadas, y usan una estructura de seguridad que impide que la gente caiga por el agujero en caso de que la cubierta se abra por la presión del agua o por una tormenta.

“Ahora, mucha gente, incluidos muchos visitantes, están interesados en los distintos diseños de cubiertas de alcantarilla”, ilustra Kameda. “De hecho, hay tres libros publicados en inglés: Drainspotting, de Remo Camerota; Quilting with manhole covers, de Shirley McGregor yTreasures Underfoot, también de McGregor”. Nihon no Manhoru, un guía en japonés, ha recogido 1.546 ejemplos de alcantarillas ilustradas por todo Japón. Nosotros mostramos aquí una selección de quince. Todas asombrosas.

La hazaña de los tres adolescentes riojanos que conquistaron a Google


El Pais

  • Los cuatro años que estos alumnos dedicaron a investigar sobre la vida en el agua dulce les ha valido para convertirse en los ganadores de la Feria de Ciencias de 2012 de Google
  • DESCARGABLE La investigación premiada

De Logroño a la meca de la tecnología. Del Instituto Batalla del Clavijo a la sede de Google en California. Tres jóvenes que empezaron a investigar para saciar su curiosidad en el recreo, se han convertido en los ganadores de la Feria de Ciencias 2012 de Google.

Empezaron de forma voluntaria, explica su profesor, Antonio Guillén desde Palo Alto, Estados Unidos. Entonces Guillén ni siquiera les daba clase, cuando en 2008, mientras cursaban 1º de ESO, se preguntaron: “¿Qué clase de vida hay en el agua?”.

“Desde aquella semana, hace cuatro años, hemos aprendido mucho y hemos ido haciendo más cosas, como clasificar el agua según el nivel de contaminación, ya que cada microorganismo solo puede desarrollarse si se dan ciertas características”, explica Iván Hervías. El joven y sus amigos Sergio Pascual y Marcos Ochoa fueron recopilando información hasta hacerse con una gran cantidad de aguas de diferentes ríos que les ha permitido sacar conclusiones.

Entonces se plantearon la hipótesis de su investigación: que una gota de agua puede contener una enorme cantidad de vida, seres muy variados y diferentes, tal y como una selva muy poblada. Empezaron tomando muestras y las prepararon para identificar los organismos microscópicos. A continuación, añadieron algunas sustancias al agua, para comprobar cómo influyen en el desarrollo de la vida.

“Descubrimos cómo algunos microorganismos acuáticos solo viven en un determinado tipo de agua y por eso son excelentes bioindicadores”, concluyen los jóvenes en su estudio.

Se tomaron el trabajo en serio y, con el apoyo del docente Antonio Guillén, analizaron el agua en más de 70 localidades entre el Valle del Ebro y del norte de la península Ibérica. Con su trabajo obtuvieron más de 50.000 fotografías y centenares de grabaciones de vídeo con microorganismos de variadas características.

“Ha sido muy divertido investigar y trabajar. Este proyecto no ha sido duro, porque nos ha gustado mucho”, explica Sergio Pascual por teléfono desde California.

El entusiasmo y la confianza en sí mismos que, según su profesor, les caracteriza, les permitió a obtener resultados. “Existe una estrecha correspondencia entre los microorganismos bioindicadores y los valores medidos a través de una estación de medición de la calidad de las aguas”, aseguran en la presentación que enviaron a Estados Unidos.

Ellos mismos explican sus resultados por medio de una metáfora: “El agua es un universo de vida paralelo al nuestro, en el que se pueden observar con mucha facilidad las relaciones que existen en los ecosistemas macroscópicos que nos rodean. A pesar de su pequeño tamaño y de su aparente simplicidad los organismos microscópicos son muy complejos, quizá tan complejos como nosotros, reaccionan igual que lo haría cualquier animal terrestre: huyen, se defienden, se reproducen y alimentan, casi, como cualquiera de nosotros y muchos de ellos, siendo tan solo una célula”.

Sueños grandes, recursos limitados

Más allá de la investigación, el mérito de los jóvenes reside en la forma en que se las ingeniaron para sacar adelante su hallazgo. “Son unos chavales de una nobleza excepcional, amigos y que se complementan extraordinariamiente bien en su trabajo, cada uno presenta cualidades especiales y esto les permite trabajar muy bien en equipo”, comenta Guillén desde Palo Alto.

Sobre la financiación del proyecto, tanto los jóvenes, como el profesor coinciden en que el apoyo del instituto público fue fundamental. Y en particular agradecen a la directora, Carmen Arnedo, quien según Guillén “ha buscado apoyo y ayuda hasta debajo de las piedras”.

Ahora los muchachos no debieran volver a tener este problema. El buscador de Internet les ha premiado con una beca de 25.000 dólares, la oportunidad de vivir una experiencia única que deberán elegir y con el acceso a la revista Scientific American para el centro educativo en el que cursen sus estudios.

Los muchachos se encuentran estos días en California, recibiendo su premio y paseando con su profesor, quien se ha dedicado a ellos “como un entrenador a su equipo de fútbol”. A su regreso tendrán trabajo que hacer: elegir cuál de todas las preguntas que les surgieron a partir de la investigación será la próxima que intentarán resolver. Lo que ya tienen claro, es que los tres continuarán el itinerario científico durante el bachillerato.

Estados Unidos, objetivo del Cervantes


El Mundo

  • García de la Concha ha anunciado dos nuevos centros en Miami y Washington.

El Instituto Cervantes se ha fijado como prioridad su expansión en Estados Unidos con la apertura de sendos centros en Miami y Washington, consciente de que en los próximos años “se juega la función del español como segunda lengua” en ese país.

Víctor García de la Concha, director de esa entidad, ha formulado este anuncio hoy en Salamanca durante una rueda de prensa previa a la apertura de la reunión anual de directores del Instituto Cervantes, en la que se trazarán las líneas estratégicas del nuevo curso y que se celebrará en esta capital hasta el próximo jueves.

De la Concha, exdirector de la Academia de la Lengua y catedrático emérito de la Universidad de Salamanca, ha informado también de la próxima presencia del Instituto en Canadá y Brasil, como “apéndices”, complemento o refuerzo de esa proyección en Estados Unidos, pero siempre “de la mano de Hispanoamérica” mediante la búsqueda de “sinergias” con sus academias y universidades.

En el caso de Washington, se aprovecharía parte de la anterior residencia del embajador y de la cancillería, ha precisado el director.

Ha puesto como ejemplo un convenio suscrito con México para utilizar los espacios que este país tiene “fundamentalmente en Estados Unidos, aunque también en el resto del mundo”, para organizar actividades “bien conjuntas o propias del Cervantes”.

Otro de los objetivos es la apertura de aulas “en las principales universidades del Norte y en algunas del Sur y la costa Oeste de los Estados Unidos, ha añadido.

García de la Concha desea que “todos los países de Hispanoamérica” sientan al Instituto Cervantes como algo propio, para ello en la próxima Cumbre de Iberoamérica, que se celebrará en Cádiz, presentará un “programa suscrito con varios países para una acción conjunta al servicio de la lengua“.

Los ajustes en el Cervantes

Víctor García de la Concha también se ha referido a los ajustes presupuestarios al afirmar que el Gobierno “ha sido sensible con la lengua”, que en el caso del Instituto Cervantes “se han podido asumir”, ya que “no han afectado en las actuaciones normales”.

La reestructuración derivada de esos ajustes obligará a la entidad a unareorganización del organigrama tendente a una “economía familiar”.

Pese a todo ello, García de la Concha también ha añadido que la institución desea abrirse al área asiática con China, India, Japón o Singapur como destinos de la lengua española.

El Instituto Cervantes está presente en 87 ciudades de 44 países, donde trabajan más de 1.200 personas. Sus centros han registrado el pasado año 227.000 matrículas y han celebrado 6.500 actividades culturales.

Deshielo sin precedentes en Groenlandia


El Mundo

[foto de la noticia]Durante varios días de este mes, la cobertura de hielo en la superficie de Groenlandia ha sufrido un proceso de fusión en un área mayor que en cualquier momento anterior a lo largo de más de 30 años de observaciones satelitales, según ha informado la NASA.

Casi toda la cubierta de hielo de Groenlandia, desde las zonas más finas en las costas hasta los dos kilómetros de profundidad en el interior ha experimentado algún grado de fusión en su superficie a mediados de estes mes debido a las altas temperaturas, de acuerdo con las mediciones de tres satélites independientes analizadas por científicos de la NASA y unviersidaes.

En promedio, durante el verano, cerca de la mitad de la superficie de la capa de hielo de Groenlandia se derrite de forma natural. En las zonas altas, la mayor parte de esa agua de deshielo rápidamente vuelve a congelarse en el mismo lugar. Cerca de la costa, algo del agua de fusión es retenida por la capa de hielo y el resto se pierde en el océano.

Pero este año el grado de fusión del hielo en la superficie ha aumentado notablemente. De acuerdo con los datos de satélite, se estima que el 97% de la superficie de la capa de hielo se ha descongelado en algún momento a mediados de julio.

Los investigadores aún no han determinado si este evento extenso de fusiónafectará el volumen global de pérdida de hielo este verano y contribuirá a la elevación del nivel del mar.

“La capa de hielo de Groenlandia es una extensa zona con una historia variada de cambio. Este evento, junto con otros fenómenos naturales, aunque poco frecuentes, como el caso de la fractura de un enorme iceberg la semana pasada en el glaciar Petermann, son parte de una historia compleja”, dijo Tom Wagner , director del programa de criosfera de la NASA en Washington. “Las observaciones por satélite están ayudando a entender cómo eventos como estos pueden relacionarse unos con otros, así como con el sistema climático más amplio.”

Son Nghiem, del Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California, realizó un primer análisis de datos de radar del satélite Oceansat-2 de la Indian Space Research Organisation (ISRO) la semana pasada, cuando se dio cuenta de que la mayor parte de la superficie de Groenlandia parecía que había sido sometida a una fusión del hielo el 12 de julio. Nghiem dijo: “Esto fue tan extraordinario que en un primer momento me cuestioné el resultado”.

Nghiem consultó con Dorothy Hall, en el Centro Goddard de Vuelo Espacial en Greenbelt, Maryland, que estudia la temperatura de la superficie de Groenlandia con el Espectrómetro de Imágenes MODIS a bordo de los satélites Terra y Aqua de la NASA. Confirmó que MODIS mostró temperaturas inusualmente altas y que el deshielo era extenso sobre la superficie de la capa de hielo.

Thomas Mote, un climatólogo de la Universidad de Georgia, Athens, Georgia, y Marco Tedesco, de la Universidad de la Ciudad de Nueva York también confirmaron la fusión vista por Oceansat-2 y MODIS a través de imágenes de sensores de microondas en un satélite meteorológico de la Fuerza Aérea de EEUU.

El deshielo se extendió rápidamente. Mapas derivados de los tres satélites mostraron que el 8 de julio alrededor del 40% de la superficie de la capa de hielo se había derretido. El 12 de julio, el 97% se había derretido.

Cúpula de calor

Este evento de fusión extrema sde ha devido a una cresta inusualmente fuerte de aire caliente, o cúpula de calor, sobre Groenlandia. Este evento ha sido parte de una serie que ha dominado el clima de Groenlandia desde fines de mayo. “Cada cresta sucesiva ha sido más fuerte que el anterior”, dijo Mota. Esta cúpula última de calor comenzó a moverse sobre Groenlandia el 8 de julio, y luego se estacionó sobre la capa de hielo unos tres días más tarde. Hacia el 16 de julio había comenzado a disiparse.

Incluso el área alrededor de una estación en el centro de Groenlandia, que a 2.000 metros sobre el nivel del mar está cerca del punto más alto de la capa de hielo, mostró signos de fusión. Dicha fusión pronunciada en la en la capa de hielo de la zona no se había producido desde 1889, de acuerdo con los núcleos de hielo analizados.

“Los núcleos de hielo muestran que los eventos de fusión de este tipo ocurren aproximadamente una vez cada 150 años en promedio. Con el último acontecimiento en el año 1889, este evento llega justo a tiempo”, dice Lora Koenig, un glaciólogo del centro Goddard y miembro del equipo de análisis de los datos obtenidos por satélite. “Pero si seguimos observando los acontecimientos de este tipo de fusión en los próximos años, será preocupante“.

Descubren en Cástulo un mosaico romano en un estado excepcional de conservación


EFE – El Mundo

  • El mosaico, una alegoría del otoño, llama la atención por su colorido
  • Está compuesto de teselas de piedra y pasta de vidrio roja, amarilla y azul
  • Este tipo es frecuente en el norte de Africa y Sicilia, y es del siglo II
  • Las excavaciones tratan de recuperar el centro monumental de Cástulo
Detalle del mosaico hallado en Cástulo, a cinco kilómetros de Linares (Jaén). | Efe

Una nueva campaña de excavación en el foro romano de la ciudad de Cástulo, en Linares (Jaén), construida en el siglo I, han sacado a la luz un mosaico del templo en un estado de conservación “excepcional”.

Según ha explicado la directora de las excavaciones del proyecto, Concepción Choclán, las excavaciones se han comenzado en una zona muy afectada por una fosa y al levantarla se ha comprobado que el mosaico “se conserva magníficamente”.

El mosaico llama la atención por su colorido y está compuesto de teselas de pequeño tamaño de piedra y pasta de vidrio en tonos rojos, amarillos y azules y la parte descubierta representa una alegoría del otoño donde aparece un “eros” con arco y una liebre y una parte de lo que podría ser el invierno “con una dama con un velo y flores secas alrededor”.

Según Choclán este tipo de mosaico en el que se representan las cuatro estaciones es bastante frecuente en el norte de Africa y Sicilia, y está fechado a comienzos o mediados del siglo II.

El mosaico, excavado en parte el verano pasado, ha sido descubierto en una segunda fase de excavaciones, que comenzaron el 4 de junio y forman parte del proyecto FORVM MMX y se pretende encontrar su dibujo central, que descubriría a quién estaba dedicado un temploromano de la zona.

Según Choclán si la parte central del mosaico se conserva en el mismo estado que lo excavado destacaría “dentro de nuestro ámbito geográfico” como de una calidad extraordinaria.

Las excavaciones del foro, tratan de recuperar el centro monumental de la ciudad romana, Cástulo, a unos cinco kilómetros del casco urbano de Linares (Jaén), utilizando las últimas tecnologías para la prospección con georradar, además de una nueva metodología en documentación, que ya han dado lugar a la obtención de importante documentación y hallazgos en el sitio arqueológico.

Cástulo fue la capital de la Oretania, tuvo gran importancia comercial, tanto en época ibera como romana, a lo que se unía el hecho del que hablan los escritos de que el Guadalquivir era navegable hasta allí y por ella pasaban varias vías romanas.

El yacimiento fue escenario de la Segunda Guerra Púnica, que enfrentó a cartagineses con romanos y lugar de nacimiento de la mujer del cartaginés Aníbal, la princesa ibera Himilce.

Rembrandt y Vermeer estrenan casa


El Pais

  • Los españoles Cruz y Ortiz concluyen una restauración del Rijksmuseum
  • Termina una batalla de 12 años contra el mar y las bicicletas de Ámsterdam
  • FOTOGALERÍA El nuevo Rijksmuseum

Cuando empezaron las obras en el Rijksmuseum, los albañiles tuvieron que recurrir a los trajes de buzo para poder trabajar en la cimentación del edificio. La construcción original del arquitecto holandés Pieter Cuypers fue literalmente levantada en volandas. Era la única manera de cimentar el edificio y garantizar su permanencia en la historia. Pero tener que trabajar en pozos de 10 metros de profundidad no fue más que una premonición de las dificultades que tendrían que sortear los arquitectos españoles Antonio Cruz y Antonio Ortiz. La gran complicación vino de la exigencia de los ciclistas que no quisieron renunciar a su histórico paso por la vía central: se produjo una larguísima trifulca que conllevó 80 nuevos permisos de obras y que desbarató todos los planes iniciales. Con cuatro años de retraso sobre lo previsto (12 en total) y bastante más dinero del presupuestado (375 millones de euros al final), el edificio ya está listo para volver a ser ocupado por las obras más amadas por los holandeses y el mundo del arte en general. Son los cuadros esenciales de Rembrandt y Vermeer junto a otros tesoros artísticos que ahora lucirán con el esplendor que el paso del tiempo les había robado y que no han podido ser contempladas por toda una generación de holandeses.

Al correrse el telón de grúas, plásticos y cementos, ha reaparecido lo más bello del viejo edificio decimonónico. La oscuridad y los laberintos que hacían imposible la circulación han dado paso a galerías luminosas organizadas en torno a dos patios y un impresionante atrio de 2.250 metros cuadrados. Con 80 salas de exposiciones, restaurante, café, tienda, auditorio y salas de reuniones, el nuevo Rijksmuseum está listo para recibir, sin traumas, dos millones de visitantes anuales, según las previsiones de sus responsables. El artista José Manuel Ballester, al igual que hizo con el Museo Arqueológico, ha fotografiado año tras año la transformación de este espacio único. En su trabajo, que será expuesto cuando el nuevo edificio esté totalmente listo, se narra con tensión cinematográfica el renacimiento de este importante museo.

Antonio Cruz y Antonio Ortiz,con despacho en Madrid y Ámsterdam, son autores de edificios tan conocidos como los estadios de La Cartuja en Sevilla o La Peineta en Madrid. Satisfechos con el resultado final pese a las dificultades, explican que su trabajo ha consistido en devolver al edificio su grandeza original, a sus proporciones y al tamaño de sus espacios iniciales, eliminando las inadecuadas intervenciones a las que había sido sometido a lo largo de los años.

“Para conseguir más espacio expositivo”, explican Cruz y Ortiz, “la construcción original se había trasformado radicalmente. Cuando los holandeses puedan volver a entrar en el museo van a encontrar algo prácticamente desconocido para ellos: un edificio luminoso, claro, inteligible, frente a la situación anterior oscura y absolutamente laberíntica. El propósito del concurso y el propósito de la dirección del Museo siempre estuvieron muy claros: no querían tener un museo mayor sino un museo mejor. A partir de la reapertura, el museo va a tener menos superficie dedicada a la exposición de la que tenía antes. Sin embargo, el edificio va a recuperar su carácter, una luminosidad y una apariencia que estaban completamente perdidas”.

La historia de los Paises Bajos es una batalla constante por ganar terreno al mar. Cimentar de nuevo el viejo edificio ha tenido momentos dramáticos. Superadas las dificultades, los arquitectos españoles hablan ya con tranquilidad de las imposiciones del agua. “Buena parte de la intervención que se ha ejecutado ha sido subterránea. Se han construido varias plantas bajo rasante que han permitido resolver muchas carencias que el museo tenía, y en Ámsterdam basta con profundizar un poco para encontrar no ya el nivel freático, sino el nivel del mar. Las obras en este aspecto han sido muy complicadas porque se ha excavado hasta 10 metros de profundidad con el propósito de albergar depósitos de obras de arte. Por lo tanto, las dificultades técnicas han sido enormes”.

Pero las complicaciones de la Naturaleza se quedaron en pañales cuando Cruz y Ortiz tuvieron que enfrentarse a los ciclistas en una ciudad en la que la bicicleta prima incluso sobre los derechos de los peatones. El proyecto original suprimía el histórico pasaje para ciclistas. La respuesta de la población fue tan contundente que las obras se pararon totalmente por dos años durante los que el plan se recondujo. Protestas y la laboriosa tramitación de 80 nuevos permisos de obras hicieron temer por un final feliz. “Toda la discusión se centró en si las bicicletas tenían que seguir pasando por el pasaje central del edificio o si podrían compartirlo con el nuevo acceso al museo. El resultado provisional de esta discusión hizo imposible la ejecución de la solución de acceso al museo que nosotros proponíamos como óptima. Al final, solo muy recientemente, el Ayuntamiento y el Distrito han decidido que las bicicletas no van a poder pasar nunca más por el pasaje. Es una historia larga y absurda que ha conducido a que la solución final del acceso no sea la óptima”.

Pese a ello, aseguran, no odiar las bicicletas. “Sería insensato. De hecho, nosotros la utilizamos habitualmente en Sevilla, y desde luego en Ámsterdam cuando estamos allí”.

Por todo lo anterior, un trabajo que tendría que haber durado ocho años se ha alargado a 12. Del presupuesto final, se estima que supera los 375 millones de euros. “Los incrementos del precio han sido producidos por el aumento de los plazos, las interrupciones del proceso ligadas a la tediosa batalla ciclista”, argumentan los arquitectos.

Con todo, aseguran que no han estado tentados de abandonar. “Hemos tenido momentos más difíciles, momentos más felices, pero una de las virtudes de un arquitecto debe ser la tenacidad. No es tan infrecuente el verse envuelto en procesos de muy larga duración y entendemos que hay que saber resistir. Y que hay que reunir las condiciones de resistencia y constancia acordes a la importancia de lo que estamos haciendo. Las dificultades no nos han sorprendido, se trata del museo nacional, algo sobre lo que todo el mundo tiene derecho a opinar. Estamos muy satisfechos con el resultado”.

Ahora hay que dar paso a los interioristas y de volver a colocar los cuadros. No se expondrán más del millar que históricamente se exhibían, pero la contemplación de los cuadros promete ser sorprendente. Paredes negras y una iluminación revolucionaria multiplicarán la belleza del genio de los grandes maestros neerlandeses: Rembrandt, Vermeer con Antonio Moro, El Bosco, Brueghel, Gossaert o Patinir… Pero para verlo todavía hay que esperar hasta la primavera del año que viene.

El rastro del hombre sobre Marte


La Vanguardia

  • La Nasa combina 817 imágenes tomadas desde el planeta rojo y crea una espectacular fotografía de 360 grados
El rastro del hombre sobre Marte

El rastro de un vehículo cruza la rojiza arena posada sobre un cráter de miles de millones de años de antigüedad. En la imagen también se puede ver el conjunto de placas solares que circundan al Opportunity, el vehículo explorador todo-terreno que lleva ya más de 3.000 días recorriendo Marte.

La Nasa ha divulgado esta impresionante fotografía de 360 grados a partir de la combinación de 817 imágenes tomadas desde la cámara montada sobre el mástil del propio explorador, según relata la agencia espacial estadounidense, que asegura que esta fotografía “es lo más cercano a estar allí” que puede existir.

La publicación de la imagen celebra que el Opportunity cumplió la semana pasada su día número 3.000 sobre el planeta rojo y también el 15 aniversario del hito histórico que supuso, el 4 de julio de 1997, el aterrizaje del Pathfinder en Marte. Opportunity y su gemelo, el explorador Spirit, aterrizaron en Marte en enero de 2004. El explorador de nueva generación Curiosity debería de llegar al planeta rojo el próximo mes.