‘Bicentenaria argentina’, un nuevo dinosaurio de hace 90 millones de años


El Mundo – EFE

Esqueletos de la nueva especie de dinosaurio. | Efe

El Museo Argentino de Ciencias Naturales ha anunciado el hallazgo de los restos de un dinosaurio carnívoro que se puede considerar como una nueva especie y podría aportar datos clave sobre la evolución de los lejanos antepasados de las aves.

La nueva especie, presentada hoy por investigadores del Museo (MACN), de Buenos Aires, fue bautizada como ‘Bicentenaria argentina’ y sus restos fueron hallados en la sureña provincia de Río Negro.

“Es muy probable que sea el primer representante que se encuentra de un linaje nuevo dentro de la familia de celurosaurios, aquellos dinosaurios que eventualmente darían origen a las aves“, destacó asimismo en un comunicado el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina, del que depende el MACN.

El jefe del museo e investigador independiente del CONICET, Fernando Novas, señaló que “si bien dentro de los celurosaurios hay miembros como el Tyrannosaurus rex o el velociraptor, no se conoce mucho acerca de las formas primitivas, los primeros celurosaurios”.

Los ejemplares adultos del ‘Bicentenaria’ medirían entre 2,5 y 3 metros de largo, y eran ágiles y delgados y, por la forma de sus dientes y la presencia de garras, seguramente eran cazadores.

“Se puede sospechar que podrían haberse alimentado de dinosaurios más pequeños, herbívoros o crías de dinosaurios”, señaló Novas.

Los investigadores creen que este dinosaurio pudo tener el cuerpo cubierto por plumas. Las rocas que contenían los huesos del ‘Bicentenaria’ tienen alrededor de 90 millones de años y corresponden al período cretácico superior, entre 65 y 98 millones de años atrás.

La leyenda de Marley renace en un documental con imágenes inéditas


El Mundo – El Cultural

La Casa Encendida acoge en su ciclo Transmission el preestreno de la película de Kevin McDonald, que llega el viernes a las salas

Pocos mitos tan reconocibles, universales e indiscutibles como el de Bob Marley, el músico jamaicano que inventó el reaggae y creó canciones tan populares como “No Woman, No Cry” o “Soul Rebel”. ¿Hay alguien en el mundo a quien no le guste Marley? Ante la profusión de banderas jamaicanas, rastas y la aún machacona presencia de su música eterna en la radio, cabe deducir que muy pocos y el documental, titulado simplemente Marley, nos acerca tanto a la leyenda como a la realidad de un chaval mestizo que creció en un barrio pobre y terminó ejerciendo una especie de labor de benefactor del pueblo firmando cheques para quien se acercara a su casa en Kingston. Dirige Kevin McDonald, prestigioso cineasta de El último rey de Escocia, quien opta por un tono a medio camino entre lo didáctico y lo hagiográfico, dotado de un ritmo endiablado y con un acervo increíble de imágenes hasta ahora inéditas sobre el artista donadas por la familia.

Marley puede verse como una de esas fábulas truncadas por el destino, la historia del niño pobre que alcanzó la gloria más insospechada para morir a los 36 años, víctima de un cáncer fatídico cuando su música y su mensaje comenzaba a calar de forma masiva en todas partes del mundo. El director Kevin McDonald ha explicado: “Crecí en un lugar tan alejado de Jamaica como Escocia y en mi adolescencia su música me marcó de una forma muy profunda porque tenía esa mística del peligro y la rebeldía. Con el tiempo, Marley se ha convertido en un mito ubicuo, alguien cuyo rostro y música está por todas partes pero sabemos muy poco de su vida. Yo quería saber quién fue el hombre y qué había hecho”. 

Así, vemos a un personaje marcado desde la infancia por la contradicción. Hijo de un soldado británico y una adolescente afrojamaicana, toda su vida estuvo marcada por esa doble descendencia que lo hacía extraño entre todos. Con un inmenso talento para la música, Marley comienza a destacar a los 16 años como compositor pero a los 19 se tiene que ir a Estados Unidos a trabajar en una fábrica. A su regreso a Jamaica, en sus 20, junto al productor Lee Perry y los míticos The Wailers Marley comenzaría a forjar su leyenda inventando elreggae, una evolución del rock steady en la que los compases se alargaban con un rasgueo muy particular de guitarra. Todo ello, coincidiendo con una de las etapas más trubulentas de Jamaica, dominada por la lucha política en el marco de las tensiones post coloniales, el éxito de la religión rastafari, de la que Marley fue el emblema.

Fue en los años 70 cuando Marley, que murió en 1980, se convirtió en una superestrella internacional y comenzó su campaña para restablecer los lazos entre razas, culturas y religiones. Un mensaje pacifista que lo coloca en el imaginario colectivo en el mismo lugar que Jim Morrison y John Lennon, los otros dos grandes revolucionarios de la música popular. Marley el hombre ofrece una imagen ambigua y no pocas paradojas. Seductor nato y promiscuo impenitente, tuvo 11 hijos de varias mujeres y a pesar de ser un icono del pacifismo y la concordia se le describe como un hombre profundamente competitivo que no soportaba perder ni siquiera los partidos de fútbol que solía celebrar en su mansión de Kingston. Todo ello, por supuesto, acompañado por la maravillosa música de uno de los grandes artistas del siglo XX.

Transmission 2012 en La Casa Encendida

Coincidiendo con el estreno en salas de Marley, la casa Encendida inaugura hoy el festival internacional de cine documental musical, Transmissions 2012, en el que se proyectarán títulos inéditos en España. Además, se celebrarán master classes con relevantes profesionales internacionales y una serie de conciertos, sesiones de DJs y actuaciones. Esta primera edición arranca con el estreno del documental de Kevin Mc Donald sobre el rey del Reggae, y continuará con 12 películas más, entre las que se encuentran Bob and the Monster (la historia del carismático cantante y compositorBob Forrest de la banda post-punk Thelonious Monster) o My First Guitar (donde algunos de los mejores guitarristas del mundo como Slash, Peter Frampton, Steve Vai, Joe Perry o Arlo Guthrie hablan sobre su primera guitarra).

El festival dedicará un especial al mítico grupo londinense The Clash. Para ello contará con la presencia del director y escritor británico David Mingay, que codirigió el documental sobre la banda Rude Boy (1980). Mingay impartirá una masterclass el 30 de junio y tendrá un coloquio con el público tras la proyección. También visitará La Casa Encendida para hablar de Joe Strummer y los suyos el mítico DJ del club Roxy Don Letts, autor de West Way to the World, documental que intercala imágenes de conciertos con entrevistas a los miembros de The Clash. Y por último, la proyección de Rise and Fall of The Clash, de Danny García, que narra el colapso y fin de la banda.

Otro de los puntos álgidos del festival será el taller que el 29 de junio impartiráJacqueline Caux, director de Cycles of the Mental Machine, uno de los documentales musicales más importantes sobre el nacimiento de la escena techno en Detroit. La película está narrada por el DJ y locutor Electrifying Mojo, uno de los personajes más influyentes en la escena musical de Detroit.

Tras una semana con proyecciones de películas y talleres, el programa se clausurará el 1 de julio en la Terraza con una sesión de Djs y el concierto de Chirie Vegas,, sobre el que el 28 de junio se proyectará Shadows, el primer documental nacional rodado con un iPhone.

La ciudad secreta de EEUU


El Confidencial

Galeria de fotos históricas: http://www.ornl.gov/ornlhome/historical_photo.shtml

“Lo que veas, hagas u oigas, que no salga de aquí'”

"Lo que veas, hagas u oigas, que no salga de aquí'"

A partir de 1942, el gobierno de los EE.UU. comenzó en voz baja la adquisición de más de 60.000 acres en el este de Tennessee, para llevar a cabo el Proyecto Manhattan (el programa secreto de la Guerra Mundial II que desarrolló la bomba atómica). El gobierno necesitaba un terreno para construir enormes instalaciones para refinar y desarrollar los materiales nucleares para crear estas nuevas armas, sin llamar la atención de los espías enemigos.El resultado fue una ciudad secreta llamada ‘Oak Ridge’ y que alojó a decenas de miles de los trabajadores del proyecto y sus familias. Toda la ciudad y las instalaciones fueron cercadas, con guardias armados apostados frente a todas las entradas. Los trabajadores estaban obligadas a guardar secreto y sólo se les informó de las tareas específicas que se necesitaban para llevar a cabo la tarea. La mayoría no eran conscientes de la naturaleza exacta del producto final hasta que las bombas atómicas fueron lanzadas sobre Japón en 1945.

El fotógrafo Ed Westcott fue el único fotógrafo autorizado en la instalación. Tomó muchas fotografías de Oak Ridge en los años de la guerra y después, la construcción de la captura, experimentos científicos, las maniobras militares y la vida cotidiana de esta peculiar y maldita ciudad.

100.000 trabajadores trabajaron para el gobierno en la ciudad secreta

Una joven suelda en el interior de las instalaciones K-25 en Oak Ridge, en febrero de 1945.

100.000 trabajadores trabajaron para el gobierno en la ciudad secreta

 En el apogeo de la producción, cerca de 100.000 trabajadores estaban empleados por el gobierno en la ciudad secreta.
La carrera nuclear contra la Alemana nazi

La sala de control principal de la planta de enriquecimiento de uranio K-25 en Oak Ridge.

La carrera nuclear contra la Alemana nazi

El Proyecto Manhattan fue el nombre en clave de un proyecto científico llevado a cabo durante la Segunda Guerra Mundial por los Estados Unidos con ayuda parcial del Reino Unido y Canadá. El objetivo final del proyecto era el desarrollo de la primera bomba atómica antes de que la Alemania nazi la consiguiera. La investigación científica fue dirigida por el físico Julius Robert Oppenheimer mientras que la seguridad y las operaciones militares corrían a cargo del general Leslie Richard Groves.El proyecto se llevó a cabo en numerosos centros de investigación siendo el más importante de ellos el Distrito de Ingeniería Manhattan situado en el lugar conocido actualmente como Laboratorio Nacional Los Álamos.

El proyecto agrupó a una gran cantidad de eminencias científicas como Robert Oppenheimer, Niels Böhr, Enrico Fermi, Ernest Lawrence, etc. Dado que, tras los experimentos en Alemania previos a la guerra, se sabía que la fisión del átomo era posible y que los nazis estaban ya trabajando en su propio programa nuclear se reunieron varias mentes brillantes que eran también pacifistas e izquierdistas en su mayoría. Exiliados judíos muchos de ellos, hicieron causa común de la lucha contra el fascismo aportando su grano de arena a la causa: conseguir la bomba antes que los alemanes.

Las viviendas temporales llenaron los vacíos de los valles de Oak Ridge en 1945. El crecimiento repentino de las instalaciones de los militares hizo que la población local creciera de 3.000 en 1942 a cerca de 75.000 en 1945.

Programas de Investigación

El ORNL dirige actividades de investigación y desarrollo que alcanzan un amplio rango de disciplinas científicas. Las áreas más importantes de investigación se describen brevemente a continuación:

  • Dispersión de neutrones: la “Spallation Neutron Source” (SNS), en combinación con el reactor de isótopos de alto flujo y la “Oak Ridge Electron Linear Accelerator Pulsed Neutron Source”, convertirá al ORNL en el centro líder mundial de la ciencia de neutrones. La investigación futura estará basada en estas instalaciones y por el “Joint Institute for Neutron Sciences”, que se está desarrollando en colaboración con la Universidad de Tennesseee y el Proyecto SNS para dar cabida a los miles de usuarios que se espera se produzcan cada año
  • Sistemas biológicos: la iniciativa de la ORNL con relación a los sistemas biológicos complejos en genómica comparativa y genómica funcionalbiología estructural y biología computacional y bioinformática. Esta iniciativa se centra en la capacidad técnica del ORNL y en las instalaciones en un amplio rango de campos biológicos relacionados con el reto de observar y comprender el funcionamiento de sistemas biológicos complejos.
  • Energía: el ORNL es uno de los más importantes centros mundiales en la investigación y desarrollo sobre producción de energía, su distribución y consumo y en los efectos de las tecnologías de la energía sobre la sociedad. La producción, distribución y uso limpios, seguros y eficientes, han sido sus objetivos permanentes. En el ORNL, se utilizan instalaciones especiales para la investigación y el desarrollo energético, tanto para el desarrollo de la tecnología como para investigaciones fundamentales en las ciencias básicas de energía que soportan la tecnología.
  • Materiales avanzados: científicos del ORNL están implicados en estudios que van desde la investigación básica a las últimas aplicaciones de virtualmente toda clase de materiales. La especialidad del ORNL tiene gran significado en síntesis de materiales, su fabricación y presentación y son aplicadas a todas las áreas importantes. Miles de científicos invitados acuden cada año al ORNL para hacer uso de sus instalaciones a nivel mundial.
  • Seguridad Nacional: el ORNL proporciona a las agencias de los gobiernos federal, estatales y locales, la tecnología y los conocimientos para atender las necesidades nacionales. Esta tecnología y conocimientos también es compartida por la industria para reforzar la competitividad de la economía americana en los mercados mundiales
  • Computación de altas prestaciones: el laboratorio dirige la investigación y desarrollo de la ciencia de la computación en una amplia variedad de campos
  • Ciencias Químicas: el ORNL dirige la investigación tanto de base como de aplicación en un elevado número de áreas, incluyendo la catálisis, la química de superficie e interfacial; las transformaciones moleculares y la química de los combustibles, la de elementos pesados y radioactivos, la de soluciones acuosas y la geoquímica; la espectrometría de masas y la espectroscopia láser; la química de separaciones, la de materiales incluida la síntesis y caracterización de polímeros y otros materiales no pesados, la de biociencias y la de neutrones.
  • Microscopio electrónico: el programa de microscopio electrónico del ORNL investiga temas claves sobre materia condensada, materiales científicos, química y nanotecnología.
  • Medicina nuclear: la investigación del Laboratorio sobre medicina nuclear está centrada en el desarrollo de la mejora de la producción del reactor y los métodos de procesamiento para suministrar radioisótopos para medicina, el desarrollo de nuevos generadores de radionucléidos, y al diseño y evaluación de nuevos productos radiofarmacéuticos para aplicaciones en medicina nuclear y oncología.
  • Física: la investigación en ciencias físicas del ORNL se centra fundamentalmente en estudio de las propiedades fundamentales de la materia en el núcleo atómico, y en los niveles de las partículas subatómicas y al desarrollo de instrumentos experimentales para atender a estos estudios.