Exposición de Rosa Muñoz en el Canal de Isabel II


Notodo

Irónica o icónicamente, los mundos de cosmopolitismo simbólico que imagina Rosa Muñoz en sus sueños sirven tanto como apología satírica de la era post-inmobiliaria como de la construcción de ideas como márgenes para la acción y recreación bulímica. Memorias construidas es una especie de (dè-)collage fotográfico en el que el edificio es tan físico y objetualmente simbólico como idealista, imaginativo, recreativo y apocalíptico. Muñoz lleva ya algunas semanas ocupando la sala de exposiciones del madrileño Canal de Isabel II, sintetizando tanto ante las paredes de la mentada sede como en las páginas del libro que La Fábrica Editorial editó hace algunas semanas la electricidad y síndrome de Diógenes onírico que la artista gráfica sintetiza en este volumen y lo edita en formato físico (libro de toda la vida de Dios, vaya) acompañado por introducciones a modo de bloques previos como notas descriptivas a cargo de Francisco Carpio y citas de héroes de la lírica estética como Walter Benjamin o Susan Sontag, que sirven, a su vez, como armas dialécticas para la explicación, verbal o no, de un simbolismo tan caótico como proyectualmente ordenado.

El trabajo, una de las representaciones estatales más surrealísticamente geométricas de esta nueva edición de PHotoEspaña, se divide en dos mitades. Por un lado, Paisajes del futuro: la apelación de futurismo cósmico y ensoñador de construcciones edificadas a partir de espacios y personajes urbanos de barrios de un extrarradio madrileño cosmopolita como Lavapiés o el extrradio madrileño, conectado con las facciones destructoras de una arquitectura cósmica reconvertida a basurales públicos dominados por armazones de robots deconstruidos que maquean y mueven dicho espacio urbano (en este caso, Madrid) en torno a desiertos desechables, minutados, limitados y apocalípticos. Por otro (y mucho más breve), fotografías concretas de espacios en los que ironizar sobre cuadros concretos (Las Meninas o La Última Cena) o espacios que aluden a un cromatismo exacerbado que la conecta tanto con las superproducciones fotográficas de Annie Leibovitz como con la irónica crítica deCindy Sherman, pero evitando el aspecto performático humano y cediendo espacio a la conexión idealista de lo objetual y su lugar como elementos principales de una composición global.

Muñoz peca, por momentos, de simplista, homogénea y de excesivamente veloz a la hora de resolver conflictos raciales o sociales a la hora de componer ideas tan urbanísticas como filosóficas. Su peculiar manera de cruzar fotografía y composición arquitectónica (¿fotoquectónica?) crea un cruce gráfico disciplinar que alude tanto al surrealismo como a la proyección física de los conflictos espaciales artísticos y urbanos. Sus Memorias construidas son, tanto frente a la pared del Canal de Isabel II como en las casi cien páginas del libro editado por La Fábrica, un alarde de misiva potente, lineal, foto-destructor y apocalíptico desde un inventario tan inocente como complejo desde la crítica y la química cómica.

Nombre exposición: Memorias construidas

Autor: Rosa Muñoz

Disciplina: Fotografía surrealista

Dónde: Canal de Isabel II

Dirección: Santa Engracia, 125. Madrid

Hasta: 26.08

Horario: De martes a sábado de 11 a 14h. y de 17 a 20.30h.; domingos y festivos de 10 a 14h.; lunes cerrado

Precio: Entrada gratuita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s