Regresan a España 173 placas de Caídos de la División Azul


ABC.es

El Archivo General Militar de Ávila recibe las identificaciones correspondientes a militares fallecidos y enterrados en Nóvgorod

Regresan a España 173 placas de Caídos de la División Azul

Un total de 173 placas de identificación y otros objetos de combatientes de la División Azul, recuperadas de cementerios rusos, se encuentran desde ayer en el Archivo General Militar de Ávila, según informa el Ejército de Tierra.

La Dirección de Asistencia al Personal del Ejército de Tierra ha entregado las 173 placas y una botella que contiene el expediente médico de un teniente, pertenecientes a componentes de la 250 División Española de Voluntarios, conocida como División Azul, al Instituto de Historia y Cultura Militar.

A su vez, todo este material ha sido entregado al Archivo General Militar de Ávila, donde se conserva la documentación referente a los voluntarios españoles que lucharon en el frente ruso durante la II Guerra Mundial.

La recuperación de estos efectos ha sido posible gracias al convenio que el Ministerio de Defensa tiene suscrito con la Organización Alemana para la Conservación de Cementerios de los Caídos de Guerra(Volksbund Deutsche Kriegsgräberfürsorge), una asociación humanitaria encargada del mantenimiento de las tumbas en los cementerios de los caídos de guerra alemanes en todo el mundo.

Camposanto cerca de San Petersburgo

Uno de estos camposantos es el de la ciudad rusa de Nóvgorod, cerca de San Petersburgo, donde en 1997 se inauguró una parcela para los caídos españoles en ambos bandos.

A causa de una expropiación de terrenos en el cementerio, que afectaba a parte de la parcela española, los restos que allí reposaban fueron exhumados.

La División Azul fue integrada por unos 46.500 españoles hasta que concluyó la misión en otoño de 1943, de los que se estima que 5.000 perdieron la vida a causa del combate y de las duras condiciones meteorológicas del invierno ruso.

España promociona sus juderías por Estados Unidos


La Razón

La Red de Juderías Españolas continúa en Miami con su ronda de presentaciones en Estados Unidos, donde busca atraer a más de medio millón de judíos que podrían tener interés en conocer más sobre sus raíces visitando lugares donde en la Edad Media vivieron sus antepasados.

“Se trata de una oferta turística que es de primer orden, muy competitiva: que ofrece alojamiento, restauración y rutas por las juderías de España, pero también por todo el patrimonio cultural y natural de su entorno”, explicó hoy a Efe el presidente de la Red de Juderías Españolas, Ferrán Bel i Accensi.

Con esta iniciativa, España pretende atraer a un público estadounidense, principalmente judío de origen sefardí, “que tiene una propensión a visitar España mucho mayor”, explicó el también alcalde de Tortosa, y para ello ha organizado con el apoyo de Turespaña, presentaciones en Los Ángeles, Miami y Nueva York.

La oferta consiste en diversas rutas por las 24 ciudades que integran la red, todas ellas “con un pasado judío muy importante y una tremenda labor detrás de restauración y preparación”.

La secretaria general de la Red de Juderías de España, Assumpció Hosta Rebés, añadió que la oferta también está pensada para el turismo interno, tanto español como de toda Europa.

“Pero también somos conscientes de que Estados Unidos es el segundo lugar del mundo (después de Israel) donde hay una mayor concentración de judíos y que es una comunidad que está muy orgullosa de sus orígenes”, explicó Hosta, quien cifró en más de medio millón de personas la comunidad judía estadounidense a la que se dirige esta propuesta.

Para ellos, apuntó, “a veces ir a España significa mucho más que una visita turística: es volver a sus raíces o encontrar los lugares donde sus antepasados vivieron”.

Así, los visitantes pueden pasear por diferentes juderías, “los espacios físicos en que vivió la comunidad judía en la Edad Media”, cuando, según Hosta, “las ciudades estaban muy concentradas, con sus escuelas, sinagogas y mataderos y equipamientos culturales muy próximos entre ellos”.

Ahora son los cascos históricos de muchas ciudades españolas, que durante años sufrieron el abandono provocado por la expansión de las ciudades, pero que más tarde, fueron lugares ocupados en ocasiones por gente de alto poder adquisitivo que pudo conservar los inmuebles, según explicó la experta.

Con ello, y “gracias a la iniciativa pública y privada”, Hosta señaló que se ha podido “facilitar al máximo que estos inmuebles y bienes” puedan visitarse.

Para exponer su propuesta, la delegación de la Red de Juderías-Caminos de Sefarad de España, integrada entre otros por los máximos responsables municipales de Ávila, Toledo y Tudela, organizó ayer, miércoles, una presentación en el Museo de Coral Gables (Miami), ante operadores turísticos y representantes de la comunidad judía.

“El patrimonio judío ha sido un patrimonio olvidado durante mucho tiempo y en los últimos años hemos estado recuperándolo, tanto los bienes y los inmuebles como también la cultura que lo formó”, explicó Hosta hoy, antes de partir hacia Nueva York, donde concluirá esta ronda.

En estos “difíciles momentos”, y cuando “el turismo está tan extendido y todos buscamos cada vez más un turismo cultural y significativo, más allá del sol y playa, estas ciudades tenemos mucho que ofrecer”, afirmó.

“Hemos contado -dijo- con mucha ayuda de las universidades e instituciones”, ya que “nos queremos alejar de los grandes decorados turísticos, de los mundos de leyenda, para mostrar simplemente un patrimonio que hasta ahora ha estado oculto”.

Red de Juderías-Caminos de Sefarad de España está compuesta por 24 ciudades que se comprometieron a conservar su patrimonio judío y que entre 2008 y 2011 invirtieron más de 18 millones de euros en proyectos relacionados con sus juderías.

La sonda Cassini detecta lagos ‘tropicales’ en Titán, una luna de Saturno


El Mundo

La sonda Cassini ha fotografiado una gran mancha oscura entre los trópicos de Titán, la luna más grande de Saturno, que podría estar compuesta por varios lagos de metano líquido, según informó hoy la revista científica “Nature”.

Los científicos ya habían observado la presencia de lagos de metano, un tipo de gas natural, en los polos de Titán, pero hasta ahora no se había hallado ninguno en sus regiones ecuatoriales, que en su mayoría son áridas y con grandes extensiones de dunas.

El equipo, liderado por la investigadora Caitlin Griffith, de la Universidad de Arizona (EEUU), analizó el 17% de la superficie tropical de Titán, una región comprendida entre 20 grados de latitud norte y 20 grados de latitud sur.

Conjunto de lagos y pantanos

En este área, las imágenes proporcionadas por la sonda Cassini, que orbita Saturno desde 2004, han permitido detectar una mancha negra de 2.400 kilómetros cuadrados, formada por pequeños óvalos más oscuros, que constituirían un conjunto de pequeños lagos y pantanos, dispersos por la superficie tropical de Titán.

“Tenemos pruebas de la existencia de una región uniformemente negra, que indicaría la presencia de un lago tropical con una profundidad mínima de un metro y de un puñado de estanques más pequeños y menos profundos, similares a los pantanos terrestres, con una profundidad entre el tobillo y la rodilla”, explicó a Efe Griffith.

Los lagos descubiertos ahora serían, por tanto, menos profundos que los que los científicos hallaron en los polos, cuya profundidad estiman en hasta 2 metros.

“Titán nos resulta familiar. Su superficie ha sido erosionada por el clima y tiene lagos, canales fluviales y dunas. Además, su atmósfera es capaz de generar nubes que pueden alcanzar cuatro veces el tamaño de las mayores tormentas que se producen en la Tierra“, describió Griffith.

En 2011, la cámara sensible al infrarrojo que incorpora la sonda Cassini permitió detectar signos de una lluvia de metano sobre las dunas cercanas al ecuador de Titán.

GRandes reservas subterréneas de metano

Sin embargo, Griffith y sus colegas no creen que este sea el origen de los lagos y apuestan por una nueva teoría.

En su opinión, los lagos tropicales de Titán se habrían formado gracias a la existencia de grandes reservas subterráneas de metano líquido, que durante los últimos 10.000 años habrían suministrado este material a la superficie.

El descubrimiento de un lago en esta región en concreto “sugiere que existe una fuente subterránea de metano que fluye a la superficie y humedece el suelo. En esencia, esto significaría que habría oasis en Titán”.

“En las latitudes tropicales el metano se evapora rápidamente y es transportado hacia los polos, por lo que la existencia de lagos tropicales requiere que haya una fuente subterránea que reponga el metano perdido por la evaporación y la migración hacia los polos”, detalló la investigadora.

El arte rupestre en Altamira y otras dos cuevas españolas es el más antiguo del mundo


El Mundo

  • Nuevas dataciones revelan que las pinturas tienen más de 40.000 años
  • Superan en antigüedad a las cuevas de Chauvet y Lascaux en Francia
  • Los científicos creen que quizás fueron realizadas por neandertales

1339521293_0.jpg

Algunas de las obras rupestres de la cueva de Altamira y de otras cavernas del norte de la península se han convertido en la expresión artística más antigua de los seres humanos, quizás anterior a nuestra propia especie. Un nuevo método de datación ha permitido averiguar que la creatividad simbólica tiene más de 40.000 años y se ha encontradoen una zona donde por entonces habitaban los neandertales. ¿Fueron ellos los autores?

Esta pregunta, sin una confirmación por el momento, se refiere a la hipótesis que plantea la investigación que hoy publica la revista ‘Science’ y que confirma que el arte rupestre es al menos 5.000 años anterior a lo que se pensaba hasta ahora.

Las evidencias de esta creatividad humana, sea o no de un ‘sapiens’, se han localizado en tres cuevas de las 11 investigadas por un equipo liderado por Alistair Pike, de la Universidad de Bristol, pero formado, principalmente, por investigadores de España y Portugal.

Hasta ahora no era fácil datar estas pinturas prehistóricas, pero Pike ha desarrollado un método que mide los isótopos de uranio en las calcitas, una costra de milímetros que se ha ido depositando sobre las pinturas con el paso de los milenios.

Una sorpresa inesperada

En total, se recogieron 50 muestras microscópicas en las cuevas. Joao Zilhao, uno de los coautores, e impulsor del trabajo, reconocía a ELMUNDO.es que no podía imaginarse que fueran a obtener fechas tan antiguas. Zilhao, de la Universidad de Barcelona, ya encontró, en cuevas en Murcia, conchas perforadas utilizadas como adornos por los neandertales.

En concreto, ahora, en la cueva El Castillo se ha determinado que algunas de las huellas de manos y discos rojos tienen al menos 40.800 años, lo más antiguo del mundo. En Altamira, encontraron que unas figuras claviformes (como hoy se pintan las gaviotas en la lejanía), en el Techo de los Polícromos, que tienen 35.600 años (10.000 más de lo que se creía); y en la cueva Tito Bustillo dos figuras humanas sencillas de entre 35.000 y 29.600 años. Todas ellas son Patrimonio de la Humanidad.

No todos los autores del trabajo defienden que las hicieran neandertales. Entre los que así lo creen está Zilhao: “Ya hemos encontrado que los neandertales se decoraban el cuerpo con ocre, que tenían adornos y tallaban piezas, así que también podían hacer arte no figurativo”, asegura. Otros, como José Antonio Lasheras, director del Centro de Investigación de Altamira, creen que es precipitada esta conclusión y que aún no se puede afirmar con certeza quién hizo esas pinturas.