Neandertales de Cantabria


El Pais

El yacimiento de la Cueva de Esquilleu acredita la perduración de grupos de aquella especie humana en el territorio hasta fechas muy recientes

La región de Cantabria se ha convertido en una de las zonas de mayor interés en el estudio del final del Musteriense a escala europea. Las particularidades ecológicas y geográficas del ambiente montañoso de la Península Ibérica y en concreto de la comarca de la Liébana (Cantabria) ofrecen una imagen especialmente atractiva para el análisis de las últimas fases de perduración de grupos de neandertales, autores del tecnocomplejo Musteriense.

El proyecto de investigación en la Cueva de El Esquilleu (Cantabria), liderado por un grupo de la Universidad Autónoma de Madrid ha desarrollado desde hace más de una década, con el fin de revelar las claves del final de estos grupos humanos en el norte peninsular.

La Cueva de El Esquilleu ha proporcionado a lo largo de estos años una secuencia sedimentaria excepcionalmente bien conservada con una riqueza enorme en restos arqueológicos y faunísticos cuyo estudio, acometido por un conjunto amplio de investigadores de distintos países permite comprender la evolución de los grupos musterienses en los momentos de solapamiento entre ambas poblaciones. Un estudio detallado y analítico de los diferentes métodos de producción de utillaje lítico, de las especies animales cazadas, así como las evidencias de fuego y perduración en la ocupación de la cueva, acreditan la perduración los grupos neandertales en nuestro territorio hasta fechas muy recientes.

El intervalo inferior y más antiguo, documenta una mayor complejidad funcional en la cueva. Los intervalos que denominamos Quina yLevallois, suponen el momento con más alta densidad de restos y una mayor organización en la explotación del entorno, dentro de un modelo de ocupación estructurado, en el que la Cueva representaría un espacio residencial de carácter relativamente duradero. La ocupación en estos niveles acredita el empleo de las zonas montañosas de Picos de Europa, como espacios de explotación ocupados de forma estacional en el que la ausencia de restos de carnívoros, acredita el carácter semipermanente en la ocupación de la cueva.

Sin embargo, en el tramo superior de la secuencia, es decir, durante los últimos momentos de la pervivencia de los neandertales, la organización de estos grupos humanos sufrió cambios drásticos. Así, la explotación de materias primas líticas fue muy poco selectiva y extremadamente próxima. La producción se encontraba sobre todo dirigida a la elaboración de elementos apuntados, posiblemente destinados a la caza y su tratamiento, en lo que se configura como lo que definimos como un modelo de alta fragmentación de la cadena operativa. Este proceso de gradual desaparición de estos grupos, debió de producirse en cronologías que podrían llegar hasta hace 22.000 años, momento en el que los sapiens están plenamente implantados en nuestro territorio.

En esos momentos finales, la Cueva de El Esquilleu dejó de funcionar como un lugar de integración de los grupos de neandertales dentro del territorio. Los cambios en las condiciones climáticas y la disponibilidad de recursos, produjeron transformaciones hacia patrones de mayor movilidad y menor carácter residencial. Sin embargo, estos últimos grupos musterienses no fueron capaces de innovar, y recurrieron a estrategias “clásicas” dentro de lo que habían sido los modos de vida que les habían permitido subsistir durante centenares de miles de años en nuestro continente.

Las investigaciones han permitido concluir como son precisamente las pautas de tipo cultural y social de los neandertales, las que debieron contribuir de forma decisiva a la extinción de estos grupos. Las dataciones recientemente publicadas indican una estrecha correlación entre los eventos climáticos y los cambios en el comportamiento de estos grupos humanos, Este proceso confirma la existencia de un marcado aislamiento en el seno de los últimos grupos musterienses, tal y como recientemente se ha documentado a través de pruebas de tipo genético. Por ello, si quisiéramos analizar las causas de la extinción de nuestros parientes, tendríamos que examinar sus propios modelos socioculturales y en especial, aquellos que aplicaron en sus momentos finales. La falta de innovación y en especial, la ausencia de circuitos de comunicación fluidos debieron ser los elementos clave de la extinción.

El proyecto de investigación en la Cueva de El Esquilleu (Cantabria) es fruto del apoyo de la Consejería de Cultura y Deporte de Cantabría y del Ministerio de Cultura a través de sus proyectos de I+D.

Javier Baena y Felipe Cuartero son investigadores del departamento de Prehistoria y Arquelogía (Universidad Autónoma de Madrid), Elena Carrión es subdirectora general de Museos Estatales y Hannah Fluckes investigadora del Centre for the Archaeology of Human Origins (Universidad de Southampton, Reino Unido)

Descubren un asteroide que pasará muy cerca de la Tierra en febrero de 2013


El Mundo

  • ‘2012 DA14’ mide 50 metros de diámetro y ha sido descubierto desde España
  • El 15 de febrero de 2013 se situará a tan sólo 24.000 kilómetros de distancia
  • Se podrá observar con unos prismáticos convencionales

Un equipo de astrónomos ha descubierto desde España un asteroide de 50 metros de diámetro que pasará muy cerca de la Tierra en 2013 y que no supondrá amenaza alguna para el planeta, informó hoy la Agencia Espacial Europea (ESA) en un comunicado.

Bautizada como ‘2012 DA14’, esta roca pasará más cerca que muchos satélites comerciales, por lo que la ESA subraya la “necesidad de vigilar de forma sistemática” el entorno del planeta, cuando todavía quedan por descubrir más de 500.000 objetos próximos a él.

El “inusual asteroide” fue descubierto el pasado día 22 de febrero por el observatorio LSSS (La Sagra Sky Survey) situado en el sudeste de España, cerca de Granada, por “un equipo de voluntarios” cuando pasó de largo junto a la Tierra, a unas siete veces la distancia que nos separa de la luna, añadió la ESA.

Un objeto difícil de observar

Es un objeto “bastante difícil de observar, debido a su trayectoria en el cielo de la mañana, su gran velocidad angular, su tenue brillo y las características de su órbita”, que pasa muy por encima del plano orbital de la Tierra, por lo que podría haber pasado “completamente desapercibido” durante esta visita, explicó Jaime Nomen, uno de sus descubridores.

Los científicos han confirmado que la trayectoria del “escurridizo” asteroide lo traerá de vuelta a las proximidades de la Tierra el día 15 de febrero de 2013, a “tan sólo 24.000 kilómetros” de distancia, según la nota.

“Una distancia completamente segura” que, sin embargo, permitirá observarlo con unos prismáticos convencionales, dijo el responsable del estudio de Objetos Próximos a la Tierra (NEOs) de la Oficina para el Conocimiento del Medio Espacial (SSA) de la ESA, Detlef Koschny.

Los telescopios automatizados que escrutan el cielo desde el observatorio LSSS, situado a 1700 metros de altitud, se encuentran en “una de las zonas con menos contaminación lumínica de la Europa continental”, destacó la Agencia.

Agregó que el descubrimiento del 2012 DA14 fue casual, tras decidirse “observar una zona del firmamento en la que no se suelen encontrar asteroides”.

Según los cálculos preliminares, tiene una órbita muy parecida a la de la Tierra, “con un periodo de 366.24 días – tan sólo uno más que el año terrestre – y se cruza en la trayectoria de nuestro planeta dos veces al año”, explicó Nomen en la nota.

Su observación permitirá en 2013 estudiar con detalle cómo le afectan los campos gravitatorios de la Tierra y de la Luna, lo que ayudará también a calcular “el riesgo de impacto en futuras visitas”, añadió Detlef.

500.000 objetos próximos por descubrir

La ESA precisó que las operaciones del LSSS están a cargo del Observatorio Astronómico de Mallorca, que se ha incorporado recientemente al programa SSA de la ESA.

Agregó que para la Agencia este descubrimiento “es especialmente importante”, en relación con los más de 500.000 objetos próximos a la Tierra por descubrir y que se intenta identificar al menos tres semanas antes de que pasen cerca del planeta.

Con ese fin, resaltó Detlef, se está desarrollando un sistema de telescopios ópticos automatizados capaces de detectar asteroides como este.

El atlas más completo del cielo


El Mundo

La NASA ha dado a conocer un nuevo atlas y catálogo del cielo al completo en infrarrojo que muestra más de 1.500 millones de estrellas, galaxias y otros objetos capturados por el Wide-field Infrared Survey Explorer, el telescopio espacial infrarrojo WISE. Las imágenes publicadas por la NASA de esta misión se pueden encontrar en esta web.

“Hoy en día, WISE ofrece el fruto de 14 años de esfuerzo para la comunidad astronómica”, dijo Edward Wright, investigador principal de WISE en la UCLA, el primero que comenzó a trabajar en la misión con otros miembros del equipo en 1998.

WISE fue lanzado 14 de diciembre 2009 y a lo largo de 2010 cartografió todo el Universo con una sensibilidad mucho mayor que sus predecesores. Se recogieron más de 2,7 millones de imágenes tomadas en cuatro longitudes de onda de luz infrarroja, permitiendo la captura de cualquier cosa, desde asteroides cercanos a las galaxias distantes. Desde entonces, el equipo ha estado procesando más de 15 billones de bytes de datos. Una versión preliminar de los datos, con la mitad del cielo, fue publicada en abril de 2011.

El catálogo de WISE de todo el cielo era el objetivo fundamental de la misión. Las exposiciones individuales de WISE se han combinado en un atlas de más de 18.000 imágenes que cubren el cielo y un catálogo con las propiedades de infrarrojos de más de 560 millones de objetos individuales que se encuentran en las imágenes. La mayoría de los objetos son estrellas y galaxias, con aproximadamente el mismo número de cada uno. Muchos de ellos nunca se han visto antes.

A la búsqueda de asteroides

Las observaciones de WISE han conducido a numerosos descubrimientos, entre ellos una nueva y escurridiza clase de estrellas fallidas, llamada “Y-enanas”. Debido a que han estado enfriándose desde su formación, no brillan en luz visible y no han podido ser vistas hasta los mapas en visión infrarroja de WISE.

WISE también realizó un censo de asteroides cercanos a la Tierra, encontrando que hay un número significativamente menor de objetos de tamaño medio de lo que se pensaba anteriormente. También se determinó que la NASA ha encontrado más de 90 por ciento de los mayores asteroides cercanos a la Tierra.

Otros descubrimientos fueron inesperados. WISE encontró el primer asteroide “troyano” con la misma trayectoria orbital alrededor del Sol que la Tierra. Una de las imágenes dadas a conocer ahora muestra una vista sorprendente de un “eco” de luz infrarroja que rodea a una estrella que explotó. El eco fue grabado en las nubes de gas y el polvo cuando el fogonoza de luz causado por la explosión calentó las nubes circundantes.