El CSIC lanza un juego en Facebook para probar una teoría


El Pais

El test consiste en estimar el número de lápices que hay en distintas figuras

El grupo de Neuroetología del Instituto Cajal del CSIC ha lanzado una aplicación en Facebook para estudiar la inteligencia visual. Se trata de una aplicación que propone una serie de juegos, todos basados en la estimación del número de lápices que aparecen en las imágenes. La resolución del juego pide dedicar apenas unos tres minutos. Gonzalo García de Polavieja, que dirige el estudio junto a Angel C. Román y Alfonso Pérez, comenta que el objetivo es demostrar empíricamente una teoría. La han probado en animales, pero ahora quieren refrendar su validez en los humanos. Para ello han acudido a la red social, para conseguir un número de participantes en el experimento que sea suficiente. Necesitan unas mil respuestas válidas aunque esperan conseguir entre dos mil y diez mil. La aplicación está en inglés y castellano. La misma ofrecerá al jugador la puntuación obtenida tras finalizar la prueba.

García de Polavieja no detalla los aspectos teóricos el experimento porque el conocimiento público de los objetivos podría contaminar a los participantes y condicionar su conducta durante el experimento.

La aplicación solicitará poder emplear, a efectos estadísticos, los datos del perfil de los miembros de Facebook que participan, como la edad, el sexo y el país de origen, pero la evaluación de los mismos es totalmente anónima. “Cumpliremos con el código de bioética del CSIC”. Los investigadores no conocen ningún precedente que haya usado Facebook para plantear un experimento científico. “Sí ha habido propuestas planteadas desde un sitio expresamente creado para un experimento o se ha utilizado el flujo de información de una red social, como Twitter, para sacar conclusiones científicas, pero no hemos localizado ninguna aplicación creada expresamente en Facebook con una finalidad experimental”. Las redes sociales son una nueva herramienta totalmente válida para la investigación, comenta.

El juego, explica, es fácil y busca la viralidad. ”Analizaremos cada día los datos y, en función de los mismos, puede que ampliemos el test”. Para detectar la participación de personas con ánimo de engaño, el propio test alberga algunas pruebas que evidencian si el participante da unas respuestas razonables. Se trata de unos filtros para conseguir la plena fiabilidad del test.

Todo el juego se basa en la capacidad de estimar cantidades. Se trata de comprobar las reglas de funcionamiento cerebral en la estimación de un número de objetos que no se pueden contar uno a uno. “No contamos de la misma manera cuatro unidades que 400”.

En la aplicación se publicará la puntuación obtenida por los diez primeros jugadores que pueden introducir un alias para participar en el mismo.

¿La obra de arte más antigua de la Humanidad?


El Mundo

  • Hallan en Nerja pinturas rupestres de más de 42.000 años de antigüedad
  • Sus descubridores creen que podrían haber sido pintadas por neandertales
  • El proyecto se encuentra paralizado por falta de fondos económicos

Seis pinturas rupestres de la Cueva de Nerja (Málaga) que representan a varias focas podrían tener una antigüedad de al menos 42.000 años, lo que las situaría como una de las obras de arte más antiguas de la humanidad. Además, la importancia antropológica del hallazgo podría ser aún mayor porque no habría sido realizada por ‘Homo sapiens’, sino por neandertales, según varios expertos.

El profesor de la Universidad de Córdoba José Luis Sanchidrián, que dirige un proyecto de conservación de esta cueva, ha explicado que la datación hace más de 42.000 años de restos orgánicos hallados junto a las pinturas existentes en la galería alta indica que estos elementos podrían constituir la representación artística más antigua del mundo.

Pero lo que sería aún más revolucionario es que todos los datos científicos actuales apuntan a que esas pinturas fueron llevadas a cabo por el ‘Homo Neanderthalensis’, “lo que supone un bombazo académico”, según Sanchidrián, ya que hasta ahora todo lo relacionado con el sentido estético se atribuía al ‘Homo Sapiens’.

A raíz del análisis de los sedimentos de la cueva, se mandaron a datar a Miami (Estados Unidos) restos de carbones aparecidos a diez centímetros de las pinturas, unas pruebas que han arrojado una antigüedad de entre 43.500 y 42.300 años.

Esos carbones estarían relacionados con la iluminación de las pinturas, bien para realizarlas o bien para verlas, lo que supondría que pueden ser incluso más antiguas, y esa fecha “corresponde a neandertales, por lo que se nos abre una expectativa increíble”, ha apuntado el experto.

Proyecto paralizado

“Los carbones están al lado de las focas, que no tienen parangón en el arte paleolítico, y sabemos que los neandertales comían focas“, ha precisado Sanchidrián, que ha insistido en la necesidad de datar un pequeño velo o película formada sobre las pinturas para conocer su fecha exacta.

Sin embargo, actualmente los trabajos están paralizados por la falta de recursos económicos y la ausencia de un gerente al cargo de la Fundación Cueva de Nerja.

Para el conservador de la cueva y coordinador del proyecto multidisciplinar, Antonio Garrido, era fundamental intentan datar los restos orgánicos existentes junto a las pinturas, y de coincidir las fechas “se abrirían muchísimos interrogantes”.

También está sobre la mesa la posibilidad de que las pinturas fuesen obra de ‘sapiens’, pero para Sanchidrián, eso es “mucho más hipotético”, ya que no existen pruebas de que nuestra especie irrumpiera en la Península Ibérica de sur a norte, “ni tampoco existen muestras similares de arte en el norte de África”.

Cabe la posibilidad de estar ante la primera obra de arte de la humanidad y además, de que no esté hecha por ‘sapiens’, y eso sería un “cambio radical”, puesto que hasta ahora, la Historia del Arte dice que “el arte es consustancial a nosotros, a los ‘sapiens’, porque somos los que pensamos”, ha añadido.

Los investigadores consideran que esta gruta, uno de los últimos puntos del Sur de Europa en el que se refugiaron los neandertales, esconde la clave de la desaparición de esta especie.