Los secretos del Vaticano, al descubierto


El Mundo

85 kilómetros ocupados por conspiraciones, susurros, condenas, silencios… secretos. Una pequeñísima parte de los más de 1.000 años de historia guardados con todo el mimo y bajo la más estricta seguridaddebajo de la Ciudad del Vaticano quedarán desde hoy y hasta el 9 septiembre al descubierto.

1330503678_g_0

De los 150.000 documentos que se esconden detrás de miles de estanterías sólo algo más de cien podrán ser consultados en la exposición ‘Lux in arcana’ (Luz sobre el misterio).

Difícil es saber cuál de todos los documentos expuestos produce más interés: el pergamino con todo lo referente al juicio a la Orden de los Templarios; la amenaza de Enrique VIII al Papa Clemente VII que luego acabó en el cisma anglicano; la abjuración de Galileo Galilei o la excomunión de Lutero.

Son pocos (teniendo en cuenta los muchos que hay), pero suponen un auténtico regalo para la historia. Los visitantes podrán recrearse con el pergamino de 60 metros que contiene la confesión que los templarios realizaron a los enviados de Clemente V en el castillo de Chinon.

Aunque la existencia de dicho documento es ya conocida, el pergamino desvela ahora que el Pontífice estuvo a punto de absolver al Gran Maestre de la Orden, Jacques de Molay, y a otros líderes que llevaban en ella desde la adolescencia.

Ninguno aceptó la culpabilidad en su totalidad, pero todos ellos admitieron la negación de Cristoescupir sobre el crucifijo, laincitación a la sodomía y la adoración a un ídolo. Sin embargo, como todos abjuraron del cargo de herejía fueron recogidos de nuevo bajo la protección del Papa.

Clemente V intentó por todos los medios retrasar con arduas investigaciones el juicio a los templarios, pero la presión del monarca Felipe ‘el hermoso’ pudo más que las buenas intenciones del Pontífice con la Orden y el 3 de abril de 1312 publicó la bula ‘Vox in Excelso’donde la Orden del Temple quedó prohibida para siempre.

Pero, los templarios no son los únicos protagonistas. También se puede leer una de las cartas que la reina María Antonieta escribió en la cárcel antes de ser decapitada: “Los sentimientos de quienes participan en mi dolor, mi querido hermano, es el único consuelo que podría recibir en esta ocasión…”.

El 15 de junio de 1520 el papa León X publicó la bula excomunión a Lutero titulada Exsurge Domine. El documento que el Vaticano ha decidido sacar a la luz tiene mayor relevancia ya que es el único que existe porque la copia enviada a Lutero fue directamente tirada a las llamas por el reformista. Las 95 tesis del que fuera sacerdote católico denunciando las indulgencias y los excesos de la Iglesia le costaron su excomunión y precipitó la Reforma protestante.

Bulas papales, cartas de Miguel Ángel pidiendo al Papa subvenciones ante sus problemas económicos, la concesión por parte de Alejandro VI del control de las tierras descubiertas por Colón a los Reyes Católicos…

Incluso la última carta que María Estuardo envío antes de morir al Papa Sixto V en la que pedía perdón por sus pecados y los de su “Inglaterra y Escocia”. De hecho, es la historia de Inglaterra la que más se ha descubierto con la revelación de estos documentos.

Y es que no sólo María Estuardo tiene su lugar entre los secretos vaticanos. También Enrique VIII y su amenaza de ruptura con la Iglesia Católica. La carta solicitando el divorcio de Catalina de Aragón para casarse con su amante Ana Bolena que el monarca ‘obligó’ a firmar a las autoridades más importantes de Inglaterra como el abad de Glastonbury, Richard Whiting.

“Los pareceres a favor del divorcio, expresados por los mayores expertos en materia de diversas universidades, deberían bastar al Papa para confirmar con la propia autoridad aquellas declaraciones”, rezaba el documento para finalizar con la amenaza que abrió el paso para el cisma anglicano:

“Pero si no quisiera hacerlo -agregó-, ignorando las exigencias de los ingleses, estos se sentirían autorizados a resolver por sí mismos la cuestión y buscarían remedios en otros lados”.

En definitiva, un pedacito de historia que desde hoy estará al alcance de todos.

Armarse la marimorena


Describe una gran algarabía, o, mucho alboroto, con disputas, reyertas, voces y golpes. Es común explicar esta expresión de acuerdo con la pretendida historia de una mesonera llamada María, o María Morena.

Tabernera de fuerte carácter, regañona y amiga de pendencias. Esta historia sugiere que a mediados del siglo XVI había una taberna en Madrid regentada por esta mujer y su esposo, un tal Alonso de Zayas. Estos mesoneros guardaban el mejor vino para sus clientes distinguidos y ofrecían el de menos calidad al vulgo. En cierta ocasión parece que los clientes se enfadaron y quisieron probar el vino bueno, a lo que la fornida mesonera se negó en redondo.

La disputa fue tan fenomenal que no quedó mesa sana ni silla en que sentarse, y los golpes y las puñadas se repartieron con tanto ímpetu que sólo la llegada de los alguaciles pudo disolver la cuestión. La fama de aquella trifulca prosperó y por esta razón se habla hoy de esta mesonera.

Ahora bien, a la mayoría de las taberneras y venteras de aquella época se las llamaba María, (como Maritornes) y es el nombre tópico de las mozas de las posadas, también. Acostumbradas al trasiego de huéspedes y viajeros, estas mozas (asturianas, muchas veces) solían envolverse en disputas y querellas con los hombres cargados de vino y con pocos escrúpulos. La expresión, por tanto, bien puede hacer referencia a la esposa de Alonso de Zayas, o a cualquier otra, dado que Marías eran todas o casi todas las taberneras, y “morena” es la forma típica de llamar a una moza española.

A cada cerdo le llega su sanmartín


No hay persona a la que no le llegue el momento de padecimiento.

El origen de este proverbio tiene relación con la fecha del 11 de noviembre, día en que se celebra la festividad de San Martín de Tours, taumaturgo y milagrero francés, elegido por sorteo patrono de la ciudad de Buenos Aires. Ese día, con motivo de la celebración, la tradición indicaba que se comiera cerdo. Otra versión, afirma que «sanmartín» era el nombre dado a cierto cuchillo que se usaba para trocear a los cerdos. En cualquiera de los casos, la palabra “sanmartín” se escribe con minúscula inicial por tratarse de un sustantivo común y así aparece en todos los diccionarios.

Origen del término inglés “FUCK”


En la Inglaterra antigua, la gente no podía tener sexo sin contar con el consentimiento del Rey (a menos que se fuera parte de la familia real).

Así entonces, cuando las parejas querían tener un hijo, debían solicitar un permiso especial al monarca, quien les entregaba una placa que debían colgar fuera de su puerta mientras tenían relaciones.

La placa que el rey entregaba decía:

Fornication Under Consent of the King ( F.U.C.K. ).

Así que, ese es el origen de la tan popular palabra fuck.

¡A buenas horas, mangas verdes!


La expresión “¡A buenas horas, mangas verdes!”, proviene de lo que solían comentar la gente cuando llegaba la Santa Hermandad, una institución parecida a lo que hoy sería una policía que existía en Castilla ya en el siglo XIII para defender el orden público y que tuvieron su apogeo durante el reinado de los Reyes Católicos.

Los componentes de la Santa Hermandad iban vestido con un chaleco de piel que dejaban al descubierto las mangas de la camisa que era verde.

Parece que la eficacia y la rapidez no eran las principales virtudes de este cuerpo, y nunca llegaban a tiempo al lugar donde se había cometido el delito y de ahí proviene la expresión: “¡A buenas horas, mangas verdes!”

El chocolate del Loro


La peculiar expresión popular “El chocolate del Loro“, se usa para hablar de un ahorro insignificante que no corresponde con lo que realmente se busca.

¿Y como se origino el dicho El chocolate del loro?

En España se cuenta que hace mucho tiempo cierta familia aristocrática, pensando en incrementar y cuidar su riqueza decidió reducir gastos, por lo que se reunieron para discutir qué era prescindible. Pero nadie quiso renunciar ni a un sólo capricho y concluyeron que sólo podían ahorrarse el chocolate que le daban cada día al loro. De ahí que se use para hablar sobre un ahorro insignificante.

Los neandertales europeos, al filo de la extinción antes del humano moderno


El Mundo

  • La mayoría de los neandertales de Europa murió hace 50.000 años
  • Un pequeño grupo recolonizó Europa central y occidental
  • Allí sobrevivieron otros 10.000 años, según un nuevo estudio genético
  • Científicos españoles participan en esta investigación internacional

1330180039_0.jpg

Los neandertales europeos estuvieron al filo de la extinción antes de la llegada de los humanos modernos, según un estudio internacional que publica la revista ‘Molecular Biology and Evolution’ en el queparticipan investigadores españoles.

Esta es la principal conclusión de un estudio genético publicado en la citada revista, en el marco de un proyecto internacional, según ha informado el Museo de la Evolución Humana de Burgos en una nota.

De los resultados de esta investigación se deduce que los neandertales desaparecieron de la mayor parte del continente europeo hace unos 50.000 años y que posteriormente un pequeño grupo recolonizó Europa central y occidental, donde sobrevivió otros 10.000 años antes de que los humanos modernos entraran en escena (unos y otros llegaron a coexistir).

Según Love Dalén, del Museo Sueco de Historia Natural de Estocolmo, “el hecho de que los neandertales de Europa casi se extinguieran para luego recuperarse y que todo eso sucediera mucho antes de que tuvieran contacto con los humanos modernos fue una completa sorpresa para nosotros”.

Dramáticos cambios climáticos

Esto indica, ha continuado, que “los neandertales pudieron ser más sensibles a los dramáticos cambios climáticos que ocurrieron durante la última edad del hielo de lo que se pensó previamente”.

Debido a esto y al realizar los análisis de ADN sobre fósiles de neandertales del norte de España, los investigadores notaron que la variación genética entre los neandertales europeos fue extremadamente limitada durante los diez mil años que precedieron a su desaparición.

Fósiles europeos y asiáticos más antiguos muestran mayores niveles de variación genética, los mismos que se encuentran en otras especies que han sido abundantes durante mucho tiempo en un mismo territorio.

La diversidad genética de los neandertales más antiguos y de los asiáticos era tan alta como la de los humanos modernos como especie, mientras que la variación de los últimos neandertales europeos no alcanzaba a la de los humanos modernos de Islandia, dice Dr. Anders Götherström, de la Universidad de Uppsala.

Este estudio se basa exclusivamente en ADN muy degradado, por lo que los análisis requirieron el uso de metodologías avanzadas. Por ello, se contó con la colaboración de especialistas de varios países, entre los que figuran estadísticos de Dinamarca y EEUU, expertos en secuenciación moderna de ADN de Dinamarca, y paleontólogos de España. Según explica la nota, sólo cuando todos los miembros del equipo internacional revisaron sus hallazgos, tuvieron la certeza de que los resultados revelaban una importante y hasta entonces desconocida parte de la historia de los neandertales.

El punto de vista sostenido anteriormente sobre una Europa habitada por una población neandertal que había permanecido estable durante cientos de miles de años hasta la llegada de los humanos modernos debe revisarse, según los investigadores de este estudio.

Los investigadores destacan que este tipo de estudios interdisciplinares es extremadamente valioso para el avance de la investigación en evolución humana, pues el ADN de humanos prehistóricos ha aportado hallazgos inesperados en los últimos años. Es muy emocionante imaginar qué nuevos descubrimientos se producirán en los próximos años en este campo, dice Juan-Luis Arsuaga, profesor de Evolución Humana de la Universidad Complutense de Madrid.

El arte más antiguo y primitivo de América


El Mundo

  • Hallan en una cueva de Brasil una figura de 30 centímetros de longitud
  • Según las pruebas de radiocarbono, se realizó hace entre 9.000 y 12.000 años
  • Creen que es la manifestación artística más antigua de América

1329914922_2.jpg

La manifestación artística más antigua de la que se tiene constancia en América ha sido encontrada en Brasil. Se trata de un petroglifo que representa una figura antropomórfica, según aseguran los investigadores de este estudio, liderados por Walter Neves, de la Universidad de Sao Paulo.

Las pruebas de radiocarbono a las que ha sido sometida revelan queesta figura fue realizada hace entre 9.000 y 12.000 años, lo que la convierte en la más antigua hallado en las dos Américas. Los detalles de la investigación se publican en PLos ONE.

La figura grabada en la roca fue encontrada durante las excavaciones que se llevaron a cabo en la cueva de Lapa do Santo entre 2002 y 2009. La cueva de Lapa do Santo es un refugio de piedra caliza en el sector norte de Lagoa Santa Karst, a unos 60 kilómetros de Belo Horizonte (centro-este de Brasil). Este yacimiento arqueológico es uno de los más grandes de la región de Lagoa Santa.

En julio de 2009, durante los últimos días de excavación, los arqueólogos se toparon con esta figura grabada en la roca, que estaba a unos cuatro metros de la superficie.

Figura antropomórfica

Mide 30 centímetros de longitud y 20 centímetros de ancho. Según la describen sus autores, se trata de una figura antropomórfica con tres dedos en los brazos, una cabeza en forma de C y un gran falo.

El estilo artístico de esta figura es similar al de, al menos, otros dos refugios de la misma región, Lapa do Ballet y Lapa das Caieiras. Además, destacan los autores, se han hallado representaciones artísticas parecidas en otras zonas de Brasil.

Los petroglifos son grabados sobre rocas propios de los pueblos prehistóricos. En los grabados hallados por todo el mundo se han encontrado representaciones de todo tipo de temas, en general, de motivos simbólicos. Se cree que desempeñaban una función decorativa, ritual o indicativa.

Los primeros pobladores de América

Los investigadores que firman este descubrimiento en Brasil señalan que, hasta ahora, se sabía muy poco sobre el mundo simbólico de los primeros pobladores de América. Y es que las manifestaciones artísticas, ya sea en rocas, en ornamentos o en objetos artísticos realizados durante la transición del Pleistoceno al Holoceno (hace unos 11.500 años), son extremadamente raras en América.

La mayor parte de las investigaciones realizadas sobre las primeras poblaciones de este continente se han centrado en averiguar cuándo se produjeron los primeros asentamientos en estas tierras, de dónde procedían los primeros habitantes, cuántas migraciones o colonizaciones hubo, cómo lograron subsistir y la cultura que desarrollaron durante los primeros milenios de colonización.

Durante las últimas décadas, la información sobre la biología de los primeros americanos nativos ha aumentado enormemente. Por ejemplo, afirma el estudio, los primeros americanos tenían un aspecto muy distinto a los nativos americanos que viven en la actualidad. Por lo que respecta a su forma de vida, sabemos que variaba mucho según la región.

Los hallazgos arqueológicos han revelado, además, que el Nuevo Mundo estaba habitado antes de la cultura Clovis, que durante una época fue considerada la cultura indígena más antigua de América (los científicos creen que se desarrolló hace 12.000 o 13.000 años).

La figura antropomórfica hallada en Brasil demuestra, según los autores, que las manifestaciones culturales durante la transición entre el Pleistoceno y el Holoceno en el territorio que hoy es América del Sur no se limitaban a las herramientas de piedra y a la subsistencia, sino quetambién tenían una dimensión simbólica.

El tesoro del Odyssey será embarcado este viernes para su envío a España


EFE – El Mundo

El Gobierno español iniciará el embarque del tesoro de la fragata española “Nuestra Señora de las Mercedes” el viernes por la mañana, en los dos aviones Hércules que ya tiene preparados en Tampa (Florida) para su traslado a España.

Así lo confirmó la base aérea militar MacDill, que detalló que hacia las 9.30 hora local (14.30 GMT) se iniciará el proceso de cargar las 17 toneladas de material que componen el tesoro por el que España ha luchado ante la Justicia estadounidense durante los últimos cinco años.

A petición del Gobierno español, se permitirá el acceso a representantes de medios de comunicación, para que puedan ver el momento en que se carga la mercancía que conforma el que está considerado el mayor tesoro jamás rescatado de las profundidades del mar. Durante el proceso estará presente el embajador de España en Estados Unidos, Jorge Dezcallar, entre otros representantes del Gobierno español.

Previamente, la mercancía habrá tenido que ser transportada desde Sarasota (Florida), donde ha permanecido almacenada durante los últimos cinco años, hasta la base aérea de Tampa.

Ese recorrido, de unos cien kilómetros, previsiblemente será realizado de madrugada y, tal y como pidió España ante la Justicia estadounidense, contará con la escolta de la policía judicial de este país.

Una escolta de lujo

Se trata de uno de los despliegues de seguridad más ambiciosos de la historia de la tranquila costa oeste de Florida, ya que hay que garantizar el transporte seguro de unas 595.000 monedas de oro y plata del siglo XVIII, así como otro material rescatado del pecio de la fragata militar española hundida en 1804.

El equipo técnico desplazado a Florida, compuesto por seis especialistas en conservación y numismática de diferentes organismos españoles, acabará su labor de inventariado y embalaje del tesoro.

Los técnicos han trabajado contrarreloj durante tres días bajo fuertes medidas de seguridad en un almacén de la empresa Numismatic Guaranty Corporation (NGC), encargada de custodiar las monedas desde que fueron trasladadas a Estados Unidos por la empresa estadounidense de exploraciones marinas Odyssey.

Una flotilla de satélites para ver cómo es la Tierra por dentro


El Pais

La misión europea Swarm medirá los campos magnéticos del planeta

Los científicos de la misión espacial Swarm la definen como un viaje al centro de la Tierra, e incluso recuerdan la novela de Julio Verne para ilustrar su investigación. Pero no van a viajar hacia las profundidades, sino al contrario, van a poner en órbita una flotilla de satélites para captar con gran detalle el campo magnético terrestre, en el que podrán leer qué pasa dentro del planeta. Los tres satélites de la flotilla Swarm, de la Agencia Europea del Espacio (ESA), están casi listos para su lanzamiento, fijado para julio.

“Swarm nos proporcionará el mejor rastreo del campo electromagnético y su evolución temporal para adquirir un nuevo conocimiento del sistema terrestre y su entorno”, explicó la semana pasada el danés Eigil Friis-Christensen, investigador principal de la misión, durante una visita a la empresa IABG, en Múnich (Alemania), donde los satélites están pasando las últimas pruebas antes de ir al espacio.

Son tres satélites idénticos, de nueve metros de longitud (incluido un mástil de cuatro metros que se despliega en órbita) y 500 kilos de masa cada uno. En una gran sala limpia de pruebas dos de los artefactos están colocados verticalmente, en la posición que tendrán en la punta del cohete y uno está tumbado ante los ordenadores de los técnicos. Son satélites de forma triangular, poco habitual en los artefactos espaciales.

En IABG los someten a los obligatorios ensayos de vacío, radiación, temperatura, vibraciones, etcétera. Y en ese caso el trabajo se complica porque es muy estricta la protección frente a los campos magnéticos, que pueden alterar los ultrasensibles equipos de a bordo. Por ello, antes de entrar en el inmaculado gran taller, vestidos con los obligados gorros, batas y fundas para el calzado, es obligatorio pasar ante un sensor magnético que detecta si uno se ha olvidado de dejar en el vestuario aparatos como el móvil, el libro electrónico o la tableta.

“Los Swarm no llevan ningún material magnético, absolutamente nada que tenga hierro, y las fijaciones metálicas imprescindibles son de titanio”, explica Hans Bestler, responsable técnico del proyecto. La estructura de los satélites es de fibra de carbono y el mástil desplegable trasero aleja el magnetómetro del cuerpo principal de cada artefacto, donde van algunos equipos que podrían alterar sus lecturas. “Incluso ha habido que evitar algunos materiales como pegamentos y cerámicas que contienen impurezas férricas”, añade Evert Dudok, responsable de equipos de observación de la Tierra de la empresa Astrium, que ha fabricado los Swarm.

El campo magnético de la Tierra —que protege el planeta frente al bombardeo continuo de partículas cargadas emitidas por el Sol— se origina, sobre todo en su interior más profundo, en el gran océano de hierro fundido y rotante de su núcleo, que actúa como la dinamo de una bicicleta y provoca continuos cambios en el campo electromagnético. Pero también las rocas, el océano, la ionosfera y la magnetosfera intervienen. Swarm irá midiendo con una precisión sin precedentes la fuerza, la orientación y las fluctuaciones del campo magnético y, a partir de las variaciones temporales y espaciales registradas, los científicos deducirán los procesos internos del planeta y su estructura. Asimismo, estos satélites permitirán comprender mejor el sistema Tierra-Sol captando con alta resolución el efecto del viento solar.

“La Tierra tiene un complicado campo magnético que influye en nuestra vida y en nuestro clima”, señaló Volker Liebig, director de exploración de la Tierra en la ESA. “Necesitamos mejorar las predicciones del tiempo magnético para proteger satélites en órbita, radiocomunicaciones, sistemas de navegación e infraestructuras eléctricas”, que periódicamente se ven afectadas por tormentas magnéticas desencadenadas por la actividad solar, destacó Vliebig.

La misión Swarm, con un coste de 220 millones de euros (incluido el cohete ruso Rockot que pondrá en órbita los tres satélites) más 30 millones de operación durante los cuatro años de funcionamiento previsto, es heredera de la experiencia adquirida con otros satélites, pero aportando una enorme resolución espacial y temporal gracias a sus sensores de a bordo y a la configuración de flotilla espacial, explicaron los expertos en Múnich.

Dos de los satélites Swarm, alejados unos 125 kilómetros uno de otro, seguirán órbitas contiguas (a 460 kilómetros de altura), de manera que convergerán sobre los polos, viajando a una velocidad de siete kilómetros por segundo, y cruzándose cada 45 minutos. “Los márgenes para evitar las colisiones polares son muy pequeños: unos cinco kilómetros de altura entre un satélite y otro y 10 segundos de desfase temporal”, destacó Bestler. El tercer satélite volará separado y a más altura (530 kilómetros).