El Mundo

  • ‘NASA, la aventura del espacio’ reúne cientos de objetos de la carrera espacial
  • Muestra réplicas a tamaño real y a escala de las naves más emblemáticas
Réplica de la cápsula 'Mercury'.

Réplica de la cápsula ‘Mercury’.

Las hazañas de los astronautas hicieron soñar a muchos ciudadanos con viajar algún día al espacio. La mayoría, sin embargo, tuvo que conformarse con seguir las misiones espaciales a través de la televisión y sólo algunos privilegiados han podido asistir a algún lanzamiento o contemplar de cerca las naves en museos de EEUU.

A partir del 16 de diciembre, una exposición en Madrid permitirá a los aficionados al espacio ver de cerca una colección de objetos originales utilizados en misiones de la NASA y reproducciones de las naves espaciales más emblemáticas.

‘NASA, la aventura del espacio’ reúne alrededor de 300 piezas que ofrecen un completo recorrido por historia de la conquista espacial, desde los primeros visionarios que imaginaron hace varios siglos cómo sería el cosmos a los planes futuros para viajar a Marte. Sin embargo, el objetivo de la exposición no es sólo mostrar los objetos, sino “poner de manifiesto el elemento humano que hubo detrás de la aventura espacial”, explica Jose Araujo, el organizador de la muestra.

Una de las estrellas es una copia exacta de la parte frontal del transbordador ‘Atlantis’, de su cabina de mandos, del retrete y de la zona que usaban para dormir. También se ha reproducido uno de los módulos del ‘Apollo 11’, la primera misión tripulada a la Luna.

Las naves más emblemáticas

Los visitantes podrán ver de cerca una copia de la cápsula ‘Mercury’, la primera en la que volaron los astronautas de la NASA. Tan estrecha era que sus tripulantes solían bromear diciendo que, en vez de pilotarla, tenían la sensación de llevarla encima. También se exhibe un ‘rover’ marciano y una réplica de 11 metros del cohete ‘Saturno’, utilizado en las misiones a la Luna (el original mide unos 112 metros).

Entre las piezas originales destaca un cohete ‘Agena’, el paracaídas que usaron los tripulantes del ‘Apollo 17’ para volver a la Tierra, la cápsula en la que viajó el chimpancé Ham -el primer estadounidense en ir al espacio-, los motores del cohete ‘Titán’ y varios trajes de astronautas.

Aunque la mayor parte de los artilugios son de la NASA, también hay un espacio dedicado al programa espacial ruso. Una réplica del ‘Sputnik’, el primer satélite enviado al espacio, y objetos sobre la gesta del cosmonauta Yuri Gagarin, el primer hombre que voló al espacio, recuerdan los primeros éxitos de los soviéticos y su rivalidad con EEUU.

España, en la carrera espacial

Madrid será la segunda ciudad que acoge esta exposición tras el éxito cosechado en Estocolmo, donde la visitaron 280.000 personas. Hay varias razones por las que la capital española ha sido elegida como la segunda ciudad que acogerá esta muestra. Una de ellas ha sido elimportante y relativamente desconocido papel que España jugó en el seguimiento de misiones históricas. Fue en el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid de la NASA (MDSCC), en Robledo de Chavela, donde se recibió en 1965 la primera foto de Marte que llegó a nuestro planeta.

Pero la contribución más significativa de España fue en las misiones ‘Apollo’. Una de las antenas de la estación de Fresnedillas de la Oliva (Madrid) sirvió de apoyo a la histórica llegada del hombre a la Luna. Carlos González Pintado, asesor científico de la muestra y ex jefe de Operaciones de la NASA en el centro de Madrid, fue el único español del equipo de 30 personas que el 20 de julio de 1969 siguió desde Fresnedillas el alunizaje del ‘Apollo 11’: “Podíamos oír la comunicación directa entre los astronautas“, recuerda. Desde Robledo de Chavela se realizaron los seguimientos de prácticamente todas las misiones ‘Apollo’, en las que González participó.

Sobrevivir en el espacio

Una de las novedades de la muestra de Madrid respecto a la de Estocolmo es un traje de astronauta abierto que muestra los materiales y las complejas capas que lo componen. Junto a él se podrán ver otros trajes que muestran cómo el equipamiento de los astronautas ha evolucionado de forma espectacular. En la zona dedicada a la supervivencia se muestran también pañales y raciones de comida deshidratada.

Pero no todo han sido éxitos en la carrera espacial. La muestra recuerda los accidentes de los transbordadores ‘Challenger’ y ‘Columbia’, en los que murieron todos sus tripulantes, y explica cómo se produjeron.

Más suerte tuvieron James Lovell, Jack Swigert y Fred Haise, los tres hombres que participaron en la misión del ‘Apollo 13’. Aunque la explosión de un tanque de oxígeno obligó a abortar el alunizaje y puso su vida en grave peligro, la NASA consiguió traerlos de vuelta a casa sanos y salvos. Un ejemplo de supervivencia e ingenio ante una situación extrema que refleja bien cómo la imaginación y el esfuerzo humano han logrado en estos cincuenta años aumentar de manera espectacular nuestro conocimiento del cosmos y seguir soñando con explorar nuevos planetas.


La exposición ‘NASA, la aventura del espacio’ podrá visitarse desde el 16 de diciembre al 15 de junio de 2012 en el Pabellón XII del Recinto Ferial de la Casa de Campo de Madrid

Anuncios