Un eclipse total de Luna, visto desde toda España


El Pais

El momento de mayor oscuridad se alcanzó a las 22.14.- La costa mediterránea y las Islas Baleares, las zonas desde donde mejor se contempló el fenómeno. – En Cataluña es donde se ha podido apreciar con más nitidez y en Tenerife donde menos, por las nubes

La Tierra se ha interpuesto esta noche entre el Sol y la Luna, y la sombra del planeta azul ha ido poco a poco ocultando el satélite hasta taparlo por completo. Este eclipse lunar total alcanzó su punto máximo a las 22.14, hora peninsular española, y ha sido visible en toda Europa, África, Asia y Oceanía. En España, la zona donde mejor se ha podido observar el ciclo completo del eclipse fue en el extremo más oriental (costa mediterránea e Islas Baleares). En el resto de la península y Canarias pudo contemplarse, excepto su comienzo, todo el proceso.

La duración del eclipse ha sido de una hora y 41 minutos (desde las 21.22 hasta las 23.03), aunque todo el proceso, incluidas las fases anteriores al eclipse propiamente dicho (contactos con la penumbra y con la sombra), durará más de cinco horas (desde las 19.25 hasta las 01.01), según los cálculos del Observatorio Astronómico Nacional.

Pero el cielo no ha sido esta noche el mejor aliado para contemplar el eclipse total de luna, ya que las nubes han impedido a los miles de científicos y aficionados que se han concentrado en numerosos espacios abiertos del país disfrutar de un espectáculo que no se volverá a repetir hasta el 27 de julio de 2018.

Como ocurrió el pasado 4 de enero, cuando las nubes frustraron el primer eclipse del año -aunque en aquella ocasión se trató de uno parcial de sol- el cielo ha estado hoy muy nuboso en grandes áreas de la península y en los archipiélagos.

Los más afortunados han sido los ciudadanos que han seguido el eclipse desde el cuadrante noreste -algunos observatorios catalanes han ofrecido las imágenes más nítidas- y en menor medida los que se han reunido en la cima más alta del país, el Teide (Tenerife), aunque las nubes han impedido allí la observación continuada.

A diferencia de los eclipses solares, los eclipses lunares no entrañan ningún peligro para la vista y no requieren, para su observación, ningún tipo de filtro. En un eclipse total de Luna, esta no se oscurece por completo, según ha explicado el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC). Los rayos del Sol, refractados en la atmósfera terrestre, pueden iluminar la superficie lunar, que podrá verse en tonalidades rojizas desde la Tierra.

Desde algunas zonas de España el eclipse “será muy bonito”, vaticinaba Francisco Ocaña, de la Asociación de Astrónomos Aficionados (Asaaf) esta tarde. Uno de estos puntos de interés es Madrid, ya que la Luna sale por el horizonte ya eclipsada. Tenerife ofrece otra imagen única, pues la sombra del Teide sobre la atmósfera, coincidiendo con el atardecer, apunta directamente a la Luna eclipsada en una alineación casi perfecta. Este doble espectáculo se produjo el pasado 21 de diciembre (aunque las condiciones atmosféricas no permitieron su observación en condiciones idóneas) y no volverá a observarse en la isla hasta 2014, según el IAC.

La asociación científico-cultural Shelios y el grupo Cíclope de la Universidad Politécnica de Madrid, en colaboración con el IAC, retransmiten en directo el eclipse lunar de hoy desde el Parque Nacional del Teide a través de la página web http://www.sky-live.tv/

El Observatorio Astronómico Nacional recuerda que en un año se producen entre cuatro y siete eclipses, incluyendo los de Sol y los de Luna. Normalmente suelen ir acompañados, de forma que uno se produce medio ciclo lunar después que el otro. De hecho, el eclipse de luna de hoy va acompañado de dos eclipses parciales de Sol: el eclipse del pasado 1 de junio, que fue visible en el Este de Asia y en los extremos más septentrionales de Norteamérica y Europa; y el eclipse del próximo 1 de julio, que podrá observarse en el sur del Océano Índico y en la Antártida.

El satélite Corot descubre un ‘botín’ de exoplanetas


El Mundo

La búsqueda de planetas similares a la Tierra fuera del Sistema Solar ha detectado un nuevo botín de astros, aunque todos están demasiado cerca de sus estrellas como para albergar vida. Se trata de los 10 nuevos exoplanetas detectados por el satélite CoRoT, lanzado en 2006 por la Agencia Espacial Europa (ESA) en un proyecto liderado por Francia.

1308130500_0

Recreación del satélite CoRoT.|ESA

Observaciones de confirmación realizadas con telescopios terrestres, entre ellos un espectógrafo de la isla de La Palma (Canarias) han confirmado que entre ellos hay una gran variedad de masas, densidades y órbitas, lo que indica que la diversidad planetaria fuera del Sistema Solar es enorme.

Siete de los exoplanetas son de los llamados ‘Júpiters’ calientes(gigantes gaseosos muy cerca de sus estrellas), otro es más pequeño que Saturno y hay dos con la masa de Neptuno en torno a una sola estrella, según los resultados anunciados en el segundo simposio de CoRoT que ha tenido lugar en Marsella (Francia).

El satélite, que fue el primero en ser destinado a buscar exoplanetas, ha localizado en estos cuatro años de operaciones, un total de 26 nuevos exoplanetas de los 565 que se conocen desde que hace 15 años el astrónomo suizo Michel Mayor descubriera el primero.

El aumento del ritmo de hallazgos ha revelado que nuestro Sistema Solar no es una excepción en el Universo, sino algo mucho más común de lo que podía imaginarse. Por ello, ahora el interés científico está en tratar de descubrir las características de estos planetas, para tratar de averiguar si comparten con el nuestro características con las que pudieran albergar vida.

“Desde los comienzos de la astronomía de los exoplanetas, nos hemos sorprendido de la tremenda variedad de planetas descubiertos: los gigantes gaseosos más grandes que Júpiter y cuerpos más pequeños, rocosos, con masas comparables a la Tierra”, señalaba en Marsella Malcolm Fridlund, uno de los científicos del proyecto de la ESA para CoRoT.

Otra sorpresa fue encontrar muy diferentes configuraciones entre los casi70 sistemas planetarios múltiples localizados. “Estos nuevos 10 planetas que anunciamos ahora no son ninguna excepción, pese a la rica lista de características interesantes que presentan”, agregaba.

Diversidad planetaria

De hecho, Fridlund explicó que sus densidades son muy variadas, desde gaseosas a otras similares a la de Marte. Y también hay muy diferentes estrellas: desde dos veces más vieja que nuestro Sol a las que apenas tienen 600 millones de años luz, algo que es de especial interés para los astrónomos porque les ayuda a conocer cómo es la formación y la evolución de los planetas.

Dos de los planetas (CoRoT-16b y CoRoT-20b), además, se mueven en órbitas muy alargadas, lo que supone un desafío, desde el punto de vista de la dinámica, para su supervivencia. También resulta extraño el sistema de dos cuerpos como Neptuno, que tendrán que investigar más para ver si alberga más planetas.

Como CoRoT detecta cientos de candidatos a planetas, sus datos siempre se contrastan con observaciones con telescopios terrestres para confirmar sus hallazgos. «Aunque el estudio de exoplanetas es relativamente joven, hemos alcanzado ya una etapa donde podemos caracterizar los detalles de los mundos que orbitan otras estrellas, y CoRoT está haciendo una contribución crucial a este campo,» comenta Fridlund.

CoRoT es un telescopio espacial de 27 centímetros de diámetro quebusca planetas localizando tránsitos, es decir, las minúsculas disminuciones en el brillo de la estrella cuando un objeto, como un planeta, pasa por delante. En total, desde 2006 ha detectado 401 candidatos posibles, de los que se ha confirmado 26.

La misión espacial de CoRoT es llevada a cabo por el organismo aeroespacial francés CNES (Centro Nacional de Estudios Espaciales) con la ayuda de la Agencia Espacial Europea (ESA), Austria, Bélgica, Alemania, España y Brasil.