El Mundo

Aprovechando la celebración de San Valentín, la NASA no ha dudado en presentar el encuentro de esta noche entre su nave espacial ‘Stardust’ y el cometa Temple 1 como una cita en el día de los enamorados. La cita se producirá a las 23:37, hora local en el este de EEUU (en España serán las 5:37 de la mañana del martes).

1297687368_0

Según explica el jefe de la misión, Tim Larson, ha sido casualidad que la sonda haga este lunes por la noche su mayor acercamiento al cometa, aunque en una de las recreaciones artísticas realizadas por la NASA para ilustrar la misión el cometa aparece representado como si fuera un bombón con forma de corazón.

Será la segunda vez que una misión de la NASA explore este cometa, que se convertirá en el único que será observado dos veces tan de cerca. El 4 de julio de 2005 la nave ‘Deep Impact’ lanzó con éxito un proyectil en el Tempel 1. Fue la primera misión de estas características ya que nunca antes el hombre había provocado una explosión en un cometa. El impacto de la sonda determinó la existencia de al menos tres sectores con hielo en su superficie.

‘Stardust’ fue lanzada en 1999

Sin embargo, el objetivo de ‘Stardust’ no será bombardear el cometa sino fotografiarlo. La NASA calcula que tomará 72 imágenes en alta definición de la superficie de Tempel 1, que está situado a unos 132 millones de kilómetros de la Tierra. La nave, que viaja a más de 38.000 kilómetros por hora, fue lanzada al espacio en 1999. Tardó cinco años en llegar a su primer objetivo, un cometa bautizado como Wild2, del que capturó partículas de polvo en 2004. Después, puso rumbo a la Tierra para hacer entrega de una cápsula que contenía las muestras de polvo recogidas y que lanzó en un paracaídas en 2006. El paquete cayó en Utah (EEUU).

Después de comprobar que la nave seguía en buen estado la NASA decidió mantenerla en uso y asignarle una nueva misión en otro cometa, en este caso Tempel 1. Los datos que recopile serán comparados con los recogidos por la nave Deep Impact. Por primera vez los científicos podrán observar los cambios producidos en la superficie de un cometa tras orbitar alrededor del Sol, según explica la NASA en su página web.

Para los astrónomos, el estudio de los cometas es un campo muy importante para investigar el nacimiento del sistema solar ya que en ellos podría estar la clave para entender el origen de la vida en la Tierra.

Anuncios