El Mundo

  • EEUU e Indonesia llevan a cabo una ambiciosa expedición conjunta en Indonesia
  • Las aguas del sureste asiático son muy ricas en recursos naturales
  • Millones de personas dependen de ellos para su sustento

1282841833_extras_albumes_0

Los océanos del mundo siguen siendo los grandes desconocidos para el hombre. Gran parte de las aguas de Indonesia forman parte de los lugares del planeta que permanecen prácticamente inexplorados, aunque desde este verano lo son un poco menos.

Una ambiciosa expedición conjunta de EEUU y el país asiático acaba de descubrir al menos 40 nuevas especies y ha investigado la riqueza de estas aguas. Al frente de esta misión científica, la más completa que se ha llevado a cabo en Indonesia, están los buques ‘Okeanos Explorer’ y ‘Baruna Jaya IV’.

El primero pertenece a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EEUU (NOAA, por sus siglas en inglés), y es la única embarcación estadounidense dedicada a explorar grandes zonas desconocidas del océano. Las cámaras de alta definición y la avanzada tecnología con la que está equipado han permitido a los técnicos y científicos estadounidenses e indonesios que están en tierra compartir, en tiempo real, los hallazgos de los investigadores que se encuentran en el barco. Las imágenes captadas por las potentes cámaras de un vehículo dirigido por control remoto eran transmitidas instantáneamente a los científicos de Jakarta (Indonesia), EEUU y Canadá.

Millones de personas dependen del mar

Las aguas del sureste asiático son extraordinariamente ricas en recursos naturales. Cientos de millones de personas dependen de ellas para su sustento aunque el área que rodea el archipiélago indonesio -que comprende más de 17.000 islas- está prácticamente inexplorado.

Para los científicos se trata de una zona con un enorme potencial de estudio ya que además, es una de las áreas geológicamente más activas del mundo. Los investigadores han podido localizar y estudiar volcanes submarinos, corrientes hidrotermales y comunidades biológicas asociadas con ellas.

El llamado Triángulo del Coral -la zona en la que el Océano Pacífico y el Índico se encuentran- ofrece la mayor variedad de riqueza marina del mundo. Según la NOAA, sus aguas albergan una quinta parte de los corales que viven a poca profundidad del mundo. Uno de los objetivos de la expedición, que comenzó en junio y terminó esta semana, es averiguar si esta rica biodiversidad se extiende a zonas más profundas.

Los efectos del cambio climático

Asimismo, los investigadores de la NOAA subrayan su preocupación por los efectos del cambio climático en los océanos, las comunidades costeras y sus formas de vidas. Según sus cálculos, el 80% de los 563 millones de habitantes del sureste asiático podrían verse afectados por las consecuencias del calentamiento global, como el incremento de las temperaturas y la subida del nivel de mar.

EEUU, el país con mayor longitud de costa del mundo, comparte con Indonesia (tercer país con más línea de costa) el interés por evitar la subida del nivel del mar y las inundaciones que causaría. Junto a estos problemas, la acidificación de los océanos pone en peligro la pesca y otros sectores que viven de la explotación del mar.

Sin embargo, para luchar contra la pesca ilegal y preservar eficazmente los recursos es necesario conocerlos previamente. Por ello, la exploración de aguas profundas está permitiendo identificar nuevas especies y conexiones entre los habitantes del océano.

Anuncios