El Pais

  • El satélite ‘Swift’ confirma la hipótesis para un tipo poco corriente de sumidero cósmico que emite mucha energía

1274824813_850215_0000000000_sumario_normal

Los agujeros negros son más conocidos por absorber materia y energía como sumideros cósmicos que por emitirla, pero desde los alrededores del 1% de los que son supermasivos se emiten cantidades casi inimaginables de energía, lo que resultaba misterioso. Un estudio de un gran número de agujeros negros hecho por el satélite Swift confirma la hipótesis de que se encienden cuando chocan las galaxias .

La emisión intensa que se detecta en el centro o núcleo de una galaxia proviene de las cercanías de un agujero negro con una masa equivalente a entre uno y 1.000 millones la masa del Sol. Algunos de estos núcleos activos, entre ellos los cuásares, son los objetos más luminosos del Universo y llegan a emitir hasta 10.000 millones de veces la energía que emite el Sol.

“Los teóricos han mostrado que la violencia con que se fusionan las galaxias puede alimentar al agujero negro en el centro de la galaxia resultante”, señala Michael Koss, director del estudio, que se publicará en la revista The Astrophysical Journal Letters. “El estudio demuestra de forma elegante cómo se encienden los agujeros negros”.

Al poder observar el Universo en un rango determinado de los rayos X con el Swift, los astrónomos tuvieron la posibilidad, desde 2004, de detectar directamente los núcleos activos de las galaxias y se remontaron a los que están a 650 millones de años luz. El resultado es que añadieron docenas de estos sistemas a los ya conocidos. Una cuarta parte constan de dos galaxias que están fusionándose o se encuentran muy cerca la una de la otra. “Hasta un 60% de estas galaxias se fusionarán en los próximos 1.000 millones de años. Creemos haber encontrado la prueba del mecanismo predicho por los teóricos”, añade Koss en un comunicado de la NASA.

Anuncios