Casa Asia expone 200 carteles políticos de la hermética Corea del Norte


EFE – La Vanguardia

cartells Corea 229 036Cerca de 200 carteles políticos de Corea del Norte, el país más hermético del planeta, componen la peculiar exposición que acaba de inaugurar Casa Asia en Barcelona.

“Corea del Norte: el peso de la historia” es el título de esta muestra inédita en el mundo, que podrá visitarse hasta el 29 de agosto en el Palau Baró de Quadras de la capital catalana.

El realismo socialista más genuino es la constante en los 165 carteles de agitación política y 28 pinturas que ha conseguido reunir Casa Asia en una exposición sin precedentes.

“¡Cumplamos firmemente hasta el final la gran obra socialista!”, reza el eslogan que rubrica un cartel de 1993 donde aparecen un obrero, una campesina, un soldado y un intelectual enarbolando juntos una enorme bandera roja; “¡Amemos y ayudemos de todo corazón como hermanos al ejército!”, proclama otro póster de 1975 en el que una niña le entrega un ramo de magnolias a un sonriente militar.

“¡Seamos los jóvenes una bomba que defienda firmemente al partido y al líder!”, exclama otro de los carteles expuestos, en el que aparecen cuatro muchachos norcoreanos levantando con ardor revolucionario su puño derecho.

Los llamamientos a la población a multiplicar sus esfuerzos para aumentar la producción, a obedecer fielmente y sin titubeo alguno las órdenes del Partido del Trabajo de Corea, a enaltecer al líder del país, a honrar al ejército e, incluso, a mantenerse en buena forma física haciendo deporte se repiten en esta colección de carteles al más puro estilo socialista.

El régimen norcoreano, último bastión en el mundo del comunismo más ortodoxo, comparado a menudo con la URSS de Stalin, ha venido utilizando desde su formación, en 1945, el arte del “cartelismo” como arma propagandística, como herramienta de adoctrinamiento de los trabajadores, para insuflarles adrenalina revolucionaria y al mismo tiempo educarles según los moldes de la ideología oficial.

Las imágenes recrean paisajes idílicos para un revolucionario: espléndidos campos de arroz, maíz y trigo, empleo de sofisticada maquinaria en la industria y en la agricultura, joviales mujeres, apuestos camaradas con gesto vehemente, todos ellos exponentes del anhelado hombre nuevo que anhelaba crear el régimen.

Se trata de representar, en definitiva, el prometido “paraíso socialista”, próspero, militarizado, inexpugnable, desafiante ante las grandes potencias extranjeras, una recreación artística de una utopía que a menudo se da de bruces con la cruda realidad de un país que en los años noventa atravesó una dramática crisis alimentaria.

Buena parte de la obra expuesta en Casa Asia procede del fondo del coleccionista chino Ou Nang, aunque una treintena de pinturas han sido cedidas por el Comité de Relaciones Culturales con el Extranjero de Corea del Norte.

Como complemento de la muestra se exhibe material audiovisual, fragmentos de 27 documentales y películas producidos en Corea del Norte, que ayudan a entender el cariz ideológico del régimen.

“El despliegue visual, por medio de imágenes gráficas y audiovisuales, permitirá que el público conozca el presente de un país aislado en el sistema internacional, pero cuya historia debe mostrarse para acceder al conocimiento de su realidad actual”, señala Menene Gras, comisaria de la exposición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s