El Pais

  • Unas cuevas costeras de Mallorca son clave para estudiar la dinámica de los glaciares del planeta

1266015612_850215_0000000001_sumario_normal.jpg

“El nivel global del mar y el clima de la Tierra están íntimamente relacionados. Mediante el estudio de incrustaciones en cuevas costeras de la isla de Mallorca, hemos determinado que el nivel relativo del mar en el Mediterráneo occidental estaba un metro por encima del actual hace 81.000 años”. Así comienzan su artículo en la revista Science unos investigadores de Estados Unidos, Italia y España que han obtenido en esas cuevas de Baleares datos clave sobre las fluctuaciones del nivel del mar en el pasado.

Dado que la subida y bajada del nivel del mar están relacionadas con la formación o deshielo de grandes glaciares en la Tierra, los resultados obtenidos por Jeffrey A.Dorale (Universidad de Iowa, EE UU) y sus colegas sugieren que las capas de hielo polares eran más pequeñas hace 81.000 años y la temperatura media global era tan alta como la actual, o incluso superior, aunque la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera era mucho más baja entonces. Además, este hallazgo indica que los glaciares pueden crecer y encoger más rápido de lo que los expertos consideraban hasta ahora. Si esto se verifica, explica Science, puede cambiar el debate acerca de la dinámica de las glaciaciones.

Durante el último ciclo glacial, el nivel del mar cayó unos 130 metros en el tiempo transcurrido entre el último intervalo templado -hace 125.000 años- y el último máximo glacial -hace unos 20.000 años-. En ese período de tiempo, el nivel de mar fue disminuyendo pero no de forma uniforme, sino con subidas y bajadas, en un proceso que no se comprende del todo bien. Ahora Dorale y sus colegas afirman que el ciclo glacial de 100.000 años generalmente aceptado puede no ser aplicable en absoluto a los glaciares mismos, sino sólo a los niveles de dióxido de carbono y de metano así como a las temperaturas.

“A lo largo de la costa de Mallorca existen cuevas que son extraordinarios lugares para estudiar los cambios del nivel del mar en el pasado”, escriben los científicos. Ellos han tomado muestras de las formaciones geológicas en cinco cuevas diferentes en las costas meridional y oriental de esa isla. Las formaciones que han analizado han estado intermitentemente sumergidas en el mar o emergidas durante miles de años. Forman parte del equipo de investigación Joaquin Ginés y Angel Ginés, de la Universidad de las Islas Baleares.

Anuncios