Manuscritos y libros de Galileo salen por primera vez de Italia


El Pais

  • El Museo Nacional de Ciencia y Tecnología exhibe en Madrid un tesoro documental de la Accademia dei Lincei con motivo del Año Internacional de la Astronomía
Texto de la abjuración que Galileo pronunció en el convento dominicano de Santa Maria Sopra Minerva el 22 de junio de 1633. / ACCADEMIA DEI LINCEI

Texto de la abjuración que Galileo pronunció en el convento dominicano de Santa Maria Sopra Minerva el 22 de junio de 1633. / ACCADEMIA DEI LINCEI

Un notable tesoro de manuscritos y libros relacionados con Galileo y su época han salido por primera vez de Italia para recalar en Madrid. La nueva exposición del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Instituto Italiano de Cultura estará en la sede madrileña del museo (Estación de Delicias) hasta el 13 de diciembre y luego se trasladará a Valencia, Pamplona y A Coruña, por este orden.

Galileo y la astronomía. Hablarán de ti siempre las estrellas es una exposición promovida por la Accademia dei Lincei, la primera asociación científica de que se tiene noticia, con motivo del Año Internacional de la Astronomía. Ha sido expuesta este año en la biblioteca de la propia academia, fundada en Roma en 1603 por Federico Cesi (que tenía entonces 18 años) y cuyo sexto miembro fue Galileo Galilei.

Es la muestra de objetos más importante que se hace con motivo del año internacional, explica Ramón Nuñez, director del Muncyt. La conmemoración mantiene su vigencia en 2010, ya que además del cuarto centenario de las primeras observaciones de Galileo con telescopio, se cumplen 400 años del descubrimiento de los satélites de Júpiter y de la publicación del Sidereus Nuncius, en el que Galileo anunció al mundo sus descubrimientos, presente en la exposición en una edición princeps.

En la parte de la exposición dedicada a la invención del telescopio y las primeras observaciones de los cielos realizadas con él, destacan un manuscrito del matemático Giambattista della Porta y otro de Johannes Faber (el que bautizó el microscopio con este nombre). En una carta autógrafa de Galileo a Cesi de 1624, que acompañaba el envío de un “occhialino per vedere da vicino le cose mínime”, que luego sería designado microscopio por Faber y el mismo Cesi, Galileo escribe sus primeras observaciones con este instrumento: “Io ho contemplato moltissimi anialucci con infinita ammirazione: tra i quali la pulce è orribilissima, la zanzara e la tignola son bellisimi”.

También destaca la extensa carta de Galileo a Cristina de Lorena, Gran Duquesa de Toscana, en la cual le expone cómo deben interpretarse las sagradas escrituras a la luz de los nuevos descubrimientos (1615).

Finalmente un importante documento manuscrito contemporáneo contiene el texto de la abjuración de Galileo en 1633, tras ser procesado y condenado por herejía por su defensa del hecho de que la Tierra gira alrededor del Sol, un ataque al aristotelismo y la astronomía ptolemaica vigentes entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s