Cassini arroja luz sobre los ‘criovolcanes’


EFE – El Mundo

ERUPCIONES DE UNA SUSTANCIA HELADA

Las ‘erupciones’ estaría formadas de agua virtualmente congelada, amoníaco y metano

Las aproximaciones de la sonda Cassini a la luna Titán han reforzado la teoría de que ese cuerpo que gira en torno a Saturno contiene volcanes que lanzan a su atmósfera un líquido gélido en vez de lava ardiente.

Esos criovolcanes son los elementos más misteriosos del sistema solar“, señaló Rosaly Lopez, investigadora del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA), durante la reunión de la Unión Geofísica de EEUU en San Francisco, California. “Si el Vesubio hubiese sido un criovolcán, su lava habría congelado a los residentes de Pompeya”, explicó Lopez, al aludir a la erupción que sepultó a esa ciudad italiana bajo una capa de ceniza en el año 79. Según la teoría, en vez de roca fundida, los criovolcanes de Titán lanzan al espacio agua virtualmente congelada, amoníaco y metano. Según los científicos, las aproximaciones de Cassini han recogido información que sugiere su existencia, y como prueba ofrecen imágenes de brumas que cubren áreas formadas por un flujo de líquido sobre la superficie.

“Los datos de Cassini han planteado la posibilidad de que la superficie de Titán esté en actividad“, indicó Jonathan Lunine, científico de Casi del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona en declaraciones recogidas por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.

Esos cambios fueron detectados por el Espectrómetro Infrarrojo de Cassini que reflejan cambios en el reflejo de la luz procedente de Titán. “Existe la idea de que existe amoníaco bajo la superficie de Titán“, manifestó Robert Nelson, científico de JPL y miembro del equipo encargado de las operaciones del espectrómetro. “El hecho de que lo hayamos visto aparecer cuando brilla la superficie sugiere que hay material que surge desde el interior hasta la superficie”, añadió.

Pero la existencia de volcanes gélidos no es un hecho y otros científicos indican que la evolución de Titán podría ser similar a la de Calisto, otra de las lunas de Saturno. “Como Calisto, es posible que Titán se haya formado como un cuerpo relativamente frío que ha sufrido un calentamiento suficiente como para dar origen a una actividad volcánica”, indicó Jeffrey Moore, geólogo de la NASA.

“El flujo que vemos en su superficie podrían ser escombros de hielo lubricados por lluvia de metanos y arrastrados por las laderas”, añadió.

Los científicos esperan recibir más información sobre esos presuntos críovolcanes cuando la sonda realice su próxima aproximación a unos 970 kilómetros de la superficie de Titán a fines de este mes. Cassini es un proyecto conjunto de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial de Italia.

Descubren que algunos meteoritos caídos en 2007 proceden de un cometa extinto hace miles de años


EFE – ADN

  • Las “bolas de fuego” alcanzaron nuestro planeta a una velocidad de 81.00 kilómetros por hora, y la más brillante, casi tan luminosa como la Luna llena, se desintegró sobre la Isla Cristina, Huelva

rusos_et2Un equipo de investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto que algunas rocas que chocan contra la Tierra, las más grandes con una masa entre uno y diez kilogramos, proceden de un cometa extinto hace miles de años, según informó hoy la entidad en un comunicado.

El estudio, que se publicará en el próximo número de Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (MNRAS), analiza un grupo de fragmentos, procedentes de un cometa, fueron visibles en agosto de 2007 en toda España.

Así, los fragmentos más grandes produjeron bolas de fuego que fueron registradas por las cámaras de la Red Española de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos, ubicadas por la Península, y su detección ha permitido determinar con precisión sus trayectorias en la atmósfera y sus órbitas, que demuestran su origen en el Sistema Solar.

Además, estos alcanzaron la Tierra a una velocidad de 81.00 kilómetros por hora, y el más brillante de ellos, casi tan luminoso como la Luna llena, se desintegró a 72 kilómetros de altura de la superficie terrestre sobre Isla Cristina (Huelva), localidad que ha dado nombre al bólido.

“Lo más sorprendente es que las órbitas de estos fragmentos están claramente asociadas a un conjunto de asteroides próximos a la Tierra que, en realidad, son fragmentos de un cometa extinto. Esto resulta fascinante porque generalmente se piensa que los cometas se desintegran por completo dejando sólo pequeñas partículas formando enjambres”, señala uno de los científicos del CSIC y autor del estudio, Josep Maria Trigo.

Bolas de fuego

Según los expertos, existen tres asteroides, catalogados como 2008ED69, 2004LA12 y 2001MG1, cuyas órbitas no son sólo similares en la actualidad, sino que su evolución bajo las perturbaciones gravitatorias de los planetas señala una”clara asociación” con estos fragmentos.

En este sentido, los resultados del estudio revelan que hay una conexión química entre los asteroides y los fragmentos. Los investigadores obtuvieron el espectro de emisión de uno de los bólidos, en concreto sobre el que se registró sobre la localidad onubense de Lucena del Puerto, con una luminosidad próxima a la de la Luna. Su composición química resultó ser similar a los meteoritos llamados condritas, que incluyen a los objetos más primitivos del Sistema Solar.