EFE -ADN

Cuatro pequeños huevos del animal fueron descubiertos por conservacionistas en el Parque Natural de Karori cerca de la capital, Wellington

Un grupo de científicos de Nueva Zelanda anunció hoy el hallazgo, por primera vez en 200 años, de un nido de tuatara, un pequeño reptil exclusivo de este país y considerado como un “fósil viviente”.

Cuatro pequeños huevos del animal fueron descubiertos por conservacionistas en el Parque Natural de Karori cerca de la capital, Wellington, informó la televisión estatal.

“Encontramos el nido por casualidad”, comentó el biólogo Rouen Epson, quien explicó que probablemente haya más huevos porque cada nido suele contener al menos diez.

La tuatara, cuyo nombre científico es sphenodon punctatus, es un reptil de unos 60 centímetros de largo que puede vivir más de cien años y cuyo aspecto recuerda al de un dinosaurio, por lo que el animal es calificado en ocasiones de “fósil viviente”.

En peligro de extinción, sólo se halla en el grupo de islas de Moutohora, en el norte de Nueva Zelanda, y se considera un milagro que haya podido subsistir durante millones de años sin apenas evolucionar, según los expertos.

Anuncios