La última década ha sido la más calurosa de los últimos 1.300 años


CET – El Mundo

  • INVESTIGACIÓN DE CUATRO UNIVERSIDADES DE EEUU
  • Si se considerasen los anillos de los árboles, el tiempo aumentaría a 1.700 años

1220291621_g_0MADRID.- Una reciente investigación climática ha concluido que los últimos 10 años han sido los más calurosos que ha habido en los últimos 1.300 años, en el Hemisferio Norte.

La edad de la conclusión se eleva a 1.700 años si se consideran las investigaciones llevadas a cabo con los anillos de los árboles, un sistema de análisis con el que algunos científicos discrepan para este tipo de estudios.

La investigación, desarrollada por el Centro de las Ciencias de Sistemas de la Tierra del Estado de Penn (EEUU), se publica hoy en la edición electrónica de la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS).

“Como hay quienes consideran que los datos que aportan los anillos de los árboles son inaceptables, hemos decidido no tenerlos en consideración y basarnos en los resultados de los demás análisis. Estos señalan con una precisión mucho más sofisticada y hasta ahora desconocida la temperatura que hubo en plazos muy largos de tiempo”, ha declarado Michael Mann, profesor adjunto de Meteorología y Geociencias del centro.

Las conclusiones del estudio son menos precisas en el Hemisferio Sur, porque los datos disponibles son más escasos que en el norte.

El equipo investigador ha estado formado por expertos de cuatro universidades y centros de EEUU, y se formó a instancias del Consejo de Investigación Nacional, que sugirió la necesidad de revisar la temperatura terrestre de los últimos 2.000 años, sin considerar los anillos de los árboles.

Las conclusiones actuales, realizadas con técnicas que hace una década no existían, coinciden con una anterior investigación del equipo de Mann de finales de los 90. En aquel estudio sí se tuvo en cuenta los análisis de los anillos de crecimiento de los árboles.

Al haber sido cuestionada la investigación por algunos científicos, que consideran que los anillos inducen a confusión, puesto que cuando se estrechan los anillos puede deberse a otras cuestiones que no tengan que ver con la temperatura, Mann y sus colegas han realizado el nuevo estudio sin árboles. Pero han llegado a los mismos resultados.

La investigación multidisciplinar ha sido apoyada por la Fundación Nacional de la Ciencia, el Ministerio de Energía y la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA).

Descubren en el sur de Francia el fósil intacto del cráneo de un mamut de estepa


Agencias – El Mundo

  • SE ESTIMA QUE DATA DE HACE 400.000 AÑOS

1220350529_0MADRID.- Los paleontólogos Frederic Lacombat y Dick Mol del Museo de Historia Natural de Rotterdam en Holanda, han encontrado el singular cráneo fosilizado de un mamut de estepa, desenterrado en la región de Auvergne, al sur de Francia.

El cráneo pertenece a un mamut macho de estepa (‘Mammuthus trogontherii’) de unos 3.7 metros de alto que vivió hace aproximadamente unos 400.000 años, en el Pleistoceno medio. Los investigadores estiman que el animal tenía unos 35 años al morir.

En el pasado se han encontrado muchas piezas aisladas de las dentaduras de los mamuts de estepa, pero sólo existen ejemplares contados de sus esqueletos. De estos casos, rara vez el cráneo es encontrado en buen estado.

Así, el fósil, que se encuentra en un “muy buen estado de preservación”, puede convertirse en una pieza clave para el estudio de la evolución de estos animales.

El estudio del mamut de estepa es de vital importancia para entender la evolución de la especie. Éstos representan la fase de transición entre las especies antiguas, conocidas como mamuts del sur (‘Mammuthus meridionalis’), y los más recientes y conocidos mamuts lanudos (‘Mammuthus primigenius’), los que convivieron y fueron cazados por el hombre prehistórico. Sobre la etapa intermedia es muy poco lo que hasta ahora conocen los científicos.

El ‘eslabón perdido’

“Este espécimen tiene una gran importancia ya que es muy poco lo que conocemos sobre los mamuts en el Pleistoceno medio”, explicó Mol a la BBC. “Entre el mamut del sur y el mamut lanudo tenemos un ‘eslabón perdido’ en lo que se refiere a la evolución de este animal”, añadió.

El mamut del sur parece haber vivido en un ambiente de sabana, y se alimentaba de árboles y arbustos. Sin embargo, el estudio de los dientes molares de mamuts de estepa y mamuts lanudos encontrados en el pasado, revelan que estos animales también se alimentaron de pasto.

Lo anterior puede deberse, según afirman los científicos, a un proceso de adaptación a los cambios de clima. A medida que las condiciones se hicieron más frías y secas en el Pleistoceno y la sabana desaparecía, la estepa herbosa fue tomando su lugar. El mamut tuvo entonces que adaptar su dieta a los cambios.

El equipo de investigadores planea levantar el cráneo del suelo y transportarlo en un camión al Museo Crozatier ubicado en Le Puy-en-Velay.

Una expedición alcanza lugares intactos en el cañón más profundo del mundo


EFE – ADN

Situado en Perú, y con 3.400 metros de fondo, los exploradores han encontrado restos arqueológicos que sugieren una ocupación humana desde tiempos remotos

actualidad080902.jpgEl interior de la Cruz del Cóndor, el inaccesible corazón del peruano cañón del Colca, ha sido explorado por primera vez por un grupo internacional de científicos y aventureros que hoy presentó en Lima un avance de su hazaña.

Detrás el nombre “Colca Cóndor 2008” se encuentra un grupo de polacos, peruanos y estadounidenses que durante nueve días ha recorrido los 20 kilómetros más angostos del cañón más profundo del mundo (3.400 metros), descubriendo secretos como tumbas intactas y recogiendo datos científicos que permitirán conocer el origen del cañón.

El río, compañero traidor

Esta “expedición de alto riesgo”, como la calificó su líder, el polaco Jerzy Majcherczyk -al que todos llaman Yarek-, ha exigido a los aventureros escalar, dormir en cuevas e, incluso, nadar en las heladas aguas del río Colca.

“Hay momentos en el camino que el río desaparece para reaparecer más adelante, tres veces más grande”, narró.

Armados con arneses, cascos y trajes especiales para las bajas temperaturas, el grupo, que incluía expertos escaladores como el peruano Carlos Zárate, descubridor de la popular momia Juanita, empleó dos días en salir del cañón, una vez alcanzado el punto final del recorrido.

Habitado hace centenares de años

Aparte del importante trabajo de exploración, lo que más ha sorprendido a la expedición han sido los restos arqueológicos encontrados: un complejo de tumbas excavadas en la pared del cañón, aparentemente pertenecientes a la nobleza, aunque aún es pronto para asegurar a qué cultura pertenecen.

“Están en muy buen estado porque son muy inaccesibles”, explicó Yarek, que declinó anunciar el lugar exacto donde se encuentran por miedo a que los huaqueros (ladrones de tumbas) intenten llegar al lugar.

Nuevo descubrimiento

Yarek es un viejo conocido de los habitantes del Colca ya que fue él, junto a otro grupo de aventureros, quien realizó la primera expedición a la zona hace ya 27 años, abriendo al mundo el que hoy día es el segundo atractivo turístico del país andino.

Majcherczyk recordó cómo realizaron aquella otra expedición casi sin medios, comiendo lo que los barcos polacos atracados en Lima les donaron y durmiendo en iglesias de la sierra peruana ya que, bromeó, para algo eran “hermanos del Papa (Juan Pablo II)”.

“Mucha gente nos decía que no había Colca, que había un diablo arriba, pero tuvimos suerte porque fuimos de los primeros”, añadió. De aquel valle en el que, según rememoró el explorador polaco, “no había electricidad y la policía en vez de jeep tenía mulas”, poco queda.