EFE – ADN

  • Las dataciones de un cementerio en la provincia de Matanzas retrasan en unos 1.000 años la edad que se le suponía a la presencia humana en la mayor de las Antillas

3615286556_0625f6612f_b

Estudios arqueológicos en un cementerio prehispánico de la provincia cubana de Matanzas confirmaron la presencia de asentamientos humanos en la isla hace 7.000 años, un hallazgo que extiende, en más de un milenio, la historia aborigen de Cuba, según informa hoy la prensa oficial.

Hasta ahora el la prueba más antigua de asentamientos humanos en la isla de Cuba era de aproximadamente 6.000 años, conforme a los restos encontrados en el área de Levisa, en la provincia oriental de Holguín.

Investigadores del Museo Antropológico Montané de la Universidad de La Habana, en colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México, realizaron pruebas de carbono 14 en los restos encontrados en la localidad occidental de Canímar Abajo, cuyos resultados ubican el sitio arqueológico como el más antiguo de Cuba y, probablemente, de las Antillas Mayores

Asentamiento más antiguo

Las evidencias encontradas sustentan que la producción de alimentos fue una actividad “nada despreciable” en la vida de esa población aborigen, “más allá de la recolección de moluscos y vegetales, la pesca y la caza de pequeños mamíferos”, según Rodríguez.

Resaltó que los antiguos pobladores de la zona “explotaban la flora y debieron emplear uno o varios sistemas para el cultivo de plantas, probablemente mediante el desarrollo de pequeños huertos y parcelas”, lo que en su opinión marca “un hito” en el estudio de estas comunidades.

El sitio arqueológico de Canímar Abajo está considerado como uno de los cementerios prehispánicos más grandes de la isla, con más de 100 esqueletos localizados, y su descubrimiento tuvo lugar de forma casual en 1984, cuando un grupo de trabajadores abrió un hoyo para incinerar basura y encontró restos humanos.

Anuncios