EFE – ADN

  • La exposición reúne más de 300 piezas cedidas por museos arqueológicos de toda España
1217344391_019829_fotonoticia_grande_0

Vista general de la neocueva de la exposición permanente del nuevo museo y centro de investigación de Altamira.

(EFE) – El Museo de Altamira acogerá hasta marzo una muestra de los descubrimientos arqueológicos realizados en España durante el último siglo, que reconstruye el Pleistoceno Medio (hace entre 400.000 y 100.000 años), sus paisajes, su fauna y sus grupos humanos: los heidelberg y los neandertales.

La exposición lleva como título Esperando el diluvio: Ambrona y Torralba hace 400.000 años; Cantabria hace 200.000 años y, según sus promotores, “abre una ventana” al mundo del Paleolítico Inferior en el norte de la Península Ibérica y de los primeros habitantes que poblaron los páramos meseteños y la costa cantábrica.

La exposición reúne más de 300 piezas cedidos por los museos Arqueológico Nacional, Nacional de Ciencias Naturales y Cerralbo, Altamira, Museo Numantino en Soria, de Prehistoria y Arqueología de Cantabria, así como el Centro UCM/ISCIII sobre evolución y comportamientos humanos, en Madrid.

Talleres para familias

Además, el Museo de Altamira ofrecerá hasta el próximo mes de septiembre dos talleres específicos en torno a la temática de la exposición, tanto para familias con niños como para todos los públicos.

La muestra ha sido inaugurada hoy por el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, José Jiménez; y los directores del Museo de Altamira, José Antonio Lasheras y del Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, Enrique Baquedano, así como por los comisarios de la exposición.

De una forma dual y paralela, la muestra presenta el ambiente de los yacimientos meseteños, a través de los descubrimientos y materiales de Ambrona y Torralba (entre 400.000 y 300.000 años, en Soria) por un lado y, con un desarrollo museográfico análogo, el medio en el que se desarrollaron las primeras ocupaciones humanas de Cantabria.

De esta manera se presentan más de un siglo de investigación científica sobre los restos paleontológicos y humanos que han permitido reconstruir la imagen del primer poblamiento peninsular, muy anterior al mítico diluvio universal.

Así, se exhiben piezas originales encontradas en las excavaciones de los yacimientos de Torralba y Ambrona, realizadas entre 1909 y 1911, y que están consideradas las primeras del mundo realizadas al aire libre.

En especial, destacan los diversos restos de grandes elefantes primitivos descubiertos en estas localidades, además de mandíbulas y huesos de diversos animales consumidos por los primeros pobladores de una zona de charcas y humedales.

Herramientas de piedra

Respecto a la parte dedicada a las excavaciones en Cantabria, la muestra exhibe piezas relacionadas con los yacimientos de Altamira, La Verde (Camargo), El Castillo y Oyambre, entre otros, en especial ejemplos de herramientas de piedra realizados por los neandertales.

Junto a diversos elementos multimedia que muestran la vida en el Paleolítico Inferior cantábrico, la exposición también permite admirar reproducciones de algunos animales de aquella época, entre ellos un rinoceronte de bosque.

Tras la inauguración, José Jiménez ha asegurado que la muestra retrotrae al espectador a un tiempo “que permite comprender mejor la excepcionalidad de Altamira”, un Museo que el Ministerio pretende convertir “en algo vivo de gran nivel científico”·

Además, ha avanzado que Altamira será “una de las partes centrales” de la futura Red de Museos de España que pretende crear el Ministerio de Cultura, red que además servirá para coordinar actuaciones a nivel internacional entre diversos centros de exposiciones de temáticas similares.

Anuncios