EFE – El Mundo

  • La última vez que la Sábana Santa se expuso al público fue en el 2000, con motivo del Año Santo jubilar

_sabanasantaabiertajorgemiret_b548a4a8.jpg

El Papa Benedicto XVI ha autorizado hoy que la Sábana Santa, el sudario en el que según la tradición cristiana fue envuelto el cuerpo de Cristo, sea de nuevo expuesta al público en la primavera de 2010. La última vez en ser mostrada fue en 2000, con motivo del Año Santo jubilar. En 1998 también se expuso y el papa Juan Pablo II acudió a Turín para venerarla.

Benedicto XVI ha hecho el anuncio durante una audiencia con un grupo de peregrinos de Turín (norte de Italia), en cuya catedral se custodia la reliquia. El Obispo de Roma ha dicho a los fieles presentes en la audiencia que la exposición de la Sábana Santa será una ocasión “más que propicia para contemplar ese misterioso rostro, que silenciosamente habla al corazón de los hombres invitándoles a reconocerse en el rostro de Dios”. Además, ha agregado: “Si el Señor me da la vida y salud espero ir yo también” a Turín.

La Sindone (del griego “sindon”, mortaja), como es conocida también, está considerada una de las reliquias más famosas y discutidas de la Cristiandad. Mide 4,39 metros de larga y 1,15 de ancha. De ella se tiene noticia desde 1353, cuando una tela de lino que supuestamente sirvió de mortaja a Cristo apareció en Lirey

(Francia), llevada, presumiblemente, por los cruzados que estuvieron en Tierra Santa. Un siglo después llegó a manos de los duques de Saboya, que la custodiaron en Chambery. En 1532 resultó dañada por un incendio y en 1694 fue trasladada a la capilla del Duomo -la catedral- de Turín.

Las pruebas para demostrar si de verdad envolvió el cuerpo de Cristo comenzaron en 1898, después de que un fotógrafo turinés hiciera una foto al lienzo y en el momento del revelado se diera cuenta de que las imágenes negativas representan el cuerpo y la cara de un hombre crucificado según contaban los Evangelios.

En 1989 fue sometida a la prueba del carbono 14 en tres laboratorios de Suiza, Estados Unidos y Reino Unido, que establecieron que era un tejido de entre 1260 y 1390. Destacados expertos criticaron la prueba, al considerar que estaba mal hecha.

En abril de 1997 un incendió arrasó la capilla Guarini del Duomo de Turín, donde se guarda el lienzo en la catedral piamontesa, pero la reliquia fue rescatada sin que sufriera daños.

Anuncios