CET – El Mundo

  •  PROPUESTO POR LA EMPRESA DE PEDRO DUQUE
  • Un consorcio estadounidense se lleva el primer premio
  • Las agencias espaciales decidirán cuál es más viable

1204113916_0.jpg

MADRID.- La compañía española Deimos-Space ha sido galardonada con un segundo premio en el concurso mundial ‘Apophis Mission Desing’, convocado por la Sociedad Planetaria con la finalidad de diseñar una misión para determinar si el asteroide ‘Apophis’ colisionará con la Tierra en 2036 y, llegado el caso, evitar la amenaza.

El proyecto de los españoles, que se ha desarrollado en colaboración con EADS Astrium Alemania y las universidades de Stuttgart y Pisa, será estudiado por la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), al igual que los diseños que se han llevado el primer y el tercer peremio.

Así lo ha explicado el director general de Deimos Space, Miguel Belló, quien recordó que España ha competido con 25 países, de los que Estados Unidos, Rusia, Alemania, Italia, India y Reino Unido son las naciones que han presentado mayor número de proyectos. En total, se inscribieron más de 100 equipos de los seis continentes.

Finalmente, un consorcio norteamericano se ha llevado el primer premio, aunque serán las agencias espaciales las que decidan cuál de los tres proyectos seleccionados es el más viable.

La misión española consiste en una nave espacial que orbitaría alrededor del ‘Apophis’.

Deimos es una compañía aeroespacial con sede en Madrid en la que también trabaja el astronauta español Pedro Duque, como director general de Deimos-Imaging. La sonda del poryecto español se enviaría en 2013 hacia el asteroide, que es el objeto conocido con más probabilidades de chocar con la Tierra.

En 2014, la misión alcanzaría su destino y podría determinar si el ‘Apophis’ va a colisionar con nuestro planeta en 2036, algo que los cálculos actuales no descartan totalmente y que tendría unos efectos similares a una explosión nuclear.

Desde la Tierra obtenemos con cierto error los cálculos porque los medimos a través de telescopios a cientos de millones de kilómetros, pero con una sonda el envío de las señales obtendría una precisión de metros”, explicó Belló.

El primer premio se ha llevado 25.000 dólares de la Sociedad Planetaria, una organización dedicada a fomentar la exploración espacial y que fue fundada por Carl Sagan en 1980. El equipo español ha obtenido 10.000 dólares y el tercero, 5.000.

Un inconveniente que tendrá que afrontar el proyecto español, llamado ‘A-TRAC’ es que resultaría más caro -387 millones de dólares- que el primer galardonado, el estadounidense ‘FORESITE’, cuyo presupuesto es de 137 millones de dólares.

‘Apophis’ es un objeto cercano a la Tierra (NEO) de unos 300 metros y descubierto en 2004, que en el año 2029 se acercará excepcionalmente a la Tierra, lo que hará que sufra una perturbación gravitacional en su órbita. En el año 2036, volverá a pasar junto a nosotros y tiene se estima que tiene una pequeña posibilidad de golpearnos.

De confirmarse este extremo, aún habría tiempo de enviar una misión espacial para desviar el objeto. Tal es el objetivo del proyecto ‘Don Quijote’, en el que la empresa española trabaja junto con la ESA.