EFE – El Mundo

  • VISADOS PARA LA LIBERTAD
  • La exposición se podrá ver en Madrid del 31 de enero al 24 de febrero, de 9 a 21 horas
  • El lugar será la zona de facturación de la estación de Metro de Nuevos Ministerios

1327597355_0MADRID.- La Subsecretaria de Asuntos Exteriores, María Jesús Figa, ha sido la encargada de inaugurar una muestra elementalmente audiovisual con la que “se quiere recordar a los diplomáticos españoles en su labor humanitaria y arriesgada”, para que “los hechos del pasado permitan la comprensión del presente y sirvan para preparar el futuro”, palabras con las que ha iniciado la visita.

‘Visados para la libertad. Diplomáticos españoles ante el Holocausto’, refleja la historia de unos hombres que “denunciaron la persecución racial ante su propio Gobierno, intercedieron por las víctimas ante las autoridades alemanas y los Gobiernos colaboracionistas de los países ocupados y presionaron para hacer valer la protección consular española a favor de los judíos sefardíes”, reza un texto recogido de la exposición.

Ángel Sanz Briz, Bernardo Rolland de Miota o José Rojas Moreno, entre otros, son protagonistas de un trabajo realizado con “documentos originales”, como ha asegurado la historiadora Yéssica San Román.

A su vez, ha explicado la esencia de la muestra: “lo importante es cómo intentan hacer lo posible por llamar la atención de Madrid”, refiriéndose a las numerosas cartas que los diplomáticos mandaban denunciando la situación y pidiendo flexibilidad en las normas para expedir visados y conceder cartas de protección:

“Me atrevo a solicitar de esa superioridad tenga bien concederme una cierta elasticidad en la que se refiere a la concesión de visados de los pasaportes de israelitas de no importa qué nacionalidad y condición”

Este fragmento, de una de las cartas que mandó Julio Palencia, ministro de Legación en Sofía en 1944, quedó en el olvido junto a otras que incluso se acompañaban de minuciosos gráficos de las instalaciones en las que intentaban sobrevivir los judíos.

Durante el recorrido por la zona de facturación de Nuevos Ministerios, se puede ver un fragmento documental que incluye el encuentro entre los dictadores español y alemán. A continuación, un pasillo de lonas dibuja las formas de los soldados germanos, con un sonido de marcha militar de fondo que sumerge al visitante en plena guerra.

Además, se es testigo del Holocausto a través de una película de 55 minutos de duración, con el testimonio de aquellos que lo sufrieron y que no lo han podido olvidar. “Es inevitable no implicarse emocionalmente. Algunos compañeros salían con lágrimas en los ojos”, explica la organizadora, recordando las entrevistas que se realizaron para la investigación.

A la presentación ha acudido la hija de Ángel Briz, al que considera el Oskar Schindler español y que salvó a más de 5.000 judíos de la ‘Solución final’ nazi. “Al principio lo ignoraron, luego utilizaron lo que había hecho“, recuerda Paloma, haciendo mención a la política que hizo el régimen franquista una vez acabada la guerra, exhibiendo la labor de sus diplomáticos como si hubiera sido respondida a un mandato oficial.

El escenario, un lugar transitado como lo es una estación de metro, denota además el simbolismo de las víctimas, que eran hacinadas en trenes y transportadas a los campos de trabajo. Así, Metro de Madrid y Casa Sefarad-Israel se hacen eco de la humanidad que los diplomáticos españoles demostraron en contra del Gobierno, arriesgando sus vidas y usando las pocas armas que tenían para conseguir salvar 60.000 de aquellas vidas condenadas a las cámaras de gas.

Anuncios