EFE – El Mundo

EMPEZARÁ A OFRECER VIAJES EN 2009

  • Los vuelos durarán dos horas e incluyen cuatro minutos y medio de ingravidez
  • Cerca de 200 personas de 30 países ya han reservado una plaza
  • El billete cuesta 200.000 euros, pero podría abaratarse en el futuro

080123-mother-spaceship2-02.jpg

NUEVA YORK.- Virgin Galactic ha presentado en Nueva York la maqueta de la aeronave en la que ofrecerá dentro de un año y medio viajes espaciales de cerca de dos horas, incluidos cinco minutos de ingravidez, aunque de momento aún está en construcción.

El multimillonario Richard Branson y los responsables de Virgin Galactic detallaron anoche, en una presentación en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, que los primeros vuelos de prueba se iniciarán el próximo verano (en el hemisferio norte).

Si todo va bien, los primeros viajes comerciales se podría ofrecer doce meses más tarde, es decir, a partir del verano de 2009.

Se cree que cerca de 200 personas de 30 países ya han adelantado parte de los 200.000 dólares que cuesta el vuelo, entre ellos el científico Stephen Hawking, con lo que Virgin Galactic ya tendría un depósito de más de 30 millones de dólares.

Está previsto que los vuelos duren cerca de dos horas y que incluyan unos cuatro minutos y medio de ingravidez, según detalló hoy el presidente de Virgin Galactic, Will Whitehorn.

La nave espacial, de la que según sus promotores ya se ha completado el 60% de la construcción, tendrá cerca de 18 metros y alcanzará una altitud cercana a los 110 kilómetros, para lo que antes tendrá que ser lanzado desde una nave nodriza, llamada ‘White Knight Two’ (Caballero Blanco Dos).

Una vez que esa última alcance los 15 kilómetros de altura, la nave espacial será liberada y se encenderán sus proyectiles, lo que acelerará a la aeronave a una velocidad cercana a los 4.000 kilómetros por hora, hasta que llegue a los cien kilómetros sobre el nivel del mar, lo que convertirá técnicamente a sus pasajeros en astronautas.

El presidente de Virgin Galactic y el dueño de su matriz, Virgin Group, el multimillonario británico Richard Branson, así como el diseñador aeroespacial Burt Rutan desvelaron en Nueva York las primeras maquetas a escala del vehículo espacial en cuestión, bautizado como ‘SpaceShipTwo’.

Precios más baratos

“Sobrecogedoramente bella”, según Branson, la aeronave se está construyendo en el desierto de Mojave, California, y permitirá, en palabras de su impulsor, “que miles de personas sientan la experiencia de un viaje espacial”.

“Aunque el dólar ya no vale tanto, los 200.000 dólares siguen siendo caros para la mayoría de la gente”, reconoció Branson, quien espera que tras cinco años de operaciones los precios bajen drásticamente.

En el museo neoyorquino también se mostraron hoy maquetas de ‘White Knight Two’, de cuatro motores, del que ya está construido el 70% y que ayudará al lanzamiento de la aeronave espacial, llevándola bajo su ala de 42 metros, para luego soltarla y que ésta sea capaz de llegar técnicamente al espacio, a unos cien kilómetros de la Tierra.

A la presentación asistieron varios de los futuros pasajeros que ya han adelantado su depósito para reservarse una plaza en ese curioso viaje turístico, que partirá desde una pista que se construirá ex profeso en Nuevo México.

Su diseñador reconoció durante la presentación que el proyecto tiene sus riesgos (el pasado julio murieron tres trabajadores en la planta de California), pero apuntó que la nave será al menos tan segura como lo eran los primeros aeroplanos y los vuelos cientos de veces más seguros que los de financiación pública.

Además, Branson, que ya ganó un premio de 10 millones de dólares con la primera versión de la aeronave, por ser la primera construida con fondos privados en viajar dos veces al espacio en quince días, aseguró que en uno de los primeros vuelos había reservado plazas para sus ya mayores padres.

Virgin Galactic es una de las diferentes empresas que compiten en la carrera espacial comercial, aunque de momento la vencedora es Space Adventures, que en 2001 llevó al empresario estadounidense Dennis Tito en la nave rusa Soyuz hasta la Estación Espacial Internacional por 20 millones de dólares, y desde entonces ha facilitado el viaje de otros cuatro pasajeros.