EFE – ADN

  • La sonda Messenger de la NASA se convertirá este lunes en el primer navío espacial que realiza una visita de exploración al planeta Mercurio en casi 33 años, informó hoy la agencia espacial estadounidense.

Sonda_Messenger_1

A partir del lunes y tras un sinuoso viaje de más de tres años por el sistema solar, Messenger (Mercury Surface, Space Environment, Geochemistry and Ranging), comenzará a transmitir imágenes e información que responderán viejos interrogantes sobre el sistema solar, según esperan los científicos.

Esta será la primera de tres aproximaciones de la sonda al pequeño planeta, durante las cuales llegará a estar a unos 200 kilómetros de su agreste superficie cubierta de cráteres y de rocas, dijo la agencia espacial de EE.UU. en un comunicado.

Una vez concluidas esas tres aproximaciones, Messenger entrará en una órbita permanente en torno al planeta más cercano al sol.

1.200 fotos del planeta 

Pero antes de eso, durante las maniobras de aproximación, sus cámaras y avanzados instrumentos recogerán un gran cúmulo de información y más de 1.200 imágenes en primer plano del planeta.

Serán las primeras observaciones directas del misterioso planeta desde que la sonda Mariner 10 de la NASA realizó una tercera y última aproximación el 16 de marzo de 1975, en la que solo pudo transmitir información acerca de un hemisferio del planeta.

“Esta es la primera parte de la exploración científica y la expectativa aumenta cada día”, señaló Alan Stern, uno de los directores de la misión en Washington.

“¿Qué verá Messenger? El lunes lo sabremos”, agregó.

“Las imágenes tendrán varios filtros en colores distintos, de manera que comenzaremos a tener una idea acerca de la composición de su superficie”, señaló.

La cuenca “Caloris” 

Uno de los puntos de mayor interés para los científicos es la cuenca “Caloris”, un cráter de unos 1.300 kilómetros de diámetro creado por el impacto de un meteorito, según creen los científicos.

En su exploración de Mercurio, la sonda proporcionará a los científicos mediciones sobre la composición mineral y química de la superficie del planeta.

También sus instrumentos estudiarán el campo magnético y mejorarán los datos proporcionados por la sonda Mariner 10 hace más de 30 años.

Esta última información será clave para comprender la estructura interna del planeta, especialmente el tamaño de su núcleo, indicó el comunicado de la NASA.

Para llegar a este punto cercano a Mercurio, la sonda lanzada el 3 de agosto de 2004 habrá recorrido 7.900 millones de kilómetros en una trayectoria que incluirá 15 giros en torno al sol, una aproximación a la Tierra, dos a Venus y las tres alrededor de Mercurio.

Anuncios