EFE – El Mundo

  • ANUNCIADO EN EL DIARIO ‘L’OSSERVATORE ROMANO’
  • Si se confirma su autenticidad sería el último diseño conocido en la vida del artista
  • Podría haber sido utilizado para indicar a los obreros cómo construir la cúpula
1196973852_g_0

Imagen del boceto. (Foto: EFE)

CIUDAD DEL VATICANO.- La Fábrica de San Pedro, el organismo vaticano encargado del mantenimiento de la Basílica, ha encontrado entre sus documentos un boceto inédito de Miguel Ángel sobre la construcción de la cúpula del templo que data de 1563, un año antes de la muerte del genial artista.El hallazgo ha sido anunciado por el vespertino del Vaticano, ‘L’Osservatore Romano’, y será presentado en una rueda de prensa el próximo domingo.

El boceto, que si se confirma su autenticidad se convertiría en el último diseño conocido en la vida de Miguel Ángel, representa algunos detalles arquitectónicos sobre los pilares del tambor de la cúpula de San Pedro.

Según el diario, los expertos consultados no tienen dudas de que la “seguridad del trazo” y “la mano experta” que muestra el boceto son atribuibles a Miguel Angel. El dibujo está trazado en un trocito de papel con tiza de color rojo y se observan también las cifras 6, 9 y 3.

Según el diario, podría ser uno de los bocetos realizados por el artista para dar indicaciones a los obreros que trabajaban en la realización de la cúpula.

El apunte de Miguel Angel fue hecho en la primavera de 1563 cuando, explica ‘L’Osservatore’, algunos bloques de mármol de travertino llegados a las obras de San Pedro desde la localidad romana de Fiano fueron considerados no aptos para ser esculpidos.

El folio ha sido uno de los pocos sobre la construcción de la basílica vaticana que no destruyó el propio Miguel Ángel y que fue utilizado después de su muerte para continuar con las obras de la cúpula.

Miguel Ángel Buonarrotti se hizo con la dirección de la construcción de San Pedro en 1547, cuando tenía 72 años, pero en 1564 moría dejando incompleto su proyecto de gran cúpula, que acabaron Giacomo della Porta y Domenico Fontana en 1590.

Anuncios