Un atlas de la crueldad nazi


Lunes 12/11/07 20:12 La Razon – Aitor Lagnas

  • Comienza en Berlín la construcción de un museo en el solar que acogió la sede de la Gestapo
  • Pocas calles europeas reúnen más evidencias de la crueldad del siglo XX que la berlinesa Niederkirchnerstrasse.

eur72160.gif

Berlín-Los edificios que la jalonan constituyen auténticas piezas parlantes de la historia, voces de un ayer no tan pretérito que susurran al paseante lo temible que pudo ser atravesar sus aceras hace unas décadas. Especialmente si, entre 1933 y 1945, uno era conducido al portal número 8. Sólo unos meses después del ascenso de Adolf Hitler al poder, en mayo de 1933 la autoridades decidieron ocupar el palacete de la entonces Prinz-Albrecht-Strasse 8 para establecer en él la sede de la policía secreta del Estado. Este cuerpo, recién creado por el régimen nazi, adquiriría inmediatamente fama de sádico y brutal. La simple mención de su acrónimo en alemán bastaba para infundir el terror entre los opositores al nazismo: Gestapo.

El lugar fue escogido por su cercanía al barrio gubernamental de Berlín. De hecho, justo en la acera de enfrente se levantó por orden del mariscal Hermann Goering una inmensa mole de aspecto cuartelero que acogería el Ministerio del Aire del III Reich; en la actualidad, un ejército de funcionarios lo ocupan, transformado en Ministerio de Finanzas. El edificio de la Nueva Cancillería, pergeñado por el arquitecto oficial, Albert Speer, y supervisado por el propio Hitler, quedaba igualmente a unos pocos metros de distancia.

Desde el número 8, que se fundió más tarde con el 9 en un complejo compartido por Gestapo y SS –cuerpo paramilitar del Partido Nazi–, se tomaron algunas de las decisiones más inhumanas de aquel catastrófico periodo. Asesinos como Heinrich Himmler, Reinhard Heydrich o Ernst Karltenbrunner se sentaban en sus despachos mientras deliberaban sobre cómo aniquilar la disidencia interna, cómo «germanizar» los territorios conquistados en Polonia y la Unión Soviética o cómo ejecutar el asesinato masivo de los prisioneros rusos. Su repugnante culmen lo alcanzaron con la planificación de la Conferencia del Wansee, gestada en este edificio, por la que la dictadura hitleriana asumía la genocida tarea de masacrar a los judíos de Europa. El Holocausto nació en la Prinz-Albrecht-Strasse.

Los bajos del inmueble sirvieron además como centro de detenciones y tortura de los «enemigos del Reich»: comunistas, socialdemócratas, sindicalistas, judíos, católicos conservadores, pacifistas, homosexuales, vagabundos, mi-nusválidos o enfermos mentales… «No existen datos, pero nuestros cálculos indican que unas 15.000 personas pudieron ser interrogados y atormentados en los sótanos», revela uno de los colaboradores de la fundación «Topografía del Terror».

Con ese nombre se conoce ahora el terreno que ocupa el número 8 de la Niederkirchnerstrasse y que alberga una completa exposición gratuita sobre la abominación nazi. Tras la guerra, el edificio quedó reducido a cenizas. La caprichosa división de la ciudad quiso además que el Muro de Berlín atravesara la calle. Hoy en día, uno de sus últimos tramos aún en pie se erige justo encima de las baldosas que revestían las celdas subterráneas de la Gestapo: seis décadas de historia, del III Reich a la Guerra Fría, se muestran desnudas en toda su crudeza. Su medio millón de visitantes anuales lo convierten en uno de los monumentos más buscados por los turistas de la capital germana.

Veinte millones de euros

Desde hace unos días, el suelo se mueve en el número 8. El gobierno federal y el Ayuntamiento de Berlín se repartirán los 20 millones de euros que costará la urbanización del solar y la construcción de un centro de documentación de líneas sencillas y limpias. «El proyecto presentado por la arquitecto Ursula Wilms consolida una unidad con el terreno. No había motivos para erigir un gran edificio que desviara la atención del verdadero protagonista, que ha de ser el sitio», afirma a LA RAZÓN Andreas Nachama, director de la fundación. En el horizonte espera el 8 de mayo de 2010, 65 aniversario del final de la II Guerra Mundial en Europa, como ansiada fecha de inauguración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s