El Mundo

  • LA CIA DESVELA UNO DE SUS AVIONES ESPÍA
  • El aparato, diseñado por Lockheed, batió récords de velocidad y altitud en los años 60
  • En la actualidad ‘sobreviven’ sólo nueve de los 15 que se construyeron originalmente

a12_avionespia.jpg

MADRID | LANGLEY (EEUU) .- Volaba más rápido que ningún otro avión espía del momento y también más alto. Tan alto que desde su cabina podía verse la curvatura de la tierra, todo un adelanto tecnológico para su época. Así era el A-12, considerado ‘supersecreto’ durante décadas y desvelado este miércoles por la CIA en una ceremonia en su honor.

“Era un avión bonito”, dijo el coronel retirado Ken Collins, una de las seis únicas personas que tuvieron el privilegio de pilotar un A-12.

Collins estuvo entre los numerosos veteranos que acudieron a la sede de la agencia de espionaje estadounidense en Langley (Virginia) para rememorar el aparato que destrozó récords de velocidad y altitud en los años 60, en el marco del programa secreto ‘Oxcart’.

Los A-12 ascendían hasta los 90.000 pies o 27.400 metros de altura y eran capaces de superar los 3.500 kilómetros por hora —más de 3,2 veces la velocidad del sonido—, lo que les permitía atravesar el antiguo Vietnam del Norte en sólo 12 minutos.

‘Dejaba sin aliento’

Las temperaturas podían alcanzar los 360 grados en el morro del aparato, según el coronel Collins. Además, las ondas de choque originadas al superar la barrera del sonido eran en ocasiones tan violentas que provocaban fuertes virajes e incluso pérdidas de sustentación.

El propio Collins, que llevó a cabo seis misiones aéreas en Vietnam del Norte, relató cómo una vez se vio obligado a lanzarse en paracaídas de un A-12 sobre el estado de Utah por culpa de un error informático. Pese a todo, insistió en que “era un avión estupendo para aterrizar y, técnicamente, una fantasía para volar”.

El director de la CIA y general de la Fuerza Aérea, Michael Hayden , describió el avión ‘supersecreto’ como “una maravilla de la ingeniería aeronática” que ” dejaba literalmente sin aliento a quienes lo veían volar por primera vez “.

Diseñados por la compañía Lockheed para suceder a los ilustres U-2, los A-12 iniciaron sus operaciones en 1965 y fueron retirados en 1968. En la actualidad ‘sobreviven’ sólo nueve de los 15 aparatos que se construyeron. El resto se perdieron en accidentes y dos de sus pilotos fallecieron.