El misterioso cráter de Perú


Martes 18/09/07 23:43 EFE- El Mundo

TIENE 30 METROS DE DIÁMETRO

LIMA .- Tiene un diámetro de 30 metros y seis de profundidad, pero todavía no está claro el origen del enorme cráter que se formó durante la noche del sábado al domingo en la región peruana de Puno, cerca de la frontera con Bolivia.

El cráter se encuentra situado en una zona deshabitada del pueblo de Carancas, en la provincia de Chucuito, a unos 1.300 kilómetros al sur de Lima. A favor de la hipótesis del origen aéreo están los testimonios de los habitantes , que dicen haber visto un objeto luminoso que caía del cielo. Luego oyeron un enorme estruendo y, poco después, el objeto ardía y se estrellaba.

El relato podría corresponder a la caída de un meteorito, pero también a la de un artilugio aéreo o espacial. Por si fuera poco, los científicos llegados al lugar barajan además la posibilidad de que el cráter haya sido causado por una erupción volcánica .

Uno de los aspectos más intrigantes es que algunas personas presentan cefaleas, vómitos y diarreas , que son síntomas propios de quienes han recibido alguna radiación. Pero ni los meteoritos ni las rocas ígneas son radiactivos.

Como explicó Modesto Montoya, miembro de la Academia Nacional de Ciencias, “ninguno de los numerosos meteoritos que caen en Perú y hacen perforaciones de tamaños variados son perjudiciales para las personas, salvo que caigan en una casa”. El pasado junio, otro supuesto meteorito cayó en el cerro Mascapampa, en la provincia de Arequipa, sur del país, generando alarma entre la población.

La Universidad de Yale devolverá a Perú piezas del Machu Picchu


Martes 18/09/2007 15:27 CET-El Mundo

LLEVA CON ELLAS 90 AÑOS

univ-yaleLIMA .- La universidad estadounidense de Yale ha anunciado que devolverá a Perú piezas arqueológicas de la ciudadela inca de Machu Picchu que se quedó hace 90 años aprovechando un préstamo. Así, ha reconocido a Perú como dueño de la colección.

Perú reclamaba a Yale la devolución de más de 4.000 piezas de cerámica, piedra y fragmentos óseos que prestó a la universidad estadounidense en 1916 por un periodo de 18 meses.

Machu Picchu significa “montaña mayor” . Se sitúa a una altura de 2.350 metros por encima del nivel del mar y fue construido por los incas en el siglo XV. Se trata de una ciudadela y un santuario de rango superior en el que se guardaba la momia del fundador del imperio inca, Pachacútec. Es un conjunto de palacios y templos, algunos de los cuales estaban recubiertos con oro, que llegó a albergar hasta 750 personas.

En lo alto del área urbana se sitúa la llamada intihuatana, una columna de piedra que muestra exactamente cuando se producen los equinoccios. Los expertos opinan que fue desocupada en el año 1540 con la llegada de los españoles . El 24 de julio de 1911 fue descubierta por el explorador americano Hiram Bingham . Se encuentra a unos 1.100 kilómetros al sureste de Lima.

El sábado, el ministro de Vivienda y representante de Perú ante Yale, Hernán Garrido Lecca, había dicho que la universidad reconoció a Perú como el dueño de la colección .

“Nosotros buscamos crear un nuevo modelo para resolver un conflicto de intereses en una propiedad cultural” , dijo el presidente de Yale, Richard C. Levin, en un comunicado. Según el acuerdo, Yale y Perú realizaran una gira internacional para exhibir unas 350 piezas de la colección y construir un nuevo museo en la zona, donde serán ubicadas las piezas que serán devueltas a Perú a fines del 2009.

A Yale se le garantizó el acceso a gran parte de las piezas de la colección para investigación y muchas piezas continuarán en manos de la universidad para su cuidado y mantenimiento.

Perú ha sufrido durante años el saqueo de su patrimonio cultural, que incluye valiosas joyas en metales preciosos pertenecientes a sus culturas nativas, además de diversas obras de arte de los periodos colonial y republicano de su historia. Por eso, Perú, Egipto o Grecia son países que han emprendido demandas para recuperar sus tesoros ancestrales.

En septiembre del año pasado, la policía britanica entregó a las autoridades culturales del país andino un tocado peruano de oro de al menos 1.300 años de antigüedad, tras ser localizado en una oficina en Londres.